Lipólisis: Cómo Realizar el Tratamiento

Lipólisis: Cómo Realizar el Tratamiento
5 (100%) 3 votes

Casi todas las mujeres quieren reducir centímetros en alguna parte de su cuerpo, quitarse de encima esa adiposidad localizada que no logran sacar con dietas ni ejercicios. Esto lo sabrás muy bien, ya que de seguro el mayor porcentaje de consultas en tu gabinete es por este problema.

La estética ofrece una solución formidable a la adiposidad localizada o lopodistrofias, un proceso que se denomina lipólisis.

¿Qué es la lipólisis?

Por lipólisis se entiende a todo tratamiento mediante el cual se consigue la destrucción de los adipocitos, las células responsables del almacenamiento de las grasas.

eBook

En el ámbito de la estética existen innumerables técnicas: manuales como diferentes tipos de masajes reductores, las que emplean cremas y shocks térmicos, y a las que hacen uso de aparatología.

La eliminación de la adiposidad localizada puede lograse mediante varias formas, puede ser por la extracción de los ácidos grasos de las células y su posterior vuelque al sistema linfático para que el cuerpo pueda excretarlos en orina y heces; con el daño o muerte de las células adiposas, o bien mediante reacciones químicas influenciadas por calor para activar el metabolismo celular, etc.

Con la lipólisis se consigue un contorno corporal armónico, eliminando la adiposidad localizada y/o celulitis. Cabe destacar que la paciente tiene que poner de su parte para que el tratamiento (sea cual fuere) le resulte efectivo, siempre ha de estar combinado con dieta adecuada, buena hidratación y ejercicio físico anaeróbico y aeróbico de bajo impacto.

Un detalle muy importante a destacar es que a excepción de pacientes muy jóvenes con poca adiposidad localizada, siempre conviene complementar el tratamiento con otro destinado a mejorar la tonicidad de la piel, debido a que puede producirse cierto grado de flacidez.

Por último, las pacientes suelen confundir la lipolisis con un tratamiento de adelgazamiento. Nada más lejos de la verdad. Quienes tienen adiposidad localizada pero un peso adecuado son las candidatas para lipólisis, bajo ningún concepto es un procedimiento que se pueda hacer para bajar de peso.

Aparatología estética disponibles para lipólisis

Lipólisis

Velashape

Mediante el empleo de elōs, infrarrojos, radiofrecuencia bipolar y absorción con rodillos y vacum, el aparato permite reducir el contorno corporal y tensar la piel.

Calienta las  células grasas, los tabiques fibrosos circundantes y las fibras dérmicas subyacentes de colágeno, este proceso aumenta la circulación y el drenaje de la linfa, a la vez que estimula el metabolismo celular y la producción de colágeno.

Como resultado se obtiene una reducción del volumen y una notable mejora en la estructura y textura de la piel.

ultrashape

UltraShape

Este aparato de última generación hace uso de ultrasonido focalizado para provocar la lisis de los adipocitos en el tejido subcutáneo. Mediante una cavitación mecánica destruye la membrana celular de los mismos, sin causar daños al tejido que lo rodea.

Los ácidos grasos liberados al torrente sanguíneo son metabolizados por el hígado y posteriormente excretados por orina y heces.

Las sesiones tienen una duración de dos horas aproximadamente, y se requieren 3 o 4 sesiones cada 7 a 15 días, con un máximo de 4 semanas. Permite reducir 2,5 cm el contorno corporal después de cada aplicación.

lipolisis

 Ultracavitación

La ultracavitación hace uso de ultrasonidos de alta potencia para eliminar la adiposidad localizada, ofrece resultados visibles desde la primera aplicación. Se debe complementar con drenaje linfático manual o presoterapia para favorecer la eliminación de las grasas.

Es importante que la paciente lleve una dieta baja en grasas y se hidrate muy bien antes y después de cada aplicación. También debe realizar actividad física inmediatamente después de las sesiones.

lipolisis

Criolipolisis

La criolipolisis congela y cristaliza las células grasas mediante la aplicación de frío intenso (temperaturas entre 5 y -10 grados centígrados durante un lapso de 30 minutos a 60 minutos.

Se necesitan unas dos o tres sesiones por cada zona tratada y los resultados comienzan a notarse a partir del tercer mes.

Existen aparatos que combinan crioterapia con ultracavitación,  estos tienen la ventaja de dar resultados mucho más rápidos, ya que células grasas congeladas se disuelven al instante con la ultracavitación.

Beneficios de la criolipolisis

  • No es invasiva.
  • Es un procedimiento seguro que congela las células grasas sin dañar el tejido adyacente.
  • No tiene efectos secundarios.
  • Es muy efectiva para la adiposidad localizada, pero presenta mejores resultados en abdomen alto y bajo, flancos, y glúteos.
  • No requiere de muchas sesiones y los resultados son a largo plazo.

Venus Freeze

Venus Freeze MP2

Este aparato combina radiofrecuencia Multipolar más Pulsos Magnéticos. Da excelentes resultados en la reducción de adiposidad localizada, modelamiento del contorno y eliminación de cúmulos de celulitis.

Tiene la capacidad de realizar:

  • Lipólisis en los cúmulos de triglicéridos del tejido adiposo.
  • Angiogénesis (formación de nuevos pequeños vasos sanguíneos) mejorando la circulación.
  • Reestructuración del colágeno y la elastina, las vuelve menos extensas, más gruesas y tensas.
  • Regeneración del colágeno en la zona tratada.

lipolisis

Ondas de choque radiales y focales

Se trata de ondas acústicas de alta intensidad y muy breve duración que ejerce una presión positiva seguida de una negativa para causar un efecto de tracción sobre los tejidos.

Existen ondas de choque radiales y focales:

Las ondas de choque radiales son causadas por impulsos electromagnéticos superficiales, tienen una penetración de 3 a 3,5 cm en el tejido, se propagan de manera divergente y van perdiendo energía a medida que avanzan. Abarcan superficies amplias.

Las ondas de choque focales no tienen usos estéticos ya que son generadas por aire comprimido y ejercen su accionar a mayores profundidades con más fuerza. Se las emplea comúnmente en tratamientos de fisioterapia y rehabilitación.

Las ondas de choque radiales son muy empleadas en tratamientos de estética ya que tienen la capacidad de provocar efectos biológicos, físicos, químicos y celulares en el tejido.

Estimulan la formación de nuevo colágeno por lo que combaten la flacidez y ayudan en la reparación de los tejidos.

Utilizadas posteriormente a sesiones de criolipólisis, ultracavitación o lipolaser, potencian el accionar de estos tratamientos aumentando la reducción de la adiposidad localizada en la zona tratada, a la vez que tensan la piel y remodelan el contorno.

Son necesarias unas 3 a 6 sesiones, de forma semanal o quincenal dependiendo del caso. No tienen efectos adversos más que ligero enrojecimiento y molestia leve.

Para luchar contra la adiposidad localizada existen infinidad de tratamientos que efectúan la deseada lisis de las grasas.

La aparatología detallada en este artículo es sólo la punta del iceberg, hay muchísimas más, pero todas comparten una misma premisa:

Hacer un examen previo de la paciente para determinar que tipo de lipólisis necesita, y que ella ponga esfuerzo en alimentarse sanamente, hacer ejercicios y tener una buena hidratación, ya que las soluciones mágicas no existen.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *