Radiofrecuencia para Combatir la Flacidez, Modelar el Cuerpo y Eliminar Arrugas

Radiofrecuencia para Combatir la Flacidez, Modelar el Cuerpo y Eliminar Arrugas
5 (100%) 1 vote

La radiofrecuencia es un tratamiento estético no invasivo que trabaja sobre la piel ofreciendo resultados notables desde la primera sesión.

Ayuda a conseguir una reducción volumétrica y reafirmante del tejido, por lo que es idónea para tratar casos de flacidez de variables causas así como también es una valiosa herramienta antiedad.

La radiofrecuencia tiene la ventaja de:

eBook
  • Tensar y mejorar la textura de la piel
  • Compactar el tejido subcutáneo y reducir el volumen del mismo
  • Fomentar el drenaje de la linfa, lo que la hace apropiada como complemento de tratamientos anticelulíticos
  • Aumentar la circulación sanguínea de la zona tratada, lo que tiene dos efectos: mejorar el metabolismo del tejido graso y la apariencia de la piel
  • Incitar a la formación de nuevo colágeno de la piel y del tejido subcutáneo. La zona tratada comienza a adquirir mayor firmeza debido a la reorganización de los septos fibrosos y del engrosamiento dérmico suprayacente
  • El calor que emite la radiofrecuencia hace que se produzca una migración de fibroblastos, lo que refuerza aún más la estructura del colágeno, rejuveneciendo notablemente la dermis de la zona tratada

El efecto inmediato de la aplicación de radiofrecuencia es la retracción del colágeno, pero los mejores resultados se obtienen cuando el tejido está muy bien hidratado, por ello es de suma importancia indicar a la paciente que debe hidratarse correctamente los días previos a las sesiones y evitar bebidas diuréticas como las infusiones.

Pero cabe señalar que el objetivo principal es conseguir la reestructuración del colágeno profundo, lo que se consigue formando nuevas hileras de fibroblastos para otorgar mayor elasticidad al tejido, favorecer la homeostasis y eliminar la mayor parte de las marcas de la edad.

Este proceso es mucho más lento y toma tiempo, el cual varía según el caso y estado del colágeno de la piel del paciente, pudiendo demorar entre dos y cuatro meses posteriores al tratamiento.

radiofrecuencia para la flacidez

¿Qué es la Radiofrecuencia?

La Radiofrecuencia es una técnica que se encuentra disponible hace más de 75 años. En un principio se la usaba únicamente en medicina como electro bisturí, para acelerar la coagulación, diatermia, eliminar tumores, etc. posteriormente se la empezó a emplear en el ámbito de la estética para reafirmar la piel y moldear el contorno corporal.

Básicamente se trata de la emisión de radiaciones electromagnéticas que oscilan de forma simultánea en un campo eléctrico y magnético. En estética hace uso de niveles energéticos no ablativos, los que por ende no resultan invasivos, no lastiman ni causan lesiones cuando se los aplica correctamente. El paciente solo experimenta calor en la zona que se está trabajando.

Las nuevas aparatologías de radiofrecuencia son de tipo capacitivo, que generan calor interno en el tejido: calientan la epidermis desde adentro hacia afuera y no en viceversa como hacían las primeras máquinas de radiofrecuencia.

Este calor profundo ejerce efectos en la piel pero también en el tejido graso, de ahí que muchas aparatologías indicadas para la reducción de volumen corporal empleen radiofrecuencia.

La radiofrecuencia emite impulsos electromagnéticos que cambian de positivo a negativo, los que al ser aplicados sobre la piel, generan un rápido movimiento de rotación en las moléculas de agua que se encuentran en el tejido graso, el que por la intensa fricción comienza a calentarse.

Tipos de radiofrecuencia

En la actualidad existen diferentes equipos de radiofrecuencia:

  • Radiofrecuencia monopolar inductiva

Trabaja en forma inductiva sobre los tejidos. Emite ondas lineales que penetran en profundidad. Indicada para flacidez, celulitis y adiposidad localizada.

  • Radiofrecuencia bipolar resistiva

Trabaja en forma resistiva, por lo que es efectiva en tejidos hidratados como deshidratados. Dentro del cabeza del aparato un polo es emisor y el otro receptor. Algunos aparatos poseen además una técnica de cromoterapia.

  • Radiofrecuencia tripolar resistiva

Posee forma de emisión tripolar, es decir, sus polaridades rotan en el cabezal generando gran cantidad de energía. Algunos aparatos permiten al especialista el programar la velocidad de rotación. Está indicada sobre todo para casos de pieles envejecidas con falta de elasticidad.

  • Radiofrecuencia Capacitiva

Transfiere la corriente al cuerpo del paciente con electrodos móviles de aplicación externa recubiertos de una película aislante. Existen diferentes electrodos aplicadores, los que se dividen en:

  • Método bipolar sin electrodo de retorno
  • Método bipolar con electrodo de retorno

Tratamientos con radiofrecuencia

La radiofrecuencia, según el tipo de aparato que se emplee,  está indicada para casos de:

  • Flacidez facial y corporal
  • Celulitis flácida
  • Tratamientos de arrugas, líneas de expresión, surco naso geniano
  • Para otorgar luminosidad al rostro y mejorar la textura
  • En facial se puede aplicar en el óvalo, contorno de ojos, papada, cuello y escote
  • En corporal se aplica en piernas, abdomen, flancos, brazos, senos, y glúteos
Procedimiento de aplicación de radiofrecuencia

El procedimiento es sencillo. Ante todo el primer paso es realizar un análisis del caso, tomar fotos y marcar la zona a tratar.

Posteriormente se realiza una suave exfoliación en la zona, la que puede ser manual o con punta de diamante.

El cabezal del aparato requiere de un gel o loción que ayude a la movilidad del mismo, la elección de este depende del caso en cuestión, pero se recomienda un producto que posea principios activos que fomenten la contracción de la piel.

El cabezal se mueve constantemente sobre la piel (esto está determinado por el tipo de aparato). La duración de la sesión es de 25 o 30 minutos en zonas pequeñas, y de 45 a 60 minutos en regiones más amplias, por lo que se recomienda trabajar en zonas delimitadas de 10 x 10 cm.

Una vez concluida la sesión se aplica un producto tonificante en la zona tratada y en el tratamiento corporal se indica elasto compresión. También es posible envolver con papel film la región tratada, pero lo ideal es que la paciente lleve una faja.

Vídeo instructivo de aplicación de radiofrecuencia facial

Vídeo instructivo de radiofrecuencia corporal

Efectos secundarios de la radiofrecuencia:
  • Enrojecimiento y edema
  • Puede aparecer una ligera equimosis en zonas de fragilidad capilar

Contraindicaciones de la radiofrecuencia

Está terminantemente prohibida su aplicación en:

  • Mujeres embarazadas o lactantes
  • Pacientes con prótesis metálicas, marcapasos, desfribriladores o cardioversores
  • Personas con cardiopatías graves
  • Pacientes que sufran alteraciones de la coagulación
  • Quienes sufren de enfermedades del tejido conectivo y neuromusculares
  • Pacientes con cáncer o VIH
  • Personas con demasiado sobrepeso
  • Pacientes que se hayan realizado recientemente implantes de colágeno
  • Si la esteticista está embarazada, no le conviene utilizarla

Resumen:

La radiofrecuencia es una terapia con la que toda esteticista debe contar por varias razones:

  • Es sumamente efectiva para tratar la flacidez y ofrece resultados visibles desde la primera sesión
  • Resulta un gran complemento de tratamientos de reducción del volumen corporal y anticeluliticos
  • Es excelente para mejorar la apariencia del rostro quitando años al instante
  • Se trata de una terapia ampliamente buscada por el público, por lo que tiene una alta rentabilidad

 

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *