Lipolisis láser: Descubre Cómo Modelar Tu Figura Sin Cirugía

Lipolisis láser: Descubre Cómo Modelar Tu Figura Sin Cirugía
5 (100%) 3 votes

Son muchas las personas que se encuentran insatisfechas con su aspecto físico,  y cada día que pasa se sienten más motivadas a verse y  sentirse bien. Los avances tecnológicos en la medicina estética simplifican el proceso para  alcanzar la belleza y el rejuvenecimiento del cuerpo.

La lipolisis láser es uno de los avances tecnológicos  mínimamente invasivos que actúa a nivel corporal dando como resultado una figura esbelta. Lo ideal es conocer este procedimiento y ver los alcances o limitaciones que pudiera tener.

En el ámbito de la medicina estética, la lipolisis láser es una de las mejores técnicas para eliminar la grasa localizada y obtener las medidas corporales que tanto has deseado. Este procedimiento  se realiza de forma segura, rápida y sencilla.

¿Qué es la Lipolisis láser?

La lipolisis láser es un procedimiento utilizado en la medicina estética que se basa en la destrucción de la grasa localizada a través del láser. De esta manera se genera una reacción química en el interior del organismo que trae como consecuencia la absorción natural de la misma grasa.

¿En que consiste la lipolisis láser?

Este procedimiento consiste en la destrucción de las células grasas localizadas en áreas específicas del cuerpo con la finalidad de moldearlo.

Esto se lleva a cabo realizando una incisión pequeña, aproximadamente  del tamaño de un lápiz a través de la cual se introduce un láser que destruye la grasa y estimula la producción de colágeno, de esta manera la piel se contrae rápidamente.

Antes de iniciar con el procedimiento, se debe aplicar anestesia en la zona delimitada para luego hacer la remoción de la grasa. Para la extracción es posible que necesites una cánula succionadora y un tubo fino de 2mm aproximadamente.

Seguidamente, deben realizarse ajustes en las zonas donde se ejecutará el procedimiento, para ello se procederá a aspirar el tejido adiposo necesario hasta eliminar completamente la grasa destruida.

¿Cuánto puede durar la lipolisis láser ?

La duración de este procedimiento es de dos horas. A continuación, el paciente debe realizar alguna actividad  física por un mínimo de 10 minutos.

Esta última podrá variar de acuerdo a la cantidad de grasa extraída. Una vez culminado el procedimiento,  el paciente regresará a su casa con una faja compresiva por un periodo de 2 semanas.

Los pacientes logran su máxima satisfacción después de los tres meses, período que  tarda la piel en volver a su posición habitual por sí misma.

En este tratamiento estético no se realiza ningún corte de piel excedente. No obstante, debe ser moldeada a través de un rodillo para que vuelva a su posición habitual.

Lipolisis láser

¿Qué se obtiene con este procedimiento?

Este procedimiento permite  disminuir tallas rápidamente, de manera segura y sin complicaciones como las que pueden provocar otras técnicas.

Uno de sus principales beneficios es que mejora algunas aéreas con celulitis. Se puede realizar en aumento de volumen a nivel de la espalda, brazos, vientre, papada, pecho, muslos, cintura, cadera y rodillas.

Cabe destacar que durante el procedimiento, el paciente permanecerá despierto. El tiempo de exposición va depender del número de zonas a tratar y de la cantidad de tejido adiposo que tenga cada área, generalmente, este puede ser de 1 a 3 horas.

La recuperación luego de una lipolisis láser es de 3 a 4 días para incorporarse a sus actividades cotidianas, asimismo, se necesitan aproximadamente de dos semanas para restablecer la actividad física.

¿Cuáles son los beneficios?

lipolisis láser

La técnica denominada lipolisis láser es una alternativa para moldear el cuerpo de forma práctica, sencilla y segura.

Este procedimiento se encarga de eliminar la grasa localizada en ciertas aéreas del cuerpo, debido a que se encarga de derretirla y extraerla rápidamente sin efectos traumáticos al resto de tejidos cercanos a la zona de extracción.

A nivel corporal, existen otros procedimientos como la liposucción tradicional. En esta técnica se realiza una incisión de 1 cm que amerita puntos de sutura y en ocasiones deja cicatrices. El mecanismo de acción es arrancar el tejido adiposo a nivel subcutáneo.

Esto produce un fuerte dolor e inflamación producto del traumatismo ocasionado por el movimiento repetitivo de las cánulas durante el procedimiento.

Las diferencias y los beneficios obtenidos con la lipolisis láser son notorios.

Este procedimiento no es para nada traumático, puesto que su calor derrite el tejido adiposo, a continuación, el material líquido es eliminado fácilmente a través de cánulas succionadoras sin causar daño a los tejidos cercanos.

Lipolisis láser

Esto produce el mínimo dolor, inflamación y rápida inserción a sus actividades cotidianas.

La lipolisis láser es muy fácil de realizar por el cirujano, además de obtener una mejor definición corporal especialmente en abdomen y en las extremidades.

El calor emitido por el láser estimula la producción de colágeno altamente beneficioso en pacientes con estrías, flacidez y en aquellos donde se hayan realizado procedimientos previos de liposucción.

Ventajas de la lipolisis láser

Este procedimiento tiene como ventaja se realiza en áreas pequeñas, razón por la cual se puede llevar a cabo en el mismo consultorio con anestesia local. No obstante, podrán tratarse solamente dos zonas.

De necesitar la lipolisis láser en más de dos lugares del cuerpo, será necesario acudir al quirófano como medida de seguridad y bienestar. La recuperación posterior va depender del número de zonas tratadas y de cada paciente.

Con este tratamiento,  el tiempo de uso de fajas compresivas postoperatorias es mucho menor. Es más cómodo para el paciente, pues se les facilita su desenvolvimiento.

Esta técnica produce menos sangrado que la liposucción tradicional además debido al calor que genera el láser genera mejor retracción de la piel. La lipolisis láser es la mejor técnica utilizada actualmente, superando así las convencionales.

Riesgos de la lipolisis láser

En comparación con otras técnicas, esta tiene menos riesgos, aunque los mismos pueden presentarse según sea el caso, algunas complicaciones que pueden ocurrir luego de una lipolisis láser son las siguientes:

  • Aparición de procesos infecciosos en el área donde se realiza el procedimiento.

Esto se debe a que por medio de la piel se introducen cánulas para llegar al tejido adiposo. Por esta razón, se recomienda tomar precauciones para impedir la instalación de infecciones.

Estas medidas deben tomarse antes y después de realizar el procedimiento. Además se debe contar con personal profesional altamente capacitado y certificado en los sitios aptos para realizar el procedimiento.

  • Se puede presentar acumulación de líquidos debajo de la piel.

Luego del procedimiento pueden quedar restos de líquidos con partículas de grasa que se deben extraer del área, durante la realización del procedimiento, dicho liquido debe evacuarse a través de succión con cánulas.

  • La cicatrización lenta.

Este es otro de los riesgos que se puede presentar, ya que alargaría la recuperación del paciente, sobre todo en los que tengan lento su metabolismo. Esta también puede presentarse por una deficiencia en la alimentación, sobrepeso o alguna enfermedad asociada.

  • La fibrosis.

Es otro riesgo este ocurre por un aumento en la cicatrización. Algunos motivos de aparición se refieren a la mala técnica o el manejo inadecuado del postoperatorio. Esto puede traer como consecuencia la fibrosis debajo de la piel y la alteración del producto final de la cirugía.

lipolisis laser

Al mismo tiempo, puede dar origen a la realización de otros procedimientos quirúrgicos o el paciente tiende a sentirse insatisfecho con el procedimiento realizado.

En algunos casos, los resultados obtenidos no son los deseados. Para que esto no suceda, se debe contar con personal calificado como por ejemplo, médicos especializados conocedores de la materia.

El paciente debe estar apto para realizarse el procedimiento, por esta razón, es necesario que cumpla con los siguientes requisitos:

  • No tener sobrepeso.
  • No haber tenido embarazos, ya que su peso debe mantenerse estable en los últimos tiempos.
  • Gozar de excelente estado de salud y que la piel se encuentre apta para realizar el procedimiento.

Otros riesgos menos frecuentes que pueden presentarse son:

  • La aparición de hematomas.
  • La perforación de vísceras a nivel abdominal. No es común que se presente, pero en caso de que suceda puede ser muy grave.
  • La trombosis venosa profunda o trombo embolismo pulmonar. Es una complicación que rara vez suele ocurrir.

Debido a esto, es conveniente la atención de un médico, cirujano plástico o esteticista acreditado para certificar si el paciente está apto para el procedimiento.

lipolisis laser

Contraindicaciones de la lipolisis láser

En caso de presentar alguna de estas afecciones, acude con tu especialista para que recibas la asesoría necesaria para saber si es conveniente o no la realización de la técnica.

  • La obesidad es una limitante para llevar a cabo el procedimiento, pues el Lipolaser no se emplea para adelgazar, sino para combatir la grasa localizada.
  • Enfermedades de base como la diabetes, hipertensión arterial, insuficiencia renal y hepatopatías están contraindicadas para realizarse este tratamiento.
  • Problemas circulatorios.
  • Embarazo.
  • Presencia de implantes metálicos en el área donde se va realizar el procedimiento.
  • Personas con antecedentes de tumores o cáncer.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Para que se puedan ver los resultados,  deben realizarse unas 3 sesiones entre 2 o 3 veces por semana con una duración de 30 minutos por área; el tiempo total de una sesión varía entre 30 y 60 minutos. Es importante que la misma sea aplicada de cuatro a seis semanas.

Esto varía de acuerdo a la zona donde se realizó el tratamiento de la piel de cada paciente y la cantidad de grasa que posea, además del tipo de musculatura y ejercicio físico que realice.

En este sentido, los resultados aumentarán en la medida que se haga lo propio con el tratamiento. Luego de haberse concluido el ciclo, es necesario realizar mantenimiento cada mes.

Los resultados se comienzan a visualizar desde  la primera sesión pero la eficacia del tratamiento se va obtener a través del uso continuo de la técnica.

Existen casos donde se pueden eliminar de 3 a 8 centímetros de volumen y  son considerados exitosos.Si se realiza un tratamiento por alrededor de 4 semanas, se pueden eliminar de 6 a 8 centímetros a nivel abdominal.

Es importante mencionar que los resultados son obtenidos progresivamente y se van acumulando.

Antes y después de la lipolisis láser

lipolisis láser

A pesar de que muchas partes del cuerpo están expuestas al cúmulo de tejido adiposo, se evidencia deformidad, aumento de volumen y cambios en la laxitud de la piel.

En la mayoría de los casos, los pacientes se someten a regímenes estrictos de ejercicios sin lograr mejoría en estas zonas.

La lipolisis láser puede aplicarse en diversas zonas del cuerpo como: región abdominal, muslos, caderas, glúteos, brazos, rodillas, tobillos, espalda, papada y cuello.

Posterior a la realización del procedimiento se pueden ver  resultados de su efectividad, la totalidad de los cambios podrá observarse  alrededor de los 3 meses.

Desde el inicio se evidencia la disminución gradual del volumen en las zonas donde fue aplicada la lipolisis láser. También  se evidencia  la apariencia  delgada y estilizada de la silueta del paciente.

Es posible visualizar cómo la piel se adhiere al cuerpo sin la presencia de acúmulos de grasa y la disminución del número de talla permitiéndose  así el uso de ropa ceñida al cuerpo sin ninguna preocupación.

La visualización de un antes y un después luego de haberse practicado una lipolisis láser es notoria.

lipolisis laser

Tips y consejos para mejorar y mantener los resultados

Tanto mujeres como hombres, bien sea por verse bien o mejorar su estado de salud recurren a cualquier técnica que les recomienden sin siquiera preocuparse por las consecuencias que ésta pudiese tener.

Afortunadamente, en la actualidad, los riesgos se han minimizado con esta técnica. Como se mencionaba anteriormente, los resultados son inmediatos y si sigues los concejos lograrás mantenerlos en el tiempo.

Lo primero que debes hacer antes de someterte a esta técnica es acudir con un especialista conocedor de la técnica con el fin de que puedas recibir la orientación necesaria con respecto a los beneficios que traería este tratamiento para ti.

Después de haberlo aplicado, es importante  mantener lo alcanzado o inclusive mejorarlo, del mismo modo se debe tener en cuenta  si existe alguna enfermedad de base que pueda afectar el procedimiento realizado.

Si es así, debes acudir a tu médico y corregir lo que tenga que ver con esta patología para evitar recaídas.El siguiente paso es realizar los cambios en tus hábitos alimenticios y físicos entre los cuales podemos mencionar:

Comer de manera sana

Llevar a cabo una alimentación sin abusar de ninguno de los rubros, bajando el consumo de alimentos con elevadas calorías, aumentar la ingesta de frutas, verduras, proteínas y fibra.

Realizar ejercicio físico

Con el ejercicio se logra destruir la grasa del cuerpo localizada. De esta manera se evita su acumulación para no caer en un círculo vicioso.

Acelerar el metabolismo

Esto se logra ingiriendo 5 comidas al día  en pequeñas porciones, ya que la actividad del cuerpo no es la misma durante todas las horas del día. Es importante mantener el mejor estado de salud posterior a la lipolisis láser.

lipolisis laser

Se debe evitar caer en obesidad, pues además de provocar defectos estéticos y daña el moldeado del cuerpo se coloca en juego la salud del paciente.

Luego de este procedimiento es necesario mantener un equilibrio con el peso para garantizar la durabilidad en el tiempo. No es recomendable perder y ganar peso de manera constante, puesto que se pueden producir daños irreversibles en la piel.

La lipolisis láser es uno de los procedimientos más avanzados en la actualidad mínimamente invasiva  y  obteniendo  el moldeado corporal que desees  con el mínimo riesgo posible.

A través de él se llega a resultados asombrosos de manera rápida y  sencilla. Es el procedimiento menos cruento y riesgoso para el paciente.

Conoce más sobre este tema en:

5 Tratamientos Para Combatir la Adiposidad Localizada.

HIFU para rejuvenecimiento facial. 

5 tratamientos efectivos para eliminar la celulitis.

Los 6 mejores tratamientos faciales para quitar las arrugas.

Cómo combatir la grasa localizada con tratamientos estéticos.

Médico Cirujano, egresada de la Universidad del Zulia, Venezuela. Especialista en terapias complementarias, Medicina Ocupacional y Gerencia de Salud.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *