5 Tratamientos con Aparatología para Eliminar la Flacidez

Comparte este contenido...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
5 Tratamientos con Aparatología para Eliminar la Flacidez
5 (100%) 3 votes

La flacidez es un problema que afecta a muchas personas, sobre todo mujeres, y es una causa recurrente de consulta en los gabinetes de estética.

Hay dos tipos de flacidez:

  • La flacidez dérmica que se caracteriza por la pérdida de firmeza de la piel a raíz de una notable disminución del colágeno y la elastina, por aumento y descenso de peso, embarazo, etc.
  • La flacidez muscular que es la hipotonía de la musculatura, debida en la mayoría de los casos a un sedentarismo prolongado.

Sea cual fuere el caso, existe en la actualidad una gran variedad de aparatologías que tratan de forma muy efectiva la flacidez eliminándola casi por completo o minimizándola considerablemente.

eBook

Hoy veremos justamente eso, la aparatología disponible en la actualidad para eliminar la flacidez.

5 aparatos para eliminar la flacidez

aparatología para la flacidez

1-Venus Legacy

Una de las terapias más solicitadas del momento. Este aparato combina diferentes tecnologías en una misma aplicación: radiofrecuencia multipolar, función VariPulse, y campos de pulsos magnéticos, generando una reacción térmica en el tejido que da por resultado la génesis del colágeno.

Radiofrecuencia Multipolar: es la responsable de la génesis del colágeno, realiza una reducción volumétrica y reafirmante del tejido con cambios visibles desde la primera sesión.

Pulso magnético: crea corrientes que modifican el potencial de la membrana celular, dando como resultado una regeneración del tejido.

VariPulse: es la responsable de la matriz de calor que estimula el proceso de cicatrización de la piel. Además estimula la circulación sanguínea y drenaje de la linfa, incrementando el poder de la radiofrecuencia en la síntesis de colágeno.

Las sesiones de Venus Legacy duran entre 30-45 minutos y se requieren 6 aplicaciones como mínimo. Posee cabezales aplicadores para tratamientos corporales y faciales.

máquinas para combatir la flacidez

2– Electroterapia muscular

Esta es una máquina recomendada para pacientes que tienen hipotrofia o falta de tono muscular, ya que sus terapias generan contracción muscular involuntaria, mediante electrodos que transmiten descargas de energía en los tejidos, por lo que se estimula la contracción y relajación de la zona en cuestión.

Las sesiones duran aproximadamente 30 minutos por zona y la extensión del tratamiento, en líneas generales, es de 3 meses, contando que deben hacerse de 2 a 3 aplicaciones semanales.

Los aparatos de electroterapia poseen programas preestablecidos, que permiten ofrecer resultados personalizados, según las necesidades del paciente.

flacidez en el rostro

4- Radiofrecuencia

La radiofrecuencia emite radiaciones electromagnéticas que oscilan entre un campo eléctrico y magnético, las cuales hacen un movimiento rotacional en las moléculas de agua del tejido graso de la piel, elevando su temperatura, lo que causa de manera casi inmediata una retracción del colágeno, alisando visiblemente la piel.

Luego de varias sesiones, se nota una reestructuración del colágeno profundo y una mayor elasticidad del tejido, lo que progresivamente elimina las huellas dejadas por el paso del tiempo.

La radiofrecuencia es ideal para tratar pieles envejecidas, con daño solar, combatir la celulitis, la flacidez causada por estrías, mujeres que acaban de parir (que no estén lactando)  y como complemento o de terapias de descenso de peso, etc.

5- Ultherapy

Este es un tratamiento novedoso, que genera una endobioestimulación dérmica, lo que mejora notablemente el tono de la piel y reduce la flacidez facial, dando un efecto lifting,  sin necesidad cirugías.

El Ultherapy usa energía de ultrasonido para conseguir levantar y reafirmar la piel en zonas como el rostro, el cuello y el escote. Asimismo, su tecnología logra llegar a las capas estructurales profundas de la piel, sin generar alteraciones en la superficie.

Las sesiones duran entre 30 minutos y 2 horas y sus resultados pueden verse desde la primera sesión. Estos cambios mejoran pasados 6 meses de comenzado el tratamiento.

Gracias a su mecanismo multifocalizado, el Ultherapy es capaz de calentar los tejidos a una temperatura de 65° y 70° C, lo que lleva a una coagulación muy precisa, ya que las imágenes por ultrasonido permiten localizar el calor desde 1mm de epidermis hasta 4.5 mm del sistema muscular superficial de la cara y el cuello.

De este modo, el especialista puede obtener miles de puntos de coagulación en diversas profundidades, lo que da comienzo a la neocolagénesis (remodelación del colágeno), asegurando a la piel una mayor elasticidad y resistencia.

El Ultherapy está indicado para pacientes con una flacidez de leve a moderada y como complemento de otros tratamientos estéticos para rostro.

Conclusión:

Tratar la flacidez es posible. Hay herramientas variadas y muy eficaces para lograrlo, sobre todo si se apuesta por elegir las máquinas adecuadas para cada caso y complementar con productos apropiados.

Tampoco se debe olvidar indicar al paciente el cuidado que debe llevar en su vida diaria,  poniendo énfasis en la hidratación, actividad física y prevención del daño solar.

Si se realiza este abordaje holístico del problema, es posible conseguir una óptima retracción de la piel, evitando que la persona deba recurrir a procedimientos invasivos y mucho más costosos.

Técnica en Estética, Cosmiatría y Cosmetología de la Universidad J.F. Kennedy (Argentina).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *