Dermatitis Atópica: ¿Qué es y Cómo Tratarla?

    

En los últimos tiempos, el número de personas que padecen de dermatitis atópica fue en aumento, afectando a un 10% de la población aproximadamente.

Existen diferentes grados de afectación, por lo que es muy importante conocer mucho más acerca de ella para tratarla con la seriedad que requiere en cada una de sus apariciones.

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel, se presenta con mucha frecuencia en el mundo entero desde edades muy tempranas hasta avanzada edad.  

Afecta tanto hombres como mujeres. En algunas personas puede aparecer y desaparecer durante la pubertad, mientras que a otros los puede acompañar durante toda su vida.

A pesar de esto, existen algunos pacientes que han experimentado los primeros síntomas llegada la edad adulta. 

A continuación conocerás mucho más acerca de la dermatitis atópica y cómo tratarla.

¿Qué es la Dermatitis Atópica?

La dermatitis atópica es también conocida como eczema atópico.

Se trata de una enfermedad crónica de la piel que afecta tanto a bebés como a personas adultas, se presenta en forma de brotes, se caracteriza por la presencia de picor e inflamación de la piel. 

Habitualmente afecta particularmente ciertas áreas del cuerpo como:

  •    Parte interna de los codos.
  •    Detrás de las rodillas.
  •    La cara y algunas otras partes del cuerpo.
Dermatitis atópica: causas, síntomas y tratamiento

Es una enfermedad denominada atópica debido a que, muchas veces afecta a personas que sufren otras enfermedades como el asma, fiebre del heno o alergias. Aparecen antes de los 3 años de edad, pero frecuentemente continúan para toda la vida.

Es importante entender que esta enfermedad no es contagiosa, sin embargo, la genética influye en ella.

La dermatitis atópica se pone en evidencia a través de la herencia, por ejemplo cuando el hijo de un padre con esta condición, tiene mayores probabilidades de padecer esta enfermedad.

Dermatitis Atópica Severa

Dermatitis atópica severa
Atribución Imagen de Hans Braxmeier en Pixabay Bajo licencia CCO

La dermatitis atópica en el adulto es una alteración severa que se caracteriza por la presencia de placas de eczema crónico, rojas y gruesas; en ocasiones se acompañan de pápulas aisladas. 

Es una alteración donde se producen brotes agudos, exudativos y vesiculosos, acompañados de un intenso prurito que interfiere en la vida diaria del que la padece, reflejándose en el estado de ánimo, sueño y sus actividades.

Las lesiones pueden aparecer en las manos o cara, en especial en los párpados que generalmente son más lesionados, pero otras zonas del cuerpo también pueden verse afectadas.

Durante la presencia de brotes inflamatorios se pueden presentar casos de lesiones generalizadas graves que pueden complicarse con infecciones o trastornos metabólicos que pueden llegar a la hospitalización.

Una vez que aparezca un cuadro aparatoso de eccema en un adulto, es importante verificar si se trata de una dermatitis atópica o de un eczema parecido a una dermatitis. 

Es vital interrogar al paciente, si esta enfermedad la ha padecido en la infancia o si ha sido acompañada por procesos respiratorios, alergias o trastornos digestivos.

En los casos donde la aparición sea reciente y la sintomatología no sea típica, es necesario estar seguro de que se trata de una dermatosis, bien sea un eccema por contacto, sarna o linfoma, entre otras lesiones. 

La manera precisa de establecer el diagnóstico es realizar una biopsia cutánea para confirmar la presencia del eccema, de esta manera se descarta la presencia de lesiones producto de alergias de contacto.

¿Cuáles Son las Causas de la Dermatitis Atópica?

Los médicos dermatólogos indican que la principal causa de la aparición de esta enfermedad es la predisposición genética, además de esta existen otros factores como:

Género

Las mujeres son mucho más propensas que los hombres a sufrir de dermatitis atópica.

Factores Ambientales

La contaminación debido a la presencia de agentes contaminantes en el aire o agua pueden ocasionar una reacción en la piel y dar origen a esta enfermedad.

Factores Alérgicos

La sensibilidad a ciertos alérgenos aumentan el riesgo a desarrollarla.

Factores Alimenticios

Los antecedentes alérgicos de las personas, aunados a la ingesta de algunos alimentos capaces de desencadenar una reacción alérgica, como los mariscos.

Falta de Sueño y Estrés

Son otras de las causas que pueden dar origen a la aparición de la dermatitis.

Ejercicio frecuente

El sudor al que se está expuesto de manera constante mientras se practica  una actividad física, causa comezón en la piel y la aparición de la erupción.

Factor Emocional

Un desequilibrio de las emociones puede ser una causa que origine un brote de dermatitis atópica. 

El mal humor, enojo o nerviosismo en las personas con antecedentes de esta alteración, puede ser el desencadenante de erupcion en la piel, uno de los síntomas característicos de la dermatitis atópica.

Uso de telas sintéticas

La utilización de algunas prendas de vestir elásticas o compuestas por telas de fibras sintéticas pueden desencadenar una reacción en la piel o en algunos casos la pueden agravar.

Causas de la dermatitis atópica
Atribución Imagen de Hans Braxmeier en Pixabay bajo licencia CCO

Síntomas que Presenta la Dermatitis Atópica

La dermatitis atópica se caracteriza por la presencia de síntomas que pueden variar de una persona a otra de acuerdo a la severidad con la que se presente, según la estación del año e incluso los días; a continuación conocerás cada uno de estos síntomas.

  • Piel seca
  • Aparición de manchas en la piel que van de color rojo a marrón, se presentan con frecuencia a nivel de: manos, pies, tobillos, muñecas, parte superior del pecho, cuello, región de la cara específicamente en los párpados, rodillas y parte interna de los codos.

 En los bebés, las lesiones se presentan en la cara y cuero cabelludo.

  • Piel escamosa, engrosada, agrietada, sensible e inflamada por el rascado constante, lo que lleva a la  aparición de costras.
  • Presencia de granos en muslos o brazos, lo cual se denomina queratosis.

Estos síntomas también pueden ser desencadenados por patologías de base:

Enfermedades de la piel, que se relacionan con la actividad laboral que desempeñan; puede ser dermatitis en las manos, dishidrosis.

Pieles propensas a infecciones producidas por Estafilococos y herpes.

Trastornos en los ojos, esto se pone en evidencia por la aparición de dermatitis ocular o la presencia de cataratas en personas con edades comprendidas entre los 20 y 30 años de edad

Estas lesiones pueden llevar a distanciamientos familiares y sociales, incluso a pérdida del trabajo por no saber manejar la situación.

¿Cómo Prevenir la Dermatitis Atópica?

Para evitar la aparición de las crisis de dermatitis atópica y disminuir los efectos de sequedad sobre la piel, es necesario seguir las siguientes indicaciones:

  • Se debe llevar un control de cuándo aparecen los síntomas y dónde están ubicadas las lesiones en la piel, para determinar los factores que dan origen a la aparición del brote.
  • Mantener la piel humectada: por lo menos se debe aplicar cremas humectantes 2 veces al día.
  • Evitar el roce de la piel con prendas sintéticas, se recomienda el uso de prendas de algodón. No se deben utilizar prendas de lana o sintéticas que puedan provocar una reacción alérgica en la piel.
  • Luego del lavado de la ropa, el uso de suavizantes no es recomendado.
  • Se debe evitar abrigarse en exceso ya que podría resultar contraproducente debido a que se aumenta la sudoración y agrava las lesiones en la piel.
  • El uso de protección solar en zonas expuestas y de mayor sensibilidad es recomendado.
  • Vivir en zonas que no se encuentren contaminadas, donde además se disfrute de clima cálido y una consulta a un dermatólogo de manera periódica. 
Cuidados para evitar la dermatitis atópica
Atribución Imagen de chezbeate en Pixabay bajo licencia CCO.

Los Tratamientos Estéticos y la Dermatitis Atópica

La aplicación de tratamientos estéticos durante la aparición de un cuadro de dermatitis atópica va a depender de la intensidad de los síntomas y de la gravedad de las lesiones en los sitios donde se aplicará el tratamiento estético.

La aplicación de un tratamiento estético donde estén presentes los síntomas de dermatitis atópica es sinónimo de suspensión del mismo.

Hay que esperar que desaparezcan los síntomas de esta alteración y la piel esté totalmente sana y lista para recibir un tratamiento estético que requiera del uso de aparatos.

Dependiendo del grado de afección, es importante contar con alternativas en el tratamiento estético para apoyar el tratamiento médico, sobre todo a nivel facial, pues se trata de la zona que más preocupa a quien la padece.

Masoterapia Facial

La mesoterapia facial es una técnica utilizada en esta alteración para aumentar la hidratación a nivel subcutáneo, permitiendo al rostro recuperar la elasticidad y el brillo perdido.

Esto se logra a través de la aplicación de microinyecciones con ácido hialurónico,  por contar con la capacidad de regenerar las células corrigiendo así las imperfecciones que presenta la piel, además de mejorar el picor y la sequedad de la piel.

Depilación Láser

La depilación láser es otro procedimiento estético utilizado en pacientes con dermatitis atópica,  debido a que tanto las cuchillas como la cera producen irritación en la piel, por lo que pueden agravar aún más las lesiones ya existentes.

Este procedimiento se aplicará dependiendo de la gravedad de las lesiones producto del brote de dermatitis atópica.

La depilación láser es una excelente opción en caso de padecer esta condición, con ella evitarás la aparición de los síntomas característicos de dicha alteración.

En estos casos, es importante acudir al dermatólogo previa aplicación de cualquier procedimiento estético.

Si quieres saber más sobre depilación laser, entra aqui https://esteticaycosmiatria.com/depilacion-laser-o-cera/

¿Cómo Tratar una Piel con Dermatitis Atópica?

Al conocer el padecimiento de esta enfermedad, lo ideal es acudir con el Dermatólogo, quien será el indicado de iniciar el tratamiento de la dermatitis atópica de acuerdo a la sintomatología que presente el paciente.

Es importante tener en cuenta que esta enfermedad  no tiene cura, en estos casos el tratamiento está dirigido a disminuir el número de apariciones de los brotes y a controlar los síntomas presentes en el paciente y aliviar su calidad de vida.

El tratamiento de la dermatitis atópica es individual y dependerá de la sintomatología que presente cada paciente.

Se debe iniciar con una terapéutica a base de corticoides suaves de uso tópico y local, con esto se logrará aliviar el dolor y la inflamación. 

Estos medicamentos actúan de forma rápida permitiendo una mejor hidratación de la piel. Si son utilizados correctamente pueden mejorar la enfermedad.

Dentro de este tratamiento puede ser necesario el empleo de antihistamínicos por vía oral, ellos se encargarán de detener la liberación de histaminas que son las causantes la picazón.

Se deben aplicar cremas para controlar el prurito y reparar la piel a base de corticoesteroides.

En los casos de infección, el médico procederá a la prescripción de antibióticos para combatir el proceso infeccioso bacteriano presente en la piel como úlceras o grietas, por vía oral o en cremas.

La aplicación de terapias es una alternativa dependiendo de la gravedad de los síntomas que presente el paciente.

La utilización de vendajes húmedos es eficaz en el tratamiento de la dermatitis atópica severa, consiste en envolver las zonas afectadas con vendas húmedas y corticosteroides de uso tópico.

Fototerapia

Se aplica en las personas que no tienen mejoría con los tratamientos tópicos o que reinciden rápidamente después de la aplicación del tratamiento. Consiste en la exposición a la luz solar natural de manera controlada. 

Otras formas serían a través de luz artificial ultravioleta A y B de banda estrecha sola o con medicamentos.

Este tratamiento ha dado muy buenos resultados, es preciso mencionar que su uso por largo tiempo puede ser perjudicial, produciendo envejecimiento prematuro de la piel y riesgo de padecer cáncer en el órgano más grande del cuerpo.

Es importante utilizar asesoría psicológica. Recibir orientación a manos de un terapeuta ayuda a manejar  y aceptar la presencia de las lesiones en la piel capaces de causar vergüenza e incluso frustración.

¿Cómo Vivir con esta Condición?

Las personas que sufren de dermatitis atópica no deben sentirse limitadas por este padecimiento todo lo contrario, la implementación de medidas preventivas, cuidados y asistencia médica permiten vivir normalmente con esta condición.

Dermatitis atopica, algo que debes saber y 10 consejos

Cuidados y Precausiones

Se debe permanecer en temperaturas frías especialmente en la noche, el sudor provoca irritación y picazón.

Los productos utilizados a diario para el cutis deben permanecer refrigerados, su aplicación fría en el rostro ofrece alivio a los síntomas.

Se puede usar maquillaje sin problemas para pieles sensibles.

Llevar un control de los alimentos y bebidas ingeridas, con esto se sabrá cuáles son los alimentos que empeoran la sintomatología.

Realizar ejercicios de relajación como yoga o meditación que te permitan disminuir el estrés, uno de los factores que influye en la aparición de la dermatitis atópica facial.

Se debe evitar el rascado, es mejor implementar golpecitos sobre la piel sin causarle ningún daño. 

Del mismo modo, es necesario exponer la piel al agua el menor tiempo posible, los baños deben ser cortos y con agua fresca.

Se recomienda el uso de limpiadores y geles de baño suaves en lugar de jabones fuertes.

Luego del baño, es recomendable secar bien la piel dando golpecitos con la toalla hasta que esté casi seca, luego se procederá a la aplicación de una crema o loción, esto ayudará a atrapar la humedad de la piel.

Se debe evitar el uso de esponjas duras para evitar lesiones mecánicas en la piel.

Se recomienda el uso de cremas o ungüentos para mantener hidratada la piel, como por ejemplo la vaselina o cremas humectantes, se deben aplicar 2 o 3 veces al día. 

Es importante