Cómo Mejorar los Resultados de los Tratamientos Estéticos

Cómo Mejorar los Resultados de los Tratamientos Estéticos
5 (100%) 4 votes

Mejorar el efecto de los tratamientos estéticos es crucial para acelerar el resultado final, y este es una labor tuya como esteticista junto a tu paciente.

A la hora de elaborar el plan de trabajo con el que afrontar determinado problema estético, debes tener en cuenta varios factores que son clave para el éxito o fracaso de todo el tratamiento.

Elaborar un buen diagnóstico y la correspondiente ficha de la paciente es el primer paso de todo proceso. Esta es una tarea que no debes pasar por alto bajo ninguna circunstancia.

eBook

Para optimizar los resultados de los tratamientos estéticos sigue estas pautas concretas:

  • Entrevista con la paciente.
  • Llenado de ficha con la recogida de datos que ella te brinda.
  • Exploración de su cuerpo y/o rostro.
  • Elaboración de un plan de trabajo más recomendaciones nutricionales, de actividad física e indicaciones de productos de uso domiciliario.

tratamientos estéticos

La entrevista con la paciente

Es un momento clave que requiere de tiempo, tanto tuyo como de la paciente.  En función de lo que solicita la persona, debes recopilar datos detallados para poder emprender los tratamientos estéticos necesarios. Estos son:

  • Identidad de la paciente.
  • Datos de contacto.
  • Fecha de nacimiento.
  • Profesión.
  • Motivo de la consulta.
  • Peso.
  • Medidas.
  • Datos médicos que sean de interés estético.
  • Enfermedades padecidas y/o actuales.
  • Si toma medicación y cuáles son.
  • Si ha tenido intervenciones quirúrgicas.
  • Alergias e intolerancias.
  • Ciclo menstrual.
  • Embarazo.
  • Hábitos de vida.
  • Alimentación.
  • Si bebe o fuma.
  • Su actividad física.
  • Hábitos de cuidado de la piel (limpieza, exfoliación, productos que usa…).
  • Si se ha realizado otros tratamientos.

tratamientos estéticos

Exploración física y/o facial

Una vez que has recopilado la información necesaria tienes que pasar a la exploración de tu paciente. Es importante que en este momento la persona se sienta cómoda. Procura tener todos los elementos necesarios a mano y ofrecerle una bata desechable para que se cubra.

Exploración facial: debes analizar todos los sectores del rostro mediante la observación y palpación. Haz preguntas específicas sobre cada alteración que encuentres.

Exploración corporal: observa a la paciente por completo, desde sus pies hasta la cabeza. Ten en cuenta su postura, alteraciones venosas, edema, turgencia de la piel, lipodistrofias… anota su peso y medidas, así como también porcentaje de grasa corporal.

¡No olvides tomar fotos!

Plan de tratamientos estéticos

Elabora un protocolo de trabajo para solucionar los problemas estéticos de la paciente.

Debes tener en cuenta:

  • Las técnicas necesarias a aplicar durante todo lo que dure el tratamiento.
  • Productos que requieres para uso en gabinete y de empleo en casa.
  • Recomendación nutricional.
  • Hábitos de vida recomendados.

tratamientos esteticos

Una vez que tienes todo listo cuéntale a tu paciente como será el trabajo y qué es lo que debe hacer ella para favorecer los resultados.

Es importante que comprenda la importancia de seguir tus recomendaciones al pie de la letra, para ello déjale en claro todos los beneficios que conseguirá si lo hace.

De nada sirve aplicar todos los recursos específicos para su problema, si ella no corrige los hábitos dañinos. Por ejemplo, si una paciente quiere tonificar su piel es imperioso que beba abundante agua, use los productos adecuados, emplee elasto compresión después de cada sesión (corporal) y se cuide del sol.

Lo mismo para quien quiere reducir medidas, es necesario que la persona cuide su alimentación y haga actividad física, porque no eres capaz de hacer magia, ni usando la aparatología más revolucionaria.

Detalles que ayudan y mucho

Si bien para ti es lógico pensar que para bajar de peso es necesario reducir la ingesta de calorías excedentes y abandonar la vida sedentaria a la vez que realizas tratamientos estéticos, no todas las personas piensan igual.

Debes encontrar la forma de que tus pacientes cambien sus hábitos desfavorables sin que sea algo drástico para ellos. Por ejemplo, si una paciente odia ir al gimnasio y necesita bajar un poco de peso, recomiéndale que realice actividad física al menos media hora al día.

tratamiento estético

Si a una persona le es imposible dejar los dulces, recomiéndale que haga sustituciones bajas en calorías, como puede ser reemplazar un postre lácteo entero por una versión light, y no comer tres sino uno solo.

En el caso de que una paciente quiera mejorar el aspecto de su piel pero prefiere las gaseosas o jugos artificiales al agua, puedes aconsejarle que le agregue al agua un poco de jugo limón, de naranja o de la fruta que desee… sin azúcar obviamente.

La clave es encontrar la forma para que ella haga lo que le recomiendas sin sentirse obligada o frustrada, de este modo mantendrá  esta actitud en el tiempo y favorecerá el resultado del tratamiento.

Nunca olvides recomendar a tus pacientes el uso de elasto compresión para los tratamientos corporales de reducción de medidas y flacidez.

Es necesario ayudar a que el tejido se acomode y se modele. Para esto son idóneas las fajas modeladoras. Como se trata de productos costosos, ayúdale a entender que se trata de una inversión y no un gasto.

A medida que avanza el tratamiento felicítala y cuéntale a tu paciente acerca de los logros obtenidos: cuánto ha reducido, cuán tonificada está su piel… es útil mostrarle las fotos que haz tomando al inicio del tratamiento para que pueda ir viendo los cambios y sentirse motivada a seguir.

tratamientos de estética

Ten presente que debes ir modificando el protocolo de trabajo conforme avanzan los tratamientos estéticos, esto es imprescindible para conseguir el resultado deseado por tu paciente.

Tienes que ir viendo cómo va respondiendo al trabajo, y hacer las modificaciones necesarias. Es muy probable que el ritmo de trabajo que planteaste en un principio deba ser modificado, esto depende de cómo reacciona el cuerpo de la paciente y si ella ha hecho caso a tus recomendaciones o no.

Nunca olvides recomendar a tu paciente los productos de uso domiciliario, estos además de representar un ingreso extra para tu gabinete, son necesarios para el tratamiento que le realizas.

Esta información  es una mera guía orientativa sobre cómo puedes mejorar los resultados de los tratamientos estéticos, obviamente cada caso tiene sus particularidades y deberás adaptar tu trabajo en función a ello.

Técnica en Estética, Cosmiatría y Cosmetología de la Universidad J.F. Kennedy (Argentina).

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *