Depilación con hilo: Pros y Contras de realizar este tratamiento

La depilación es uno de los procedimientos estéticos más comunes pero también uno de los más dolorosos, por ese motivo cada vez son más las innovaciones incluidas en este campo con el fin de conseguir un mismo resultado con menos dolor y mayor efectividad. 

Depilación con hilo: ¿En qué consiste?

Se trata de una técnica de depilación en la que el hilo es la herramienta principal para eliminar de raíz aquellos pelos indeseados. 

Materiales necesarios para la depilación con hilo 

Para este tipo de depilación los materiales son muy específicos, ya que es una técnica que lleva aplicándose desde hace siglos en Oriente Medio y Egipto.

Un hilo de algodón 100%

Lo más importante en esta depilación es que el hilo sea de algodón al 100% para evitar reacciones alérgicas, cortar la piel o cortar el vello a la mitad en vez de sacarlo de raíz. 

Un cepillo para peinar las cejas

Para darle la forma y largo adecuado a las cejas, es importante contar con un cepillo para que ambas queden iguales y prolijas. 

Tijeras

Otro material necesario son las tijeras, se utilizarán siempre después de haber realizado el visagismo para marcar el tamaño en primer lugar. 

Espejo de aumento

Para una mayor visualización al momento de realizar la depilación, siempre es necesario un buen espejo de aumento.

Depilación con hilo: Pros y Contras 

Esta técnica parece algo sencillo y seguro pero como todas las técnicas de depilación, tiene sus ventajas y sus riesgos, ya que no deja de ser una técnica que saca algo de nuestro cuerpo dejando una vía libre para todo tipo de agentes extraños. 

Pros

Ya que nuestro objetivo principal es eliminar el vello, hablaremos un poco sobre otras ventajas de la depilación con hilo.

Arranca el pelo de raíz

Es más duradera que el resto de técnicas de depilación ya que al arrancar el pelo de raíz, en vez de cortarlo, hace que su crecimiento se retarde. Además ofrece la posibilidad de eliminar el vello por más pequeño que sea.

No irrita la piel

Si la técnica se realiza bien, no irrita la piel ya que el hilo es algodón 100% y es uno de los métodos más higiénicos del mercado. 

Previene arrugas

Al no estirar la piel (tal como es el caso de la depilación con cera), previene la aparición repentina de arrugas. Además tiene un efecto peeling eliminando las células muertas de la piel, favoreciendo la absorción de cualquier producto antiage que usemos.

Es preciso

La depilación con hilo es una de las técnicas más precisas de la depilación facial ya que se puede ir seleccionando prácticamente pelo por pelo hasta dejar las cejas con la forma deseada. 

Contras

Con cualquier tratamiento estético que realicemos, estamos expuestos a una serie de riesgos. Algunos en mayor proporción que otros. Acá algunos de los más comunes en la depilación con hilo.

Riesgo de infección

La depilación con hilo logra que el vello salga del folículo, haciendo que el poro quede abierto y expuesto, tales condiciones se prestan para que crezcan bacterias y den lugar a una foliculitis. 

Puede ser dolorosa

En las primeras sesiones de depilación con hilo, o bien cualquier depilación que arranque el vello de raíz, suele haber más dolor de lo habitual, ya que el folículo está cerrado y la extracción del vello es más agresiva. Al pasar las sesiones, el folículo se acostumbra a la técnica y suele ceder con mayor facilidad.

No siempre se obtienen los resultados deseados

En este los puntos son varios. Si nunca te han perfilado las cejas con la técnica de depilación con hilo, ten en cuenta que se usa el visagismo para saber qué forma debería tener tu ceja según tu cara. Ésto podría cambiar la idea que tienes de tus cejas, ya que podría ser más gruesa o más fina de lo que te imaginas. 

También está el riesgo de la deformación de la ceja por eliminar pelos de más o que el pelo en vez de arrancarse, se corte y por lo tanto el crecimiento será más rápido. 

Cuidados tras realizar depilación con hilo

Surgen muchas preguntas acerca de los cuidados de nuestra piel respecto a la depilación. Acá te daremos unos consejos de cómo se debe cuidar la piel después de la depilación con hilo.

Aplicar agua fría o hielo

Esto ayudará a calmar el enrojecimiento de la piel y cerrará los poros.

Usar crema hidratante

Para que la piel se mantenga hidratada, se recomienda aplicar crema hidratante 2 o 3 veces al día. 

No arrancar el vello con pinzas que no se haya extraído

Recordemos que tras la depilación con hilo, la zona ha sufrido una agresión y necesita unos días para que la piel se recupere. 

Evitar la exposición solar o hacer ejercicio

La exposición solar afectaría de manera negativa a nuestra piel del rostro, ya que está expuesta la piel nueva y podría causar resequedad o manchas. 

El ejercicio provoca más dilatación de los poros que recientemente fueron abiertos de manera agresiva, exponiendolos más a infecciones. Además, el sudor puede irritar y enrojecer la piel sensible. 

No exfoliar el rostro

Dejar pasar al menos 4 días después de la sesión de depilación con hilo para volver a nuestra rutina de exfoliación. 

Evitar tocarse el rostro con las manos sucias

Las manos sucias son las principales causantes de infecciones en la piel del rostro, ya que transportan gran cantidad de bacterias generando cualquier tipo de granitos.

Conclusión

La depilación con hilo es una de las técnicas más innovadoras en la actualidad por su gran cantidad de beneficios a corto, largo y mediano plazo, es por ello que son cada vez más los centros de estética que ofrecen este tipo de depilación a sus clientes. 

En comparación, la sensación que produce es diferente al resto de las técnicas de depilación y por lo general toma una o dos sesiones para habituarse a ella, de hecho clientes frecuentes afirman que no les produce dolor alguno.

Ten en cuenta que esta técnica además de ofrecer una depilación precisa, también ofrece un peeling básico que hará que la zona a depilar cambie en todo sentido.

Dejá un comentario