Radiofrecuencia para Celulitis: Un Método que Combate la Flacidez

La radiofrecuencia, en niveles de energía que no producen ablación, se usa también como tratamiento cosmético para tensar la piel, reducir la grasa (lipólisis) o promover la cicatrización

Es una técnica usada en los centros de belleza y medicina estética.

El uso de la radiofrecuencia para tensar la piel tiene como base en que se produce energía que calienta el tejido, lo que estimula la producción de colágeno y elastina subcutánea, consiguiendo que se reduzcan las arrugas de la piel.

En el rostro, la radiofrecuencia facial es una alternativa al lifting quirúrgico y otras cirugías cosméticas.

Radiofrecuencia para Celulitis: Un Método que Combate la Flacidez

La radiofrecuencia es una técnica utilizada en medicina estética para combatir la flacidez y la celulitis y que consiste en la aplicación de radiaciones electromagnéticas que provocan el calentamiento de las diferentes capas de la piel.

La celulitis es un trastorno, principalmente circulatorio con depósito de grasa en áreas localizadas como abdomen, flancos, caderas, muslos y glúteos, entre otros. 

Las causas son múltiples desde genéticos hasta la mala alimentación, el sedentarismo o el tabaquismo.

Afecta al 90% de las mujeres y suele ir acompañada de grasa y también de flacidez.

Radiofrecuencia para combatir la flacidez

La flacidez es una disfunción de la piel propia del envejecimiento, acelerado a veces por pérdidas bruscas de peso, cambios de volumen, falta de ejercicio, etc. 

Todos estos cambios producen una pérdida de tensión interna de la piel, que se evidencia en una pérdida de firmeza de los tejidos y en una disminución de la densidad de la dermis y, en consecuencia, un hundimiento de los rasgos.

Flacidez

¿Cuáles son las Causas de la Celulitis?

La celulitis se forma debido a un aumento del número o del volumen de los adipocitos, estos adipocitos son células de grasas que, al aumentar su tamaño también pueden originar la compresión de los capilares.

Dentro de las causas se mencionan:

  • Sobreproducción hormonal que hace que las células adiposas dejen 

de funcionar correctamente. Al no poder realizar su función de drenaje correctamente, estas células se inflaman, aumentan de tamaño y se vuelven rígidas, lo que interfiere con la circulación de líquidos. 

Existe una alteración en la lipogénesis, es decir, se acumula más grasa de la que se utiliza (lipólisis), y por otro, existe retención de agua y se hinchan por falta de drenaje.

Todo ello provoca la piel de naranja y la rigidez de dicha zona de la piel afectada.

Las causas que pueden producir esa sobreproducción hormonal son:

  • Cambios hormonales naturales en la mujer, como la pubertad o un embarazo.
     
  • La toma de alguna hormona artificial como los estrógenos.
     
  • Llevar una vida sedentaria.
     
  • Una alimentación con un alto índice en sodio.
     
  • Utilizar ropa muy ajustada.

Es importante señalar que la obesidad no está directamente relacionada con la celulitis.

Son dos entidades totalmente diferentes. No tiene relación directa con el peso de la paciente. De hecho, la celulitis aparece muy habitualmente en pacientes delgadas, e incluso aquellas que realizan ejercicio físico de forma habitual.

¿Cómo se Forma la Piel de Naranja?

La celulitis, al ser una enfermedad metabólica, provoca que la piel se muestre abultada de forma irregular y con pequeñas depresiones de forma irregular dando la apariencia de lo que se conoce como piel de naranja.

Radiofrecuencia para Celulitis: Procedimiento

La radiofrecuencia en estética es una técnica adaptada de la medicina general,  que se ha adecuado para mejorar nuestra figura y los problemas de la piel.

Este tratamiento consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel para atacar a las diferentes capas que esta tiene y mejorarlas.

En función de la frecuencia que se utilice se pueden calentar diferentes capas de la dermis. Es un procedimiento indoloro y que se utiliza para el tratamiento de la celulitis y la flacidez de la piel en cualquier parte del cuerpo.

