Cómo Ofrecer Tratamientos para la Piel en 5 Pasos

Cómo Ofrecer Tratamientos para la Piel en 5 Pasos
5 (100%) 1 vote

Los tratamientos para la piel son un pilar en todo gabinete de estética, pero hay que saber ofrecérselos a la clientela (sobre todo, la más joven).

Generalmente las mujeres que pasan los 35 años empiezan a interesarse en procedimientos para tratar su piel, pero hay que hacerles entender a todas las clientas que lo ideal es empezar a cuidar la dermis desde la juventud, ya que de este modo se retrasa muchísimo el proceso de envejecimiento.

Por otro lado, el poder vender a las pacientes jóvenes algunos de los tratamientos para la piel implica mayores ingresos a tu gabinete y por supuesto, clientas más contentas.

eBook

Si bien durante los meses de verano es una labor casi imposible, puede ser buen momento para comenzar a planificar las estrategias de venta de estos tratamientos. En este artículo te ofrezco información muy útil que puedes emplear en tu negocio para conseguir mayor clientela e ingresos.

Ante todo, comencemos por lo básico…

tratamiento facial

 

La preparación de la piel

Ningún tratamiento será efectivo si no preparamos la piel previamente. Es importantísimo limpiar la zona a tratar para remover residuos, toxinas y células anucleadas; de esta forma aseguramos una penetración adecuada de los productos que coloquemos después.

No debe faltar en tu gabinete:

  • Crema, gel o emulsión de limpieza.
  • Cremas exfoliantes faciales y corporales.
  • Tónicos.
  • Ácidos varios.
  • Neutralizantes para ácidos.
  • Cremas y emulsiones para diferentes tipos de pieles.
  • Mascarillas descongestivas, reafirmantes, refrescantes y astringentes.
  • Loción bactericida.
  • Protector solar.

Una vez que has preparado la piel de tu paciente, puedes proceder al tratamiento que necesite.

Tratamientos para la piel

Algunos básicos y otros de vanguardia.

Limpieza de cutis:

Remoción de todas las impurezas, puntos negros, granitos y quistes de milium. Se puede realizar todo el año y no requiere de aparatología, pero si de guantes descartables y agujas para quitar los quistes.

Peeling:

Es uno de los tratamientos más rentables y fáciles de ofrecer a las clientas, ya que ofrece resultados inmediatos y no requiere de gran inversión. Se emplea también como paso previo a otros tratamientos para la piel, como por ejemplo la radiofrecuencia.

Mediante el peeling se pueden quitar las capas más superficiales de la piel para provocar la regeneración natural de la dermis. También es efectivo para manchas, cicatrices y arrugas finas.

Se realiza siempre después de una limpieza de cutis, y hay diferentes tipos de peeling: mecánico (con punta de diamante) y químico (con cremas pulidoras o con ácidos).

Fotorejuvenecimiento con luz pulsada IPL:

Es ideal para tratar los primeros signos de envejecimiento y poros dilatados ya que minimiza con éxito las arrugas finas y líneas de expresión. Reduce el tamaño de los poros y fomenta la producción de nuevo colágeno.

También sirve como tratamiento anti manchas, mejora el tono y la textura de la piel.

Láser CO2:

Mediante un micro haz de luz se busca conseguir una descamación y renovación de las capas superficiales de la piel. Reduce notablemente los poros dilatados, suaviza cicatrices, quita manchas, mejora la elasticidad, borra arrugas finas y líneas de expresión.

Fototerapia:

Mediante el empleo de luces LED de diferente color se busca incidir sobre el metabolismo celular para activar el accionar de enzimas reparadoras de tejidos.

En el caso del acné se emplea luz azul, la que tiene efectos bactericidas sobre el Propionibacterium acnés, responsable de los brotes. También estimula el proceso de cicatrización de la piel.

Es adecuado para utilizar durante la fase inflamatoria, las sesiones duran alrededor de una hora y la cantidad que se necesita depende del grado de acné y tipo de piel.

Láser fraccionado:

Indicado para el rejuvenecimiento de la piel. Emplea una matriz de puntos de luz láser que se personalizan según las necesidades del paciente.

Disminuye la profundidad de las arrugas, elimina manchas y mejora el tono de la piel.

Radiofrecuencia:

Ofrece resultados notables en pocas sesiones. El objetivo que busca es la reestructuración de las fibras de colágeno y elastina para mejorar el tono y contorno de la zona tratada.

Elimina arrugas finas, mejora la tonicidad y la apariencia de la piel.

HIFU:

Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad, mediante la emisión ultrasónica de alta intensidad se busca el tensado cutáneo y rejuvenecimiento de la piel. Aumenta la temperatura del tejido generando la retracción y re-estructuración inmediata de las moléculas de colágeno y elastina.

Está indicado para personas que presentan los primeros signos de envejecimiento, pacientes a partir de los 30 años con leve a moderada laxitud de la dermis. También puede usarse en jóvenes que quieren postergar los primeros signos del paso del tiempo y en quienes se han realizado una cirugía estética.

Tratamientos para la piel

Como vender tratamientos para la piel

Una vez que tienes todo lo necesario para realizar diversos tratamientos para la piel, llega el momento de ofrecer y vender estos servicios a tu clientela. Puedes hacer uso de estas estrategias:

  1. Recomendación experta: mientras realizas otro tratamiento en tus pacientes, cuéntales qué beneficios les puede ofrecer un procedimiento determinado acorde a sus necesidades. Por ejemplo, a las mujeres que toman mucho sol, recomiéndales sesiones de peeling y radiofrecuencia para mejorar la calidad de su piel y contrarrestar los daños que causan los rayos UV.
  2. Trato cercano y personalizado con las pacientes: ellas tienen que sentir que te preocupas por sus necesidades, de esa forma conseguirás que confíen en tu criterio. También es efectivo tener algún que otro detalle, ofréceles muestras gratis de productos que empleas en tu gabinete, jabones, o cremas de tamaño cartera.
  3. Promociones en redes sociales: a finales del verano, cuando está a punto de comenzar el auge por los tratamientos para la piel, lanza promociones especiales con descuentos para adquirir cierta cantidad de sesiones de forma anticipada.
  4. Una sesión de regalo por cumpleaños o por recomendación de potenciales clientes: ofrece a tus pacientes una sesión de regalo de algún tratamiento para la piel básico pero interesante, puede ser limpieza de cutis, radiofrecuencia o peeling con punta de diamante. De este modo puedes “engancharlas” al tratamiento, ya que una sesión no es suficiente para ver resultados completos, pero si para entusiasmarlas por lo que pueden conseguir.
  5. Descuentos interesantes: ofrece descuentos interesantes en tratamientos para la piel cuando tus pacientes adquieran otro tipo de procedimiento. Puedes promocionar esto en redes sociales, mails, llamadas telefónicas, mensajes de WhatsApp y en el mismo gabinete.

Conclusión

En este artículo te he detallado sólo algunos de los tratamientos disponibles para la piel, la lista es sumamente extensa y variada, pero en todos los casos es de suma importancia tener mucho cuidado durante su aplicación para asegurar los resultados esperados y no causar lesiones en la piel de la paciente.

Debes capacitarte muy bien o contar con personal idóneo que posea los conocimientos necesarios, sobre todo a la hora de manipular aparatología y ácidos, que sin son mal empleados pueden causar severos daños al tejido.

Ponte en campaña hoy mismo, no temas al fracaso. Ofrecer tratamientos para la piel es importantísimo para el éxito de tu gabinete ya que son procedimientos que dan resultados casi inmediatos y poseen una alta rentabilidad.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *