Vestir a la medida: la democratización de la ropa personalizada

Durante mucho tiempo se ha considerado que vestir a la medida o usar ropa personalizada es un lujo que solo pueden darse las grandes celebridades o la alta sociedad. 

Los elevados costos que solían suponer vestir trajes hechos a la medida hacían que muy pocas personas tuvieran acceso a ello. Y esto es algo que marcó tanto a la moda masculina como a la femenina por más de un siglo.

Sin embargo, los últimos movimientos y tendencias de la moda han luchado por cambiar esto. Podríamos afirmar sin lugar a dudas que en la actualidad la confección de prendas a la medida y personalizadas se ha generalizado por todo el mundo; estamos hablando de un rubro que ahora es mucho más accesible para el común de la población.

Confección a la medida al alcance de todos

Es probable que el concepto de un traje a la medida sea tan ajeno para algunas personas que incluso lo descartan de sus posibilidades. Pero, ¿acaso cuando ajustamos un traje en el sastre no lo estamos haciendo a nuestra medida?

Las sastrerías y tiendas de ajustes de ropa han puesto las piezas a la medida al alcance de muchas personas a lo largo de los años. Y aunque esto es algo que puede pasar desapercibido, tiene la misma importancia y es la base de un buen traje personalizado.

Esto se debe a que hay algunas piezas de ropa, especialmente las formales, que solo lucen bien en nuestro cuerpo cuando se adaptan a nuestra figura. 

De nada sirve gastar una gran suma de dinero en un traje de diseñador si las piezas no nos sientan bien. No hay nada menos estético que un traje que quede demasiado grande o ajustado.

Para evitar estos inconvenientes, son muchas las opciones disponibles en sastrerías o ateliers que ajustan el corte de las prendas a nuestro cuerpo. Esto ya los convierte en piezas personalizadas.

Tomando esto en consideración, es probable que ya hayas tenido alguna prenda a la medida y que se ajuste específicamente a ti. Después de todo, vestir de forma personalizada no es algo tan alejado de nosotros, ¿cierto?

Vestir a la medida

Las ventajas de vestir a la medida

Otro de los grandes mitos de la vestimenta a la medida es que solo puede ser usada para momentos especiales o muy formales, como bodas o eventos sociales. Sin embargo, esto no es una regla o norma.

La ropa confeccionada a la medida puede ser de cualquier tipo y estilo, por lo que también puede ser usada en cualquier ocasión. De hecho, una de las principales reglas de la moda masculina es siempre tener una camisa a la medida en el armario.

Esto se debe a que las camisas suelen ser prendas confeccionadas en serie, y con base en tallas universales. Es entonces muy común que muchos hombres no encuentren un modelo que se ajuste correctamente a su cuerpo.

Las camisas a la medida acaban con este inconveniente, y al mismo tiempo brindan un look pulcro y adecuado para todo tipo de situación. Desde citas casuales hasta reuniones en el trabajo. 

Así, la ropa a la medida puede ser una excelente carta de presentación de tu imagen en general. No solo te da un estilo propio y marcado, sino que también demuestra que te preocupas por tu apariencia y te da mayor profesionalismo.

Lo ideal en este punto es tener al menos una prenda a la medida de cada estilo de vestimenta en tu armario. Pero si esto es demasiado para ti, con una buena camisa blanca y un traje formal será suficiente.

Conclusión

En conclusión, vestir a la medida ya no es algo que esté reservado para las élites. Es una forma de vestirse que está al alcance de muchos, pues la ropa personalizada se ha democratizado. 

Date la oportunidad de lucir al máximo de tu potencial y marca tu estilo con tu propio sello personal, incorporando prendas a la medida.



Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *