Drenaje Linfático Manual: Qué Es, Para Qué Sirve y Contraindicaciones

Contenidos

El Drenaje Linfático Manual es un tratamiento de masajes suaves, repetitivos y rítmicos, que tienen por objetivo favorecer el funcionamiento del sistema linfático, estructura que forma parte del sistema circulatorio sanguíneo.

Esta técnica puede aportar soluciones a diferentes patologías, desde retención de líquidos hasta envejecimiento prematuro, entendiéndola como una medida complementaria, cuidando siempre seguir la asesoría de un especialista de confianza.

El drenaje linfático va mucho más allá de ser un masaje. De hecho, tiene importantes diferencias que también aprenderás a identificar.

Recuerda que la salud es belleza y, por consiguiente, debemos tener en cuenta el peso de cada paso para que podamos aplicarlo de manera correcta y efectiva.

Activa Mujer - Drenaje Linfatico Manual

Empecemos por lo más básico.

¿Qué es un Drenaje Linfático Manual o Masaje Linfático?

Un Drenaje Linfático Manual consiste en una serie de movimientos suaves, rítmicos y repetitivos, destinados a facilitar la circulación del líquido adyacente en los tejidos conectivos subcutáneos del cuerpo que, en conjunto, forman parte del sistema linfático.

  • Forma parte del sistema circulatorio.
  • Se compone de vasos que conectan la médula ósea y el timo (órganos linfáticos primarios) con los ganglios, el bazo y el tejido linfoide (órganos linfáticos secundarios).
  • Estos vasos transportan la linfa, sustancia transparente producida por el exceso de líquido que surge de los tejidos corporales.

La función del sistema linfático cumple 4 importantes objetivos. Estos son:

  • Mantener el equilibrio osmolar del organismo
  • Activar el sistema inmunitario
  • Recolectar la grasa no procesada en el intestino (llamada quilo)
  • Controlar el nivel de proteína entre los tejidos del cuerpo

¿Quién Descubrió el Drenaje Linfático Manual?: Origen

La primera vez que se aplicó el Drenaje Linfático Manual fue gracias al descubrimiento del doctor austriaco y fisioterapeuta, Emil Vodder.

Fue entre 1932 y 1936 en la que Vodder asentó las bases de los movimientos monótonos, en serie y rítmicos, para favorecer el funcionamiento del sistema linfático y resolver patologías diversas, como la acumulación de líquido subcutáneo (edemas).

Al trabajar con pacientes con resfriado crónico, el fisioterapueta encontró que estos tenían los ganglios linfáticos inflamados. Para ese entonces, era muy poco lo que se sabía sobre el sistema linfático.

De hecho, se pensaba que un masaje podía acarrear consecuencias agravantes para el cuadro de salud. Todos creían en esto menos Vodder, por lo que ideó un masaje especial para poder solucionar la hinchazón. Los resultados fueron positivos.

Vodder fue el primero en describir el sistema linfático y fue así como asentó los primeros pasos en la historia de la medicina sobre las técnicas manuales regenerativas.

En el año 1936 presentó su trabajo sobre regeneración linfática. De allí, empezó a tomar renombre, alcanzando a los profesionales de toda Europa, incluso, fuera del área de la medicina.

Ya para el año 1971, fundó su escuela especializada en Drenaje Linfático Manual (D.L.M.) en su natal Austria.

Beneficios del Drenaje Linfático Manual

El Drenaje Linfático Manual tiene grandes beneficios en el organismo, perceptibles desde la primera sesión y a diferente escala.

En primer lugar, el drenaje linfático manual tiene beneficios de acción simpaticolitica.

El cuerpo humano tiene dos sistemas encargados de diferentes áreas del sistema nervioso central: el sistema simpático y el sistema parasímpatico. El Drenaje Linfático Manual tiene peculiar acción en ambos.

Los movimientos manuales permiten nivelar las sustancias que accionan el Sistema Nervioso Simpático, debido a que un exceso de ellas puede generar estados de estrés constante.

Si bien necesitamos de ellas para estar alerta, cuando se elevan demasiado impiden la labor del Sistema Nervioso Parasimpático, encargado de equilibrar estos estados de estrés con el respectivo descanso.

Acerca de las Acciones Analgésica y Relajante

Junto a la acción simpaticolítica, el Drenaje Linfático Manual produce otros dos efectos paralelos: acción analgésica y acción relajante.

Con respecto a la acción analgésica, el Drenaje Linfático Manual logra:

  • Disminuir la presión dada por acumulación de líquidos.
  • Estimular los mecanismos que inhiben la transmisión de impulsos de dolor.
  • Eliminar sustancias nocivas del tejido conectivo que pueden generar terminaciones nerviosas adoloridas.

Sobre la relajación, el Drenaje Linfático Manual beneficia la actividad del sistema parasimpático, encargado de llevar al organismo a un estado de relajación profunda, necesario para su recuperación.

Además, se conoce que la acción del Drenaje Linfático Manual estimula el sistema inmunológico por acción del movimiento de la linfa.

Por supuesto, tal como su nombre lo indica, el Drenaje Linfático Manual facilita la eliminación de líquido que puede congestionar el tejido conectivo subcutáneo, previniendo así la hinchazón anormal (edemas), fallas en el sistema circulatorio y anomalías en el sistema inmunitario.

Drenaje Linfático Manual en Medicina: Enfermedades Indicadas para el Tratamiento

Antes de iniciar un tratamiento, es necesario conocer las enfermedades específicas sobre las cuales puede obtenerse los mejores resultados posibles.

Sin olvidar lo necesario que es investigar y acudir a profesionales certificados en el área porque de ello también dependen los efectos del tratamiento.

Por sus efectos analgésicos, relajantes e inmunitarios, el Drenaje Linfático Manual es elegible como tratamiento para patologías con dolencias agudas, sobre-estimulación del sistema nervioso o cuadros inflamatorios (acné, estreñimiento, estrés crónico).

Su popularidad es tal que radica como la primera alternativa al ser menos agresivo e invasivo que otras técnicas de tratamiento contra artritis, artrosis, tendinitis, rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis, vértigo, migraña, desgarros musculares, luxaciones, hematomas, solucionar edemas faciales, por embarazo, linfoestáticos, sistema nervioso, post-operatorios o traumáticos.

Drenaje Linfático Manual en el Campo de la Estética

En lo que respecta al Drenaje Linfático Manual en la estética, este se aplica para:

  • Mejorar tez de la piel dañada por acné, eczemas, quemaduras o cicatrices.
  • Favorecer la nutrición del tejido conectivo cutáneo y subcutáneo.
  • Aplicación localizada en el rostro para prevenir el envejecimiento prematuro, con resultados mejores al Botox.
  • Combatir la celulitis y post-operatorio por liposucción.
  • Complemento para tratamientos de pérdida de peso.

Enfermedades No Indicadas para el Drenaje Linfático Manual

Conforme a las contraindicaciones del Drenaje Linfático Manual, se conoce que existen dos grupos a tener en cuenta: las absolutas y las relativas.

En el primer grupo de enfermedades que está prohibido por completo emplear el Drenaje Linfático Manual están:

  • Tumores malignos no controlados.
  • Cáncer en metástasis.
  • Infecciones agudas.
  •  Insuficiencia cardíaca.
  • Flebitis.
  • Tromboflebitis.
  • Trombosis venosa aguda.

El grupo de enfermedades relativas a tratar consiste en patologías sobre las cuales el profesional debe tener sumo cuidado y trabajar con cautela al momento de cada sesión. Entre ellas están:

  • Hipertiroidismo: evitando la primera cadena ganglionar y solo concentrándose un poco más lateral de lo habitual.
  • Hipotensión arterial: para lo cual se aplica el Drenaje Linfático con sesiones cortas y de ahí ir avanzando conforme a la adaptación del paciente.
  • Infecciones crónicas: evitando el área afectada, al igual que con la presencia de tumores controlados.
  • Asma bronquial: para la cual se inhibirá el área del esternón porque este es un cuadro asociado a la sobre estimulación del sistema nervioso parasimpático.
  • ·Embarazo con complicaciones.

Contraindicaciones del Drenaje Linfático

El drenaje linfático manual es un tratamiento indicado para el alivio de diversas patologías que afectan la vida de la persona no sólo a nivel estético.

En el gabinete, nos ayuda a tratar desde piernas cansadas hasta varices, edema, celulitis, acné y funciona como complemento indispensable de tratamientos reductores.

Sin embargo, no puede ser aplicado en casos puntuales, ya que puede ser muy perjudicial. Veamos las contraindicaciones relativas y absolutas de esta técnica:

Contraindicaciones Relativas del Drenaje Linfático Manual

 Solo se puede efectuar en caso de que lo apruebe un médico:

  • Alteraciones tiroideas como hipertiroidismo e hipotiroidismo.
  •  Algias pélvicas.
  • Hipotensión.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Inflamaciones agudas.
  •  Lunares de los que se sospecha malignidad.
  • Post-tromboflebitis y post-trombosis.
  • Procesos álgidos abdominales (menstruaciones abundantes o dolores abdominales).
  • Edemas causados por insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Síndrome del seno carotídeo.

Contraindicaciones Absolutas

Nunca aplicar en casos de:

  • Edemas linfodinámicos por desnutrición.
  • Flebitis, trombosis o tromboflebitis.
  • Patologías renales.
  • Cáncer.
  • Descompensación cardiaca.
  • Presencia de varices tortuosas y con relieve.
  • Infecciones agudas.
  • Crisis asmática.

El drenaje linfático manual puede parecer un simple masaje, pero no lo es.

Su accionar es muy poderoso, por lo que el especialista que lo efectúe debe estar al tanto de todas las circunstancias en las que la técnica está contraindicada, con el fin de evitar problemas severos en la salud del paciente.

Diferencias entre el Drenaje Linfático Manual y un Masaje Convencional

Para aprender a diferenciar un Drenaje Linfático Manual de un masaje convencional solo tiene que tener presente las siguientes características:

Drenaje Linfático Manual       

  • Efectos en el sistema linfático
  • Relaja el tono muscular
  • No hay enrojecimiento de la piel
  • No provoca dolor
  • Presión suave
  • Realizado a velocidad lenta
  • No se aplican cremas o lubricantes
  • Maniobras con control repetitivo y rítmico

Masaje Convencional

  • Efectos en el sistema sanguíneo
  • Estimula tono muscular
  • Provoca enrojecimiento de la piel
  • ·Provoca dolor
  • Presión moderada a fuerte
  • Realizado a velocidad rápida
  • Se aplican cremas y lubricantes
  • Maniobras sin control ni dirección específica

De hecho, en el Drenaje Linfático Manual solo son aplicados 4 tipos de los movimientos.

Estos son el círculo fijo, cuya zona de aplicación dependerá del área a tratar; rotatorio con la palma de la mano en partes amplias; rotatorio con el uso de pulgares para las zonas pequeñas; movimiento de bombeo combinados con círculos hechos con las palmas, especiales para las extremidades.

¿Puede Confundirse el Drenaje Linfático Manual por otra Técnica Manual?

Para la especialista en terapia manual Celia, del Barrio del Centro de Fisioterapia Myos, es importante señalar que:

“Es preciso señalar que el DLM no es comparable a la presoterapia, ya que ésta solo drena líquido intersticial y no proteínas. En caso de edema linfático, el DLM es fundamental e insustituible por otra técnica y debe ir acompañado de ejercicios específicos que potencien y mantengan el efecto drenante, medidas de contención del edema (vendajes) e indicaciones para un escrupuloso cuidado de la piel.”

drenaje ñlinfático manual en piernas
Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Tipos de Drenaje Linfático Existentes

A la hora de mencionar los diversos tipos de drenaje linfático que existen, es necesario describir las técnicas y escuelas que crearon los métodos que se usan en la actualidad.

Según la técnica que se utilice, existen dos tipos de drenaje linfático: el manual y el asistido.

Drenaje Linfático Manual

Son maniobras que se realizan sobre la piel sin recurrir a métodos o elementos que favorezcan el deslizamiento. Solo emplea maniobras realizadas con las manos, pero algunas escuelas pueden hacer uso de ciertos elementos, aunque mínimos.

El drenaje linfático manual desplaza el exceso de linfa acumulado en las zonas edematizadas en dirección a los terrenos linfáticos sanos, con el fin de que pueda ser drenado de forma exitosa.

Cabe destacar que la linfa posee un alto porcentaje de proteínas y linfocitos. Recorre todo el cuerpo dentro de una red de conductos que desembocan en colectores y troncos linfáticos, los que regresan el líquido al torrente sanguíneo para su total aprovechamiento.

El sistema linfático es un depurador, tiene como misión proteger el organismo y a la vez nutrir los tejidos.

Drenaje Linfático Mecánico

Este tipo de drenaje se realiza mediante una máquina de presoterapia secuencial.

En el mercado existe una amplia variedad de oferta de equipos de presoterapia, los que poseen ciertas diferencias en cuanto a los programas, tecnología, versatilidad, etc., pero todos realizan una regulación de la presión de inflado de las cámaras de aire contenidas en las fundas para piernas, abdomen y brazos.

La presión que realizan emula los bombeos que se efectúan de forma manual, con el fin de obtener el vaciamiento linfático y sanguíneo, favoreciendo de este modo la circulación de la sangre y linfa.

La gran diferencia entre este sistema y el manual, es que la presoterapia no es capaz de drenar proteínas.

Las Diferentes Escuelas de Drenaje Linfático Manual

Método Vodder

Este método responde a los principios de anatomía y fisiopatología del sistema linfático y emplea maniobras circulares conjuntamente con otras de tracción del tejido para impulsar el líquido acumulado por el espacio intersticial.

En la actualidad se complementa el método Vodder con vendaje multicapas, el que simula una compresión manual mantenida por determinados periodos de tiempo.

Método del Dr. Albert Leduc

Es una técnica que emplea elementos del método Vodder con presoterapia. En el masaje emplea maniobras de círculos fijos, bombeos, una combinación de los dos, vendaje de multicapas y medias de contención.

Método Földi

Este masaje de drenaje linfático emplea solo 4 maniobras básicas y otras más específicas, además incluye vendaje multicapas, ejercicios respiratorios que fomenten la descongestión de la zona y gimnasia.

Método Godoy

Es el método de drenaje linfático más reciente y fue desarrollado por médicos brasileños. Emplea técnicas de compresión manual, además de terapia linfática mecánica, terapia cervical manual, y elementos varios de contención como guantes, mangas y medias.

Drenaje linfático con Aparatología

Ciertos equipos de estética pueden realizar un estímulo de drenaje de la linfa, el que puede simular o acompañar el trabajo manual del especialista, con la finalidad de mejorar sus efectos y mantener el resultado por más tiempo.

Presoterapia Secuencial

Es un sistema de compresión que infla cámaras contenidas en fajas y botas (colocadas en piernas, abdomen y brazos) para generar la movilización del flujo venoso y linfático, reduciendo el edema, ayudando a recircular el líquido extracelular y mejorar la oxigenación de todo el cuerpo.

Es relajante y brinda sensación de alivio ante el dolor.

Ultrasonidos

Al entrar en contacto con el tejido, las ondas acústicas en modo pulsante tienen como efecto un suave drenado de la linfa en la zona afectada.

Para conseguir este efecto el especialista aplica el cabezal sobre la piel deslizándolo en el mismo sentido que una maniobra manual durante unos 10 minutos.

Aparatología Godoy

Efectúa movimientos de flexión y extensión plantar y del codo, para estimular los músculos de los miembros superiores e inferiores, facilitando de este modo el retorno sanguíneo y linfático.

Se lo emplea con frecuencia en el tratamiento del linfedema.

Drenaje linfático facial

Zonas o Áreas del Cuerpo Dónde Puede Realizarse

Drenaje Linfático Facial

drenaje linfático manual facial
Atribución: Foto de Pressfoto en Freepik bajo licencia CCO 1.0

El drenaje linfático facial emplea maniobras que fomentan la circulación del líquido acumulado,  moléculas y toxinas en dirección a los ganglios linfáticos profundos que se encuentran en el cuello, mentón y cervicales.

Con suaves masajes manuales que tienen origen en el cuello y van subiendo, es capaz de mejorar la circulación de la sangre, disminuir el edema, mejorar la oxigenación y nutrición de los tejidos y  revitalizar la piel.

Se emplea en casos de edemas faciales como bolsas bajo los ojos, para rejuvenecimiento del rostro, para eliminar rojeces e inflamación, mejorar la tonicidad de los tejidos, en el tratamiento de rosácea, acné y post operatorios de cirugías faciales, homogeneizar el tono y como complemento de otras técnicas destinadas a revitalizar la zona y combatir el deterioro generado por el paso del tiempo.

Las maniobras que emplea son suaves presiones y movimientos circulares en sectores puntuales del rostro, los que logran reactivar el funcionamiento del sistema linfático y derivar el líquido extravasado en dirección a los ganglios.

Drenaje Linfático en Abdomen

Se emplea como complemento de tratamientos de reducción corporal, ya que ayuda a drenar las grasas liberadas y el exceso de líquido acumulado. También, es efectivo en la lucha contra la flacidez

Las maniobras se realizan en el área abdominal, pero también pueden efectuarse en las piernas si se requiere eliminar celulitis además de adiposidad.

Drenaje Linfático en Piernas

Se efectúan maniobras suaves sobre las piernas para generar una activación de la circulación sanguínea y linfática, reduciendo así el edema acumulado en la zona.

Se puede efectuar de manera manual o mecánica. En cualquiera de los casos sirve para depurar el cuerpo de agentes nocivos, eliminar toxinas acumuladas, reforzar el sistema inmune y mejorar la apariencia de la piel con celulitis y/o estrías.

Cómo Es el Tratamiento

Ya sea que se trate de drenaje linfático manual o presoterapia, la persona debe acostarse en una camilla, en una posición cómoda que le permita relajarse.

En caso de drenaje linfático manual, se debe quitar la ropa ya que el especialista trabaja directamente sobre la piel. La sesión dura de 45 a 60 minutos.

El drenaje linfático realizado con aparatología requiere de la configuración del aparato y el empleo de material descartable que se coloca en las zonas a cubrir con fajas y botas. La duración de la sesión es de 20 a 45 minutos como máximo.

La Técnica del Drenaje Linfático Manual. Cómo se Realiza.

El objetivo que persigue es la activación del sistema linfático superficial para mejorar la zona tratada, disminuyendo el edema, combatir problemas circulatorios, inflamaciones post traumáticas o quirúrgicas, etc.

El especialista realiza movimientos lentos, repetitivos y rítmicos sobre el tejido. Estos no generan dolor alguno, estimulan la circulación de la linfa y su evacuación hacia el torrente sanguíneo.

El drenaje linfático manual es el único drenaje capaz de expulsar las proteínas típicas del edema, que no pueden ser movilizadas con aparatología.

La presoterapia solo trabaja sobre la acumulación de líquido intersticial.

¿Quién Puede Aplicar un Drenaje Linfático Manual?

Con las patologías, contraindicaciones y diferencias notables de un Drenaje Linfático y un Masaje Convencional es momento de avanzar hacia reconocer a un experto en esta técnica terapéutica no invasiva / complementaria.

Un fisioterapeuta es el único especialista avalado en las respectivas técnicas necesarias para un acorde Drenaje Linfático Manual. Este puede laborar con sus manos o con aparatología de asistencia.

Explica la doctora especializada en terapias corporales, Érika Pérez, que:

“Una persona entrenada será la que, gracias a un trabajo manual intenso, sea la encargada de conseguir que el tratamiento llegue a buen puerto”.

“El uso de trajes de drenaje linfático es muy cómodo porque el trabajo de movimiento de la linfa lo hace una máquina sin apenas esfuerzo del especialista, pero su efectividad es mucho menor que el clásico drenaje, por lo que el paciente debe valorar la relación calidad-precio entre el tratamiento manual y el asistido”.

Por su parte, la fisioterapeuta especializada en rehabilitación, Patria Gómez, agrega:

“La precisión de la técnica, su exigencia de conocimiento anatómico y de la patología hacen del fisioterapeuta el único profesional con capacidad para el empleo terapéutico de esta técnica.”

Recomendaciones y Cuidados para Antes y Después del Tratamiento de Drenaje Linfático

Si bien el drenaje linfático no requiere de preparación previa alguna ni altera la vida diaria, es importante tener en cuenta factores cruciales.

  • Hidratación antes y después del tratamiento, esto favorece la evacuación de los líquidos acumulados.
  • Tener hábitos de vida saludables, cuidar la alimentación y realizar ejercicios adecuados de forma periódica.
  • Las sesiones no pueden ser consecutivas, lo recomendable es que se hagan con 48 horas de distancia con el fin de que el cuerpo pueda ser capaz de drenar los líquidos movilizados.

Lo que se debe hacer después de un Drenaje Linfático

El beneficio de un Drenaje Linfático Manual va de la mano con los cuidados posteriores que los pacientes tengan, tal como cualquier otra técnica estética. Un especialista certificado le deberá recomendar los siguientes puntos:

  • Tomar al menos 2 litros de agua para favorecer el desecho de las toxinas.
  •  La toma de agua debe ser progresiva a lo largo del día.
  • Evitar ingerir comidas con sal y bebidas alcohólicas ya que limitan la eliminación de líquido.
  • Complemente sus beneficios con una dieta balanceada en proteína, vegetales y fruta.
  • Seguir una rutina de ejercicio acorde a su estado de salud puede mejorar los efectos del Drenaje Linfático Manual.
  • Considere también que la constancia en la aplicación del Drenaje Linfático Manual depende del cuadro de salud o patología a solucionar.

Consecuencias de un Drenaje Linfático Mal Hecho

Un drenaje linfático puede parecer saludable e inocuo debido a la falta de presión, ausencia de dolor y sensación de relajación que provoca, pero la realidad es que cuando se lo efectúa de forma inadecuada o por manos inexpertas, puede acarrear serios problemas de salud.

La mala implementación de las técnicas de drenaje pueden lesionar los vasos linfáticos superficiales, incrementar el edema existente, generar hematomas, acrecentar el cuadro de celulitis, producir lesiones inflamatorias en la piel e incluso afectar regiones cercanas a las que ya están comprometidas.

Ni hablar si se efectúa un drenaje linfático en personas que poseen contraindicaciones absolutas al tratamiento, esto puede ser altamente peligroso para su salud.

Es por ello que el drenaje linfático no puede ser tomado a la ligera y siempre tiene que ser efectuado por un profesional capacitado.

Conclusión

En resumen, el Drenaje Linfático Manual es un tratamiento beneficioso tanto para la salud general del organismo como para fines estéticos. Es importante intentar complementar ambos objetivos durante las sesiones a las pacientes.

Se debe contar con un especialista en la técnica en el gabinete de estética para poder ofrecer tratamientos de la mejor calidad a nuestros clientes y poder garantizarles los mejores resultados.

Todo tratamiento estético debe tener beneficios sobre el cuerpo y la salud, y el drenaje linfático manual es un excelente procedimiento para lograrlo.

Si te gustó este artículo, tal vez te interese:

Los mejores aparatos de fotodepilación

¿Dónde aplicar la cavitación?

 Liposucción no invasiva

 Los mejores tratamientos anti age para tu gabinete

Ultracavitación: Qué es, Cómo se Aplica y Qué Resultados Ofrece



4 comments

  1. Excelente articulo. Yo pregunto ventajas del vendaje que le dejan pos drenaje cuales son los beneficios y por cuanto tiempo cumple esa funcion?
    Gracias en espera de su respuesta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *