Ácido Tranexámico: El mejor Aliado para Combatir las Manchas de la Piel

La hiperpigmentación es uno de los problemas en la piel más comunes durante el verano, así como la piel seca. Las manchas son producidas por un exceso de melanina, y suele acentuarse tras la exposición al sol, ya que el cuerpo activa este mecanismo de defensa.

Los melanocitos comienzan a trabajar y producen pigmentos que actúan como barrera contra la radiación UV. 

Ácido Tranexámico: El mejor aliado para combatir las manchas de la piel 

Desde el ámbito de la medicina estética y productos de cosmética se ofrecen diferentes tratamientos para tratar las manchas, desde tratamientos láser, peeling hasta productos con Ácido Tranexámico, que vendría siendo en la actualidad, uno de los más buscados para incluir en las rutinas de cuidado facial y corporal.

¿Qué es el Ácido Tranexámico? 

El Ácido Tranexámico es un activo que se emolea en el tratamiento de hiperpigmentación gracias a su acción despigmentante, que hace que combata las manchas y el melasma. 

El melasma es una pigmentación oscura de la piel causada por muchos factores, aunque todos están dentro de un componente hormonal y genético. Cuando aparece el melasma, la piel sufre un aumento de la producción de melanina. Suele surgir en frente, labio superior, mejillas y pómulos aunque también es frecuente en la sien o en la barbilla. 

Recientemente, el Ácido Tranexámico se ha incorporado a la cosmética, la dermatología y la medicina estética gracias a un beneficio adicional, ya que se ha evidenciado que regula el proceso de formación de manchas en la piel. 

Ácido Tranexámico: Usos

El Ácido Tranexámico actúa como una barrera evitando que se produzcan manchas, es decir, previniendo la formación de melanina. Hay estudios que hablan de sus propiedades pero su información no es muy clara al respecto, sobre todo en su tratamiento tópico.

Cómo uso tópico puede emplearse a concentraciones entre el 2% y el 5%. Los expertos recomiendan dosis entre estas cantidades y prolongar el tratamiento durante varios meses antes de aumentar la concentración.

El Ácido Tranexámico puede emplearse por la mañana y por la noche. En el primer caso siempre deberá aplicarse protección solar para salir a la calle y reaplicarla cada 2 o 3 horas.

Es una molécula que se conoce desde el año 1962 y con un uso muy extendido en la medicina. Se usa para mejorar la circulación, por ejemplo, controlar el sangrado en algunas cirugías o el sangrado abundante durante el ciclo menstrual.

Manchas en las que actúa 

La Sociedad Española de Químicos Cosméticos (SEQC) aclara que funciona con todo tipo de manchas. Está confirmado por ensayos clínicos que puede eliminar cualquier pigmentación: manchas después de la exposición al sol, cloasma, pecas, lentejas seniles, etc. Pero donde posee un efecto aclarador especial es en hiperpigmentaciones inducidas por luz ultravioleta. 

Donde más es utilizado el Ácido Tranexámico es en el melasma conocido como “paño”, que suele aparecer en mujeres de edad joven, donde los factores hormonales y la radiación ultravioleta parecen jugar un papel muy importante.

Suelen aparecer durante el verano en la frente, pómulos, labio superior y mandíbula. Son pigmentaciones muy resistentes y de difícil tratamiento. 

Ácido Tranexámico: Tratamiento

Se ha demostrado que el Ácido Tranexámico es capaz de eliminar completamente las manchas y restaurar el color de la piel y mantenerla impecable en 7 días. Reduce el oscurecimiento de la piel debido a la radiación UV en un 24% y debido al factor inflamatorio en un 32%. También alisa la piel áspera, blanquea la piel y desvanece la hiperpigmentación. 

Lo más importante de los tratamientos con Ácido Tranexámico es que es un activo capaz de eliminar el problema principal. El mismo actúa en la regulación de la sobreproducción de la melanina en los sitios de la mancha, el cual vendría siendo el verdadero origen, sino las manchas reaparecerán. 

Además, cabe destacar que se puede aplicar por diferentes vías, tópica, en mesoterapia u oral. Todo depende de lo indicado por el especialista. 

Nivel de efectividad 

Por sí solo, el Ácido Tranexámico es un producto dermatológicamente probado como efectivo usando una concentración entre el 1% y el 3% para que goce de seguridad y rapidez.

También, al ser un producto soluble en agua, puede incluirse en todo tipo de presentaciones, como cremas, soluciones, sérums, lo cual traerá beneficios para nuestro tipo de piel, ya que según la presentación que necesitemos, más rápida será la absorción.

Ácido Tranexámico Vs Peeling: ¿Cuál es el mejor?

Uno de los tratamientos más demandados para combatir con las hiperpigmentaciones es la exfoliación profunda o “peeling”.

Según la Sociedad Española de Químicos Cosméticos (SEQC) ésto no tendría sentido, ya que es un tratamiento agresivo para dicha finalidad y recomiendan el uso de Ácido Tranexámico, pues es una sustancia más específica a nivel despigmentante, incluso puede utilizarse en pieles más sensibles. 

¿Por qué incorporar productos de Ácido Tranexámico a tu Centro Estético? 

Nuestro objetivo como proveedores de soluciones dermatológicas siempre será escoger productos efectivos, dermatológicamente probados y que no generen efectos secundarios tanto a nuestros pacientes con pieles sensibles como para aquellas pieles mucho más fuertes. 

El Ácido Tranexámico es uno de los activos más innovadores en el ámbito cosmético, demostrando una alta efectividad con poca concentración y sin efectos secundarios, lo que lo hace estar en la lista de productos requeridos y recomendados, además es de buen costo-beneficio. 

Conclusión 

Los beneficios del Ácido Tranexámico son variados y competitivos, ya que su efecto despigmentante es la barrera para evitar la aparición del melasma.

Por tanto, previene y trata las manchas causadas por anticonceptivos o tratamientos hormonales, corticoides y también las creadas por la exposición solar o la contaminación.

Es la mejor forma de evitar la producción de melanina, además también es eficaz en el tratamiento de las ojeras marronáceas porque ayuda a reducir la oscuridad de dicha zona. 

También tiene efecto vasoconstrictor, ya que rebaja el tono rojizo de los vasos sanguíneos faciales que suelen derivar en cuperosis o rosácea. Por eso resulta un gran complemento para corregir este tipo de problemas cutáneos. 

Cuando se usa como vasoconstrictor, el Ácido Tranexámico es el encargado de reducir el enrojecimiento, y en estos casos suele acompañarse de niacidamida por su efecto antiinflamatorio que también es muy beneficioso en casos de piel con acné. 

En algunos casos también se suele combinar bien con el Ácido Ascórbico u otros derivados de la Vitamina C con mayor estabilidad o el Ácido Kójico que son inhibidores de la vía del cobre. 

Dejá un comentario