Coenzima Q10: Usos y Beneficios Antienvejecimiento de la Piel

La Coenzima Q10 es, quizás, no tan famosa ni tan mencionada, pero sí muy utilizada; y trae consigo además muchos estudios realizados.

Se trata de la única sustancia endógena liposoluble conocida con efecto antioxidante.

También llamada Ubiquinona, pertenece a una familia de antioxidantes que se presentan de forma natural en todo el organismo pero en niveles variables, (en órganos con mayor grado de metabolismo como lo son el riñón, cerebro, corazón o hígado, los niveles de Coenzima Q10 son más elevados)

¿Qué es la Coenzima Q10?

La Coenzima Q10 es un antioxidante que el cuerpo produce de forma natural. Nuestras células la usan para el crecimiento y el mantenimiento, y utiliza los nutrientes que ingerimos para producir energía.

También se le atribuyen beneficios para la salud como la potenciación del sistema inmune o ralentizar el envejecimiento.

La función principal de esta molécula está relacionada con el proceso por el cual el oxígeno y los nutrientes se transforman en energía. Por otra parte, también actúa como protección a las células que han estado en exposición a radiaciones solares. 

Coenzima Q10: ¿Por qué envejece la piel?

El proceso de envejecimiento es complejo y está causado por un aumento en la oxidación celular. Conocemos que el 80% del envejecimiento de la piel se debe a la exposición a la radiación ultravioleta, lo denominamos “fotoenvejecimiento”. 

Cómo es responsable de la mayoría del envejecimiento, podemos aproximar el envejecimiento al fotoenvejecimiento.

Cuando la piel recibe la radiación ultravioleta del sol, se forman radicales libres de oxígeno en el interior de las células que producen daño oxidativo en las proteínas, los lípidos y el DNA, y son los responsables del envejecimiento. 

Coenzima Q10: Usos en cosmética 

La piel envejecida se caracteriza por la aparición de manchas y arrugas causadas fundamentalmente por la sustitución de la matriz de la dermis del colágeno por elastina. 

Actualmente se consiguen productos con Coenzima Q10, vitamina E y vitamina C, que son los principales antioxidantes del mercado. 

Coenzima Q10: Beneficios 

La Coenzima Q10 pertenece a una familia de antioxidantes presentes de forma natural en todo el organismo, solo que en niveles variables. Realiza múltiples funciones en la célula humana, y se ha relacionado especialmente con las mitocondriales. 

Es fácil ingerirla, además la Coenzima Q10 es un suplemento alimenticio muy popular y está presente en muchos complementos disponibles de venta libre. La dosis con la que suplementar a adultos sanos no está bien definida y se diría entre los 30 y 150 MG al día. 

Antienvejecimiento

La Coenzima Q10 previene el crono y el fotoenvejecimiento, es decir, actúa en las dos formas de envejecimiento, la del tiempo y la del sol. Las células que componen el soporte u la matriz de la piel son los fibroblastos.

La Coenzima Q10 en ellos, además de protegerlos del daño por luz ultravioleta, detiene el envejecimiento causado por el tiempo. Organiza la matriz de soporte de la dermis y produce colágeno, lo que se traduce en una piel luminosa y más bonita. 

Antiarrugas 

Ha demostrado en varios estudios disminuir la profundidad de las arrugas, tanto en crema como en suplementación oral.

Dosis de 150 mg al día o superiores han demostrado mejorar las famosas “patas de gallo”, otras arrugas de expresión como las que aparecen en la parte superior del labio, pliegues nasogenianos y nasolabiales. 

Antiinflamatorio

En una reciente revisión de los estudios que investigan los efectos de suplementar vía oral la Coenzima Q10 en varias enfermedades inflamatorias, demostró disminuir los marcadores de inflamación en la sangre.

La principal limitación de este estudio es la heterogeneidad de las enfermedades y estudios incluidos por lo que los resultados deben interpretarse con cuidado. 

Protección del daño por radiación ultravioleta

Previene el daño oxidativo en la piel ya que la Coenzima Q10 es un potente antioxidante y protege a los queratinocitos del daño por la radiación ultravioleta, tanto UVA como UVB.

¿Por qué incorporar productos con Coenzima Q10 en tu Centro Estético? 

Los productos con Coenzima Q10 ayudan a la piel a mantener un ciclo de oxigenación bastante natural y la protege de daños profundos, previniendo así manchas, arrugas y otras condiciones dermatológicas. 

La Coenzima Q10 penetra de forma gradual y se obtienen concentraciones más elevadas en las capas superficiales que en la dermis, donde solo llega un 2%. Sin embargo esto se obtiene en vehículos sencillos como el etanol al 20%, o en colodión, por lo que se puede considerar que penetra fácilmente en la piel. 

Este tipo de ayuda extra a la piel potencia la acción de cualquier tratamiento que debamos brindarle a nuestros clientes, además, también cabe destacar que se podrían ofrecer para complementar rutinas diarias, tanto orales como tópicas. 

Conclusión

El proceso de envejecimiento es complejo y aún falta mucho por conocer. Existen muchos estudios que respaldan el uso de la Coenzima Q10 en procesos asociados al envejecimiento de la piel en forma de cremas e ingesta. 

También existen estudios de sus beneficios en procesos degenerativos e inflamatorios del organismo en general. 

Su suplementación oral y su uso en crema han demostrado ser seguros y eficientes por lo que vendría siendo uno de los elementos a considerar para tratamientos del envejecimiento. 

Sabemos que los niveles de Coenzima Q10 disminuyen con la edad y la exposición a la radiación ultravioleta. Los niveles también pueden estar disminuidos en déficit nutricionales. 

La piel puede defenderse del daño celular mediante un mecanismo enzimático, que previene el daño causado por radicales libres o no enzimático, mediante los antioxidantes presentes de forma natural en la piel. 

La Coenzima Q10 también ha sido eficaz en enfermedades neurodegenerativas, cardiovasculares, renales, aterosclerosis, inflamación y osteoporosis, ya que su acción celular es bastante profunda y variada, y actúa como antioxidante en los procesos más básicos del organismo. 

También podemos encontrar la Coenzima Q10 de forma natural y muy ubicua en los alimentos como el pollo, los huevos, cereales, carne, frutas y vegetales, no solamente de forma sintetizada o en presentación de cosmético.

Esto hace que una rutina de consumo sea más sencilla y no implique gastar una cantidad alta de dinero.

Dejá un comentario