Manteca de Karité: Un Ingrediente Natural e Infalible para Cuidar tu Piel

En el mundo de la estética y el cuidado corporal, se emplea cada vez con más frecuencia este producto natural que nos aporta un gran número de beneficios para la piel. Extraído del árbol de karité, se usa como suavizante y tiene increíbles propiedades sobre la piel seca.

Siendo una rica fuente de antioxidantes, la manteca de karité contiene también ácidos grasos, vitaminas y minerales que rehabilitan la piel, y puede ser aplicado en cualquier parte del cuerpo gracias a su textura agradable y fácil de aplicar.

¿Qué es la Manteca de Karité?

Como fue anteriormente mencionado, la manteca de karité se extrae del árbol de karité, proveniente de algunos países de África. De él se extraen frutos parecidos a las nueces cuyo interior contiene unas almendras blancas que tras el debido proceso de triturado y ebullición, se obtiene la manteca de karité. Este lípido vegetal se compone principalmente de diversos ácidos grasos (esteárico y linoleico) que reponen la piel y su principal propiedad es la hidratación.

Usos y Aplicaciones de la Manteca de Karité

La manteca de karité forma parte de la formulación de diferentes cosméticos como cremas, jabones, protectores labiales y productos para el cuidado del cabello. La podemos encontrar también en su estado puro; envasada o directamente en pastillas. Su característica más importante es ser un potente regenerador celular.

Debido a esta importante virtud regeneradora, es muy eficaz contra las arrugas y la reestructuración de la piel, así como también para prevenir la aparición de estrías y actuar como barrera protectora de la piel en épocas invernales o también, posibles efectos negativos producidos por el sol. Convirtiéndose en un calmante ante los eritemas solares.

Beneficios de la Manteca de Karité

Resulta ideal la aplicación habitual de la manteca de karité en zonas de la piel con tendencia a fuerte sequedad como lo son las rodillas, codos, pies y manos. Hacer uso de la misma por ejemplo, en las noches antes de dormir, hará que al despertar, la piel se sienta mucho más suave y lisa.

Beneficios de la Manteca de Karité

Hidratante para Piel y Cabello

Gracias a su gran poder de hidratación y nutrición nos aporta beneficios para la elasticidad de la piel, reparando y regenerando la misma con su alto contenido de vitamina F. Sirve de aliado para nuestro cabello con su aplicación en él tanto húmedo como seco, protegiéndolo del sol y haciéndolo lucir más suave, brillante y voluminoso. En ambos casos funciona como agente protector contra el sol y quemaduras por el mismo debido a sus vitaminas A,D,E y F.

Agente Curativo

Las propiedades y los usos de la manteca de karité son incontables, siendo un excelente agente curativo y eficaz para las quemaduras, cicatrices, estrías y moretones por su alto contenido vitamínico. Siendo también capaz de aliviar los dolores debidos a la artritis y el reumatismo gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Propiedades Antiinflamatorias

Debido a su contenido de ácido cinámico el cual ayuda a proteger a la piel de los rayos UVA Y UVB, es beneficioso aplicar un poco de manteca de karité en alguna zona enrojecida o inflamada. Por esa misma razón, también ayuda como descongestionante nasal si es aplicado en la parte inferior de las fosas nasales. También ayuda a reducir irritaciones y picores en la piel, por lo que es un buen aliado contra la dermatitis, psoriasis, o eccemas. De igual forma, se recomienda usarla luego de la depilación si la misma presenta alguno de los síntomas mencionados.

Protege del Sol y del Frío

Mediante su poder protector, la manteca de karité nos ayuda a protegernos del sol y previene posibles quemaduras solares, recubriendo la piel con una película invisible (en estos casos, es igualmente recomendable no usar sola. Siempre hay que protegerse con filtros altos, añadiendo la protección de la manteca)

De la misma forma, también nos protege contra el frío, y se hace muy efectiva al momento de evitar el frío y la humedad en las manos, labios y rostro.

Trata Problemas de Estrías, Arrugas y Acné

Destacando por sus propiedades de hidratación y nutrición, la manteca de karité mejora la elasticidad y la suavidad de la piel aportando flexibilidad y una gran acción protectora contra la sequedad y la deshidratación. Ya que evita que la epidermis seque, obtenemos una reducción en las líneas de expresión, arrugas y estrías.

También, teniendo en cuenta diferentes estudios realizados, se le han otorgado propiedades antibacterianas, por lo cual es recomendada para algunos tipos de acné.

¿Por qué Incorporar Productos con Manteca de Karité en tu Centro Estético?

Debido a la larga lista de beneficios de la manteca de karité, no solo para el rostro y cabello, sino para todo el cuerpo, se trata de un producto que ayudará a tus clientes a potenciar todos sus tratamientos y tener una mejora aún más notable de los resultados ya obtenidos. 

Además de que al ser un lípido vegetal se usa como un emoliente en cosméticos y no trae consigo muchos riesgos. También es un producto asequible y de fácil comercialización.

Conclusión

La manteca de karité es quizás uno de los productos más utilizados en cosmética por sus infinitos beneficios y su rápida efectividad al momento de emplearse.

Siendo principalmente el cosmético ideal para cuidar y nutrir la piel más seca, también se le pueden atribuir infinitas propiedades que van más allá de la resequedad de la piel. Resultando de esta manera, también idónea para retrasar la formación de arrugas o líneas de expresión.

Aunque se trata de un producto comestible en su presentación más pura, la manteca de karité es principalmente conocida por sus ya mencionadas propiedades cosméticas, hidratantes, regeneradoras y suavizantes para la piel y también para el cabello.

Se puede resaltar incluso, que el uso continuo de manteca de karité tiene efectos preventivos contra el envejecimiento de la piel.

Aunque no tiene efectos adversos, se recomienda que la aplicación en condiciones que vayan más allá del uso cosmético habitual, sea indicada por un profesional que haya hecho un diagnóstico o ya conozco el estado de la piel y su tratamiento correspondiente.

Dejá un comentario