Radiofrecuencia para Celulitis: Beneficios

Este procedimiento favorece:

  • La formación de nuevo colágeno.
  • El drenaje linfático.
  • La circulación de la piel y el tejido subcutáneo.
  • La migración de fibroblastos.

Es importante recalcar que la elevación de la temperatura rompe las membranas de las células de grasa, haciendo que estas sean eliminadas del cuerpo.

Los resultados pueden observarse en los primeros días luego de la primera sesión y el resultado es progresivo, por esto, cuanto más sesiones, mejores serán los resultados.

Estimula el Funcionamiento del Sistema Linfático

Como ya se comentó, la celulitis es la acumulación de tejido adiposo que forma nódulos de grasa y entre estos se acumula agua.  

Existen numerosos tratamientos de radiofrecuencia que generan calor y pueden disolver esta grasa, que luego, a través del drenaje, se puede conducir al sistema linfático para su eliminación.

En este caso, la combinación de estos procedimientos  es de gran valor en la recuperación del tejido y la piel.

Activa el Sistema Circulatorio

A través de las ondas de presión que se generan con este procedimiento, se estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático lo que contribuye con la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis.

Aumenta el Volúmen y Tensa las Capas más Profundas de la Piel

La radiofrecuencia es una técnica utilizada en medicina estética para combatir la flacidez y la celulitis y que consiste en la aplicación de radiaciones electromagnéticas que provocan el calentamiento de las diferentes capas de la piel.

La tecnología que emplea este método es capaz de llegar a capas más profundas  de la dermis mientras se protege la epidermis durante el tratamiento.

La radiofrecuencia produce la retracción del colágeno y de las fibras envejecidas de la piel para dar lugar a la formación de nuevas fibras.

Incrementa la Producción de Colágeno

El objetivo del tratamiento, es conseguir la formación y reestructuración gradual del nuevo colágeno surgido de las capas profundas al retraer el viejo, lo que provoca que el tejido adquiera firmeza y elasticidad, a la vez que favorece la homeostasis.

Ayuda a Destruir la Grasa Acumulada en las Células Adipocitos

La elevación de la temperatura rompe las membranas de las células de grasa, haciendo que esta sea eliminada del cuerpo.

Estimula la Liberación de Toxinas Concentradas en el Organismo

Facilita la eliminación de grasa, toxinas y líquidos al incrementar la circulación en la dermis y la piel más superficial.

Para favorecer la eliminación de las toxinas se recomienda beber mucha agua después de cada sesión.

Combate la Retención de Líquidos

Al activar el sistema circulatorio, se pone en marcha la movilización de los líquidos retenidos, favoreciendo la desaparición de edemas y excretar la grasa que se liberó en el procedimiento.

Ayuda a Eliminar la Grasa Localizada de Forma Natural

Esto es posible, gracias al efecto térmico y a las ondas electromagnéticas producidas, provocando el efecto lipolítico, para luego ser eliminadas a través de la orina.

Ofrece a la Piel un Aspecto Uniforme

La radiofrecuencia provoca la formación de nuevo colágeno tanto en la piel como en el tejido subcutáneo permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza.

Radiofrecuencia para Celulitis: Duración de Cada Sesión

El número de sesiones es variable pero se consideran necesarias entre 8 y 12 distanciadas un mínimo de una semana.

El procedimiento es muy bien tolerado y no precisa anestesia.

¿Es Efectiva la Radiofrecuencia para Celulitis?

Absolutamente sí, además es totalmente indolora, relajante, y tiene un efecto  en elevar el autoestima.

Conclusión

En síntesis, la radiofrecuencia es una alternativa terapéutica para la celulitis y flacidez corporal.

Es un método que mediante un calentamiento profundo y controlado que afecta a la piel y tejido celular subcutáneo, mejorando la circulación de la piel y tejido subcutáneo con la consiguiente disminución del aspecto de la piel de naranja.

Disminución de la flacidez a la vez que se produce una reducción del volumen del área tratada.

Dejá un comentario