Cómo Moldear el Cuerpo de tus Pacientes

Comparte este contenido...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cómo Moldear el Cuerpo de tus Pacientes
5 (100%) 5 votes

La mayoría de las consultas en el gabinete de estética son sobre el moldeo de cuerpo, y esto se debe a que un gran número de mujeres tiene que lidiar con lipodistrofias que alteran su silueta de forma poco favorecedora.

En un artículo anterior vimos en detalle el tejido subcutáneo, las diferentes clases de adiposidad localizada, celulitis, etc. y brevemente con qué herramientas podemos hacer frente a estas patologías.

Hoy nos abocaremos en las herramientas con las que contamos para eliminar la adiposidad localizada y celulitis, mejorando notablemente el contorno corporal de las pacientes.

eBook

Recuerda que para lidiar con este problema es necesario un abordaje holístico. De nada sirve utilizar los métodos más efectivos y novedosos si tu paciente no se cuida en la alimentación y tiene una actividad física deficiente o incorrecta.

Para conseguir un moldeo de cuerpo exitoso se debe implementar una combinación de  herramientas adecuadas en cada caso, y a su vez la paciente tiene que cambiar sus hábitos alimenticios y deportivos, como también realizar cuidados domiciliarios (productos tópicos lipoliticos, elasto compresión, etc)

moldear el cuerpo

Herramientas para erradicar las lipodistrofias y realizar moldeo de cuerpo

Masajes reductores

Para ello no necesitas más que tus manos y un aceite vehicular. Las maniobras son intensas y dolorosas ya que se busca romper el panículo adiposo para favorecer la lipolisis.

El resultado de los masajes no es tan rápido como con la aparatología, por lo que para acelerar  el proceso es necesario un trabajo combinado con otras técnicas estéticas como puede ser la crioterapia.

He aquí un video donde puedes ver el trabajo de los masajes reductores:

Ultracavitación

Mediante ultrasonidos de alta frecuencia emite ondas de choque que al ingresar a un medio líquido, crean burbujas que se movilizan hacia el tejido adiposo donde implosionan.

Como consecuencia se transforma esta energía hidrodinámica en energía térmica, aumentando la temperatura de la zona y estimulando el metabolismo celular junto con la circulación sanguínea.

Como resultado de la presión de las microburbujas y la engería térmica intratisular, se rajan las membranas de las células grasas liberando su contenido.

Posteriormente el sistema linfático elimina los ácidos grasos mediante heces y orina.

Es imprescindible que la paciente lleve una dieta baja en grasas y beba abundantes líquidos antes y después de cada sesión, así como también que realice actividad física inmediatamente al salir del gabinete.

Criolipólisis

Es un tratamiento estético que emplea frío controlado para causar la deseada lipolisis. Uno de los equipos más en auge del momento es el CoolSculpting.

Este aparato destruye las células grasas sin generar lesiones tisulares ni dérmicas, como sucede con la liposucción médica.

El frío intenso causa la muerte programa de los adipocitos (apoteosis), que posteriormente son expulsados por el organismo a través del proceso metabólico, de la misma manera que sucede cuando se hace dieta.

Es el tratamiento indicado para los pacientes que necesitan un moldeo de cuerpo y tienen poca cantidad de adiposidad localizada o bien, que no quieren someterse a una intervención quirúrgica.

El procedimiento es bastante sencillo, mediante un aplicador con presión de vacío se toma la porción de tejido que es necesario tratar para someterlo a enfriamiento intenso.

Las sesiones pueden durar de 30 minutos a tres horas, dependiendo de las zonas que sea necesario tratar.

Con criolipólisis se puede trabajar la adiposidad localizada del abdomen, flancos, piernas, pantalón de montar, brazos y espalda.

Cabe destacar que con este tratamiento los resultados recién comienzan a verse pasados unos 2 a 3 meses de las sesiones, porque las células grasas mueren y son reabsorbidas de forma paulatina por el organismo.

Ondas de choque

Son ondas acústicas cortas pero de alta intensidad que tienen la capacidad de generar una presión positiva y después una negativa sobre los tejidos para causar un efecto de tracción.

Las ondas de choque radiales generan efectos biológicos, físicos, químicos y celulares en el tejido. Principalmente estimulan la formación de nuevo colágeno para combatir la flacidez y reparar los tejidos, pero cuando se las combina con criolipólisis, ultracavitación o lipolaser son capaces de aumentar el poder lipolítico de dichos tratamientos, a la vez que tensan la piel y remodelan el contorno.

Se requieren de 3 a 6 sesiones semanales o quincenales para obtener los resultados deseados.

HIFU

El Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU – High Intensity Focused Ultrasound), es un novedoso tratamiento estético para el rejuvenecimiento cutáneo y moldeo corporal.

Consiste básicamente en la aplicación de ultrasonidos focalizados de alta intensidad para producir cambios en las células gracias al efecto termógeno sin causar lesiones al tejido circundante.

En los tratamientos reductores, mediante presión controlada y emisión de calor, actúa sobre las células grasas destruyéndolas mediante un efecto termo-mecánico. Los adipocitos no son capaces de resistir las vibraciones a altas temperaturas y se fragmentan con facilidad.

Los equipos de HIFU son capaces de erradicar la grasa que se encuentra hasta 1.5 cm por debajo de la dermis.

El HIFU sirve para:

  • Minimizar y eliminar arrugas de contorno de ojos, boca y frente.
  • Mejorar la elasticidad de la piel.
  • Redefinir el óvalo facial.
  • Eliminar flacidez facial y corporal.
  • Mejorar e incluso erradicar la piel de naranja.
  • Modelar el cuerpo reduciendo adiposidad localizada.
  • Rejuvenecimiento cutáneo.

Las sesiones duran entre 50 a 60 minutos, y los resultados son visibles a partir de la primera sesión: menor hinchazón, sensación de ligereza, reducción de la celulitis, reducción del contorno corporal.

Electroporación

La electroporación transdérmica, también conocida como mesoterapia virtual o sin agujas, es una alternativa a la mesoterapia convencional pero sin llegar a ser invasiva.

Básicamente consiste en la introducción de principios activos en el tejido mediante pulsos pilosos eléctricos de alto voltaje que abren los poros de la bicapa lipídica de la membrana celular, y crean canales en los espacios intercelulares.

Por tanto, permite introducir activos vía transcelular e intercelular, a través de la epidermis y por vías transfolicular y transudorípara. Cabe destacar que dichos cambios son transitorios, después de un breve lapso la piel recupera su estado inicial.

Mediante este tratamiento podemos introducir principios activos específicos, ya sean lipolíticos, anticelulíticos, tensores, etc. Es importante emplear productos electroporados, de lo contrario no serán capaces de ingresar al tejido.

Mediante la aplicación de electroporación se pueden penetrar micro y macromoléculas, incluso ácido hialurónico (mide 800.000 Dalton) o colágeno (500.000 Dalton).

Se la puede emplear sola como también combinada con otros tratamientos dependiendo del problema a tratar. Actualmente es muy usada en sinergia con fototerapia para aumentar el efecto de ambas técnicas.

Se recomienda electroporación para:

  • Realizar un rejuvenecimiento facial.
  • Minimizar las líneas de expresión.
  • Combatir la flacidez corporal o facial.
  • Eliminar la celulitis.
  • Moldeo de cuerpo.
  • Eliminar adiposidad localizada.

Modelar el cuerpo de tus pacientes es posible, ya que tienes muchísimas herramientas que emplear en forma aislada como en sinergia. Lo esencial es aplicar el recurso adecuado para cada paciente, ya que lo que le es efectivo a una, no necesariamente lo es con la otra.

Técnica en Estética, Cosmiatría y Cosmetología de la Universidad J.F. Kennedy (Argentina).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *