Guía de Fotodepilación: Cómo Ofrecer Tratamientos Seguros y Eficaces

Comparte este contenido...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Guía de Fotodepilación: Cómo Ofrecer Tratamientos Seguros y Eficaces
5 (100%) 3 votes

En la medida que pasa el tiempo, aparecen más técnicas y procedimientos estéticos en beneficio de preservar la belleza y la salud de las personas que los requieren.

Una de los procedimientos más solicitados en las estéticas es la depilación, pues los pacientes buscan una técnica definitiva y que no causen lesiones .

La fotodepilación es una de estas técnicas innovadora utilizadas en la actualidad por sus excelentes beneficios para el que se lo aplica. Esta puede ser usada tanto en hombres, como en mujeres y utiliza dos tipos de procedimientos:  la  Luz Pulsada Intensa (IPL) y el Láser, los cuales trabajan sobre el folículo del vello.

eBook

Principios de la fotodepilación

La fotodepilación es una técnica estética utilizada eliminar definitivamente el vello en las diferentes zonas del cuerpo.

Este avance tecnológico utiliza la luz como medio para depilar. Esta se desprende del equipo y se pone en contacto con la melanina del folículo piloso calentándola, destruyendo el vello sin causar ningún tipo de daños en la piel.

Inicialmente, debe estudiarse el tejido que se tratará. Seguidamente, se rasurará el vello que se encuentre en la zona y se recurrirá a la colocación de un gel para enfriar la piel y aplicar, posteriormente, los haces de luz de manera ordenada.  

Cabe destacar que este tratamiento no es apto para las personas que se encuentren recientemente bronceadas, ya que pueden producirse quemaduras

Tipos de fotodepilación

Esta técnica se puede llevar a cabo de 2 maneras. En ambas, es la luz para realizar la depilación. Sin embargo, cada una tiene su particularidad:

  • Luz Pulsada Intensa (IPL): Esta técnica se caracteriza por emitir un haz de luz de varios colores que se mueve en diferentes direcciones.

Con este aparato, se pueden tratar diferentes tipos de vello de forma progresiva, desde el más claro has el más oscuro. Cabe destacar que necesita de un tiempo prudente para observar resultados definitivos.

  • Laser: El procedimiento es similar al IPL. Con este, se busca evitar que el vello salga nuevamente en la piel. Para ello, es necesario enviar pequeños flashes de luz que incidan directamente sobre el pelo.

IPL vs Láser

Con cualquiera de los dos procedimientos, se pueden obtener resultados efectivos. Ninguno es invasivos, ni produce algún tipo de dolor.

Si tu vello es oscuro, debes recurrir al láser. Si por el contrario tienes vellos claros, el IPL  será tu mejor opción.

A pesar de ser menos intenso, el IPL es un poco más efectivo, ya que permite llegar un poco más lejos que el láser en la depilación. Este último no es tan versátil, pero sí tiene mayor precisión y se encarga únicamente de irradiar en la zona a tratar.

En ambos casos, los efectos secundarios son mínimos y solo pueden aparecer irritaciones y enrojecimientos de la piel. Aun así, la realización errónea de dichos procedimientos puede traer consecuencias mayores, como ciertas quemaduras.  

Sesiones y tiempo de duración

Es de suma importancia respetar los intervalos de tiempo entre una sesión y otra, puesto que esto aumentará los beneficios que se alcancen con el mismo.

Antes de someterte al tratamiento, tu esteticista o médico especialista en el área te hará a una serie de exámenes para determinar el número de sesiones que requieres y los tiempos en que estas deben cumplirse. De esta manera, también se determinará cuál es la tecnología que se adapta mejor a tu vello.

Para la zona facial de la mujer, deben realizarse sesiones cada cinco semanas y, posteriormente, cada seis. La evolución de la paciente es lo que indicará si se debe seguir o no con el tratamiento. En otras partes del cuerpo, como las piernas, debe realizarse una sesión cada dos meses o dos meses y medio.

En el caso de los hombres, pueden hacerse sesiones cada tres o cuatro meses si se trata de una depilación en la zona corporal, mientras que las del rostro pueden llevarse a cabo cada dos semanas.

Como se mencionaba anteriormente, es importante respetar los tiempos y el número de sesiones previamente dictaminadas por el médico especialista. Así, se podrá contribuir a la desaparición total del vello en la piel, sin generar dolor, ni aplicar procedimientos invasivos.

Antes y después de la fotodepilación

Muchas personas suelen recurrir a la fotodepilación con el propósito de eliminar de raíz el vello de las piernas, el vello facial, la zona del bikini, en el caso de las mujeres, y espalda y pecho en el caso de los hombres.

En la mayoría de los casos, con estos tratamientos el vello desaparece casi por completo. Por ello, suelen acudir a estos procedimientos personas sufren problemas de hirsutismo o hipertricosis.

Antes de llevar a cabo la depilación definitiva, es importante evitar la exposición a los rayos solares. Si se trata de procesos en el rostro, no se debe asistir maquillado o con algún tipo de cremas a las sesiones.

Del mismo modo, es importante informar al especialista si se padece de algún tipo de enfermedad, si se está embarazada o en período de lactancia, así como si te encuentras consumiendo algún medicamento.

Antes y después de la fotodepilación

Tampoco se deben realizar depilaciones con pinzas, hojillas o cera antes de la sesión de fotodepilación.

Una vez aplicado el tratamiento, la zona a tratar estará libre de vellos. Es importante complementar este proceso con productos hechos a base de aloe vera para disminuir la hinchazón.

Recomendaciones para el cuidado de la piel después de la fotodepilación

Es importante tener claro que la fotodepilación es un procedimiento que no influye en las actividades de la vida cotidiana del paciente. Por esta razón, al cabo de unas horas de haberse aplicado, las personas pueden continuar realizando sus actividades regulares.

Una vez realizada esta técnica, la piel queda enrojecida, debido a que la fotodepilación produce leves quemaduras. En consecuencia, es importante hidratar la piel con productos naturales y cubos de hielo envueltos en un paño.

Así, el enrojecimiento en cuestión podrá ceder. Generalmente, desaparece luego de 24 horas.

A pesar de no generar dolor, es importante seguir ciertas indicaciones:

  • No exponerse a los rayos solares por al menos tres semanas.
  • Cumplir con los tiempos estipulados para las sesiones de tratamiento.
  • No colocarse ropa ajustada por al menos tres días.
  • Evitar el uso de productos a base de alcohol, ya que tienden a irritar la zona.
  • No bañarse con agua caliente, pues esto puede hacer que aumente el enrojecimiento de la piel.
  • Evitar rascarse o tocar la zona afectada.
  • Si se trata de una depilación facial, no debes maquillarte durante los siguientes tres días.

Aparatología de fotodepilación más recomendada

Láser de Diodo

Este aparato de fotodepilación láser cuenta con una luz de diodo, la cual es capaz de almacenar mejor la energía, a diferencia los equipos de luz pulsada. Este depilador es ideal para quienes tienen vellos castaños, oscuros o negros.

Con este aparato, el tratamiento es completamente indoloro, debido a que el cabezal que se encuentra en contacto con la piel permanece a una temperatura de -5 grados centígrados, que no produce ninguna sensación extrema.

Rio Lahc6

Esta depiladora es una de las más efectivas, ya que elimina el vello de cualquier parte del cuerpo desde la raíz y no necesita de geles o cremas especiales para hacerlo.

El aparato contiene una pantalla LCD que permite visualizar el procedimiento que se está llevando a cabo, al igual que el funcionamiento de la máquina. Asimismo, esta máquina no produce dolor.

Para ejecutar el procedimiento, la Rio Lacnh6 utiliza más de 800 nm de láser de diodo, pues de esta manera se evitan daños. Al realizar recurrentemente este proceso, pueden eliminarse los vellos casi por completo, en zonas difíciles de tratar con otros aparatos, como las axilas, el bikini y el rostro.

Láser Velform

Este es un aparato altamente efectivo para el uso doméstico, con el que se puede realizar un depilado minucioso, que deja excelentes resultados, pues trata cada uno de los vellos por separado, sin generar daño alguno, ni producir dolor, eliminando por completo el folículo del vello para que no vuelva a crecer.

Con esta máquina, es posible de tratar aproximadamente 75 vellos simultáneamente y se necesitan de diez sesiones para ver el resultado final. Entre cada una de ellas, debe dejarse un tiempo intermedio de cuatro semanas para que la piel pueda humectarse bien luego de cada sesión.

Para utilizar cualquiera de estas máquinas, es preciso asistir a su dermatólogo de confianza, pues solo él te dirá cual de estas máquinas se adecua mejor a tu tipo de piel y necesidades.

No dejes de leer:

Endermologie: Una Alternativa para Eliminar la Celulitis

Los Mejores Institutos para Tomar Cursos de Depilación

Beneficios del Rejuvenecimiento Facial con IPL

¿Depilación Láser o Depilación con Cera?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *