Cómo Aumentar tus Ganancias Ofreciendo Tratamientos de la Piel

Comparte este contenido...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cómo Aumentar tus Ganancias Ofreciendo Tratamientos de la Piel
5 (100%) 3 votes

Los tratamientos de la piel son una excelente forma de aumentar tus ingresos debido a que prácticamente todas tus pacientes necesitan de alguno.

El tema está en saber ofrecérselos; tentar a las que acuden a tu gabinete por un tratamiento reductor (por ejemplo) para que se hagan ambos. De más esta decir que no estarías vendiendo algo que no necesita, sino incentivando a tus pacientes a que se ocupen de su piel antes de que sea muy tarde.

La mayoría de las personas se acuerda de su piel cuando el daño es muy severo. Poca importancia le dan a esas manchitas que apenas se notan, la sequedad que se va con alguna cremita, las venitas que han empezado a aparecer pero se tapan con maquillaje… etc.

eBook

Todos estos problemas, y más, se acrecientan con el paso del tiempo y la falta de cuidados necesarios. No solo con tratamientos de la piel adecuados, sino también con los productos de uso domiciliario indicados para cada caso en particular.

Veamos cuáles tratamientos de la piel son más rentables para tu negocio y les van bien a casi todas.

Tratamientos de la piel

Limpieza de cutis:

tratamientos para la piel

Este es el paso previo de todo tratamiento facial. Está destinado a quitar los restos de maquillaje, sebo y suciedad, a la vez que durante la sesión se extraen los comedones y quistes millium.

Posteriormente a la limpieza es conveniente realizar un drenaje linfático facial para ayudar a que la piel elimine las toxinas, y aplicar una masacrilla descongestiva para bajar la inflamación generada por las extracciones.

Para culminar es necesario aplicar productos indicados para cada caso, si se trata de piel seca, grasa, mixta, sensible, etc.

Microdermoabrasión con puntas de diamante:

punta diamante

Para mantener la piel joven, suave y libre de impurezas.

Remueve las capas superficiales de piel y va atenuando las líneas más finas. Ayuda a su renovación, mejora la oxigenación y facilita el paso de nutrientes de los cosméticos.

Después de la sesión la piel se siente y se ve más suave y uniforme. Las arrugas, líneas de expresión y poros dilatados son menos visibles.

Es ideal para realizar antes de una extracción de barritos y milliums ya que facilita su remoción exitosa.

La microdermoabrasión debe efectuarse una vez cada 10 a 15 días, y se requiere un promedio de 6 sesiones (aunque esto es relativo).

También es empleado como paso previo a otros tratamientos cosmetológicos o estéticos ya que ayuda a la penetración de los principios activos de los productos aplicados.

Tratamiento facial con IPL:

luz pulsada intensa

La luz pulsada intensa sirve para corregir infinidad de alteraciones de la piel mediante la emisión de pulsos de un haz de luz policromático muy potente. Dependiendo del tipo de afección, es el haz de luz seleccionado.

Sirve para:

  • Manchas.
  • Rojeces.
  • Arrugas.
  • Poros dilatados.
  • Rosácea.
  • Telangiectasias.
  • Derrames.
  • Acné.
  • Rejuvenecimiento facial.

Radiofrecuencia tripolar o multipolar:

radiofrecuencia

Ideal para eliminar la flacidez y tensar el tejido. Ayuda en casos de pieles maduras con arrugas notorias o con mucho daño por exceso solar, no así en pieles de mujeres jóvenes que presentan los primeros signos de envejecimiento.

Actúa a diferentes niveles de profundidad del tejido generando calor intenso y controlado para mejorar la circulación local, promover el drenaje de toxinas y estimular la generación de nuevo colágeno y elastina.

Los equipos multipolares tienen la ventaja de actuar simultáneamente en la capa superficial y profunda de la piel, por lo que los resultados son notorios tanto a corto como a largo plazo.

Electroporación:

También conocida como mesoterapia virtual. Emite corrientes de baja intensidad para aumentar la permeabilidad del tejido, permitiendo que los principios activos de los productos penetren con mayor facilidad.

En los casos de tratamientos faciales, los resultados son prácticamente instantáneos, y van mejorando pasadas unas 24 horas.

Se emplea para el relleno de arrugas, atenuado de bolsas y ojeras, reafirmación de la piel y rejuvenecimiento facial ya que otorga tono y luminosidad.

Láser CO2:

Mejora notablemente las marcas y cicatrices, emite minúsculos haces de luz que penetran en la piel y crean microlesiones en el tejido para estimular la cicatrización y por ende la formación de nuevo colágeno.

Se puede emplear para tratamientos faciales, incluso en el contorno de la boca, ojos y párpados, también en cuello, escote y dorso de las manos.

Indicado para:

  • Arrugas.
  • Marcas y cicatrices.
  • Rejuvenecimiento facial.
  • Rejuvenecimiento del escote.
  • Rejuvenecimiento de manos.

Peelings con ácidos:

Dependiendo de las necesidades y características de tu paciente, el peeling puede ser superficial, medio o profundo.

Esta exfoliación química se enfoca en conseguir cambios en la textura de la piel borrar manchas, minimizar cicatrices, quitar arrugas, disminuir poros dilatados, rejuvenecer el rostro, etc.

También es muy efectivo para minimizar la secreción sebácea, esencial para tratar los brotes de acné.

La elección del ácido depende del tipo de piel, problema a tratar, tolerancia del paciente y época del año (recordemos que algunos ácidos son fotosensibilizantes).

peeling químico

Existen diversos tipos de ácidos para peeling, y su elección depende del PH y la concentración en la que se los requiera:

  • Ácido Láctico: derivado de la leche, es hidratante y renovador. Muy empleado para quitar manchas y en algunos casos de acné.
  • Ácido Glicólico: proviene de la caña de azúcar. Penetra mucho en la piel y es bastante irritante, está indicado para tratar manchas, envejecimiento facial y casos de acné no inflamatorio.
  • Ácido Salicílico: proviene de las hojas del sauce. Penetra mucho en la piel, es antiséptico por lo que resulta muy apropiado para tratar el acné.
  • Ácido Mandélico: se extrae de las almendras, no es tan irritante como el glicólico por lo que puede usarse en pieles más sensibles. Sirve para quitar manchas y para combatir el acné.
  • Ácido Retinoico: es el más empleado para tratar manchas solares intensas y rejuvenecimiento facial. Estimula la formación de colágeno y reduce poros dilatados, también es efectivo en casos de acné no inflamatorio.
  • Ácido Tricloroacético: genera una importante coagulación proteica y síntesis de nuevo colágeno. Es muy irritante por lo que se lo emplea solo en casos de marcas muy profundas y pieles realmente fotoenvejecidas. No es apropiado para pieles oscuras.

Como ves los tratamientos de la piel que puedes ofrecer en tu gabinete son muy variados, lo que te abre un abanico de posibilidades increíble. La clave está en saber venderlos a la paciente indicada.

Recuerda además que no todo debe reducirse a rostro, cuello y escote, hay zonas olvidadas que también reflejan el paso del tiempo como son las manos. Ten presente esto a la hora de ofertar tratamientos de la piel, muchas veces es bueno comenzar con un rejuvenecimiento de manos para demostrarle a tu clienta lo que puedes hacer por su piel.

 

¿Quieres aumentar las ventas en tu gabinete de estética? Aquí te decimos cómo hacerlo (EBOOK DESCARGABLE)

Técnica en Estética, Cosmiatría y Cosmetología de la Universidad J.F. Kennedy (Argentina).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *