Ultrasonido: Cuáles son los Mejores Tratamientos Estéticos

Ultrasonido: Cuáles son los Mejores Tratamientos Estéticos
5 (100%) 2 votes

El ultrasonido es un excelente aliado de diversos tratamientos estéticos corporales y faciales, sirve para dar batalla a múltiples afecciones que alteran la belleza corporal.

Pero antes de adentrarnos en los mejores tratamientos que puedes realizar con esta aparatología, vamos a refrescar algunos conceptos…

¿Qué es el ultrasonido?

Se llama ultrasonido a la emisión de vibraciones acústicas con una frecuencia superior a 20.000 Hz (ciclos por segundo) que son imperceptibles para el oído humano. Su utilidad es variada, dependiendo de la intensidad que posea el aparato se emplea para: medicina de diagnóstico, fisiatría, kinesiología y estética.

La aparatología de ultrasonido que se utiliza en estética es de 3MHz, y se emplea principalmente para combatir la celulitis, reducir adiposidad localizada y mejorar alteraciones cutáneas. Posee cabezales con programas preestablecidos en forma continua o pulsátil, tiene una penetración de hasta 2 cm y no genera dolor alguno.

Las emisiones ultrasónicas son aplicadas con el cabezal y se propagan en forma de ondas de compresión y descompresión, que generan fricción de las partículas de la piel y tejido adiposo.

Cuando las ondas penetran en el tejido de la zona a tratar generan el movimiento de partículas, lo que posteriormente ocasiona el drenaje de líquidos y toxinas acumuladas, un aumento de la permeabilidad de las membranas, descomposición de moléculas complejas y un micromasaje en los tejidos.

Como consecuencia podemos obtener la deseada lipolisis, estimulación de los fibroblastos y ordenamiento de las fibras colágenas de la piel.

Indicaciones del uso del ultrasonido

  • Tratamiento post cirugías estéticas (para evitar fibrosis en cicatrices, minimizar edema y hematomas).
  • Tratamientos anticelulíticos.
  • Tratamientos de adiposidad localizada.
  • Como complemento de mesoterapia.
  • Para reducción corporal con hidrolipoclasia.

Modo de aplicación de los ultrasonidos

Modo constante o contínuo: es cuando la emisión ultrasónica es ininterrumpida. Causa calor constante, por lo que si el cabezal no se mueve de manera rítmica puede quemar la piel.

Es una modalidad que no suele ser usada en estética con equipos de alta potencia, a excepción de ciertos casos.

Modo pulsado: no causa un efecto térmico, debido a que tiene lapsus entre cada emisión de energía. Permite el uso de mayor potencia sin causar daños en los tejidos.

Los mejores tratamientos estéticos con ultrasonidos

La ultracavitación

Indicada para reducción del volumen corporal, emplea ultrasonido como base fundamental.

Este tratamiento emite de ondas de choque hacia el tejido adiposo, las que al ingresar a un medio líquido crean burbujas que se movilizan a los tejidos donde implosionan.

Como consecuencia se genera una transformación de energía hidrodinámica en energía térmica, lo que incrementa la temperatura de la zona y estimula el metabolismo celular junto con la circulación de la sangre.

Como resultado de la presión y de la energía térmica intratisular, se rompen las membranas de los adipocitos, liberando el contenido graso.

Reduce varios centímetros desde la primera aplicación.

HIFU

HIFU

Es una técnica que se emplea fundamentalmente para tratamientos faciales, aunque también hay aparatos destinados a su uso corporal.

Emite energía ultrasónica de alta intensidad con efecto lupa, lo que le permite trabajar a una profundidad determinada sin generar daños a los tejidos superficiales.

Causa un aumento de la temperatura (65º – 75ºC), lo que provoca una retracción inmediata de las fibras y re-estructuración de las moléculas de colágeno y elastina.

En general los aparatos existentes disponen de cartuchos intercambiables para poder trabajar a diferentes profundidades en el tejido.

HIMFU

Es el tratamiento más novedoso, y se ha lanzado como un efectivo reemplazo a la ultracavitación,  siendo más seguro y efectivo, puede reducir entre 1 a 3 centímetros por sesión.

A diferencia del HIFU original, el HIMFU hace uso de ondas de ultrasonido multifocales (de ahí proviene la M) con frecuencia de 2.9 mHz, por lo que es capaz de penetrar hasta 2.5 cm en el tejido adiposo. Causa un efecto termomecánico que destruye las células grasas sin generar alteraciones o daños en la dermis, epidermis u órganos cercanos.

El HIMFU  permite el tratamiento de zonas corporales más extensas y da como resultado una lipólisis más potente.

ultrasonido

Drenaje linfático facial con ultrasonido

Es un gran aliado de los drenajes linfáticos manuales. Se emplea el ultrasonido en modo pulsado con un cabezal pequeño y gel neutro. Antes de comenzar es importante realizar la apertura de ganglios.

La dirección en la que se desliza el cabezal es en el mismo sentido en que las maniobras manuales, y la sesión dura unos 10 minutos aproximadamente.

Causa una mejora instantánea notable, reduce edemas e inflamaciones a la vez que estimula la microcirculación. La piel de la paciente se ve de mejor aspecto, más clara y sana.

Se emplea como paso previo a tratamientos cosmetológicos ya que aumenta la permeabilidad cutánea, favoreciendo la absorción de los principios activos que se apliquen en el rostro. Es indicado sobre todo para el tratamiento de rosácea y acné.

Ultrasonido para celulitis

Emplear el ultrasonido de alta potencia para acabar con la celulitis es una técnica básica de estética.

El tratamiento lleva más tiempo que los realizados con la aparatología antes detallada, pero es bastante efectivo. Conviene complementar con drenaje linfático manual o presoterapia para potenciar los resultados.

Es necesario contar con un equipo de 3Mhz aplicado con modalidad contínua para causar el efecto térmico intenso (el cabezal debe moverse en forma circular de manera constante).

Se debe aplicar el ultrasonido durante 10 minutos por cada 10cm de piel, por ello es útil marcar la zona a tratar antes de comenzar con el tratamiento.

Como ves, el ultrasonido es indispensable para tu gabinete. Te permite ofrecer servicios para multitud de problemas estéticos, e incluso puedes tratar pacientes que se han realizado una cirugía.

Es innegable que tienes que contar con un equipo, ya sea el ultrasonido de alta potencia convencional, o los más avanzados y de vanguardia que te he comentado en esta nota.

Recuerda que si no puedes comprar el aparato, existe la posibilidad de alquilar, de este modo te haces con el capital y la clientela que necesitas para adquirirlo en un futuro.

2s comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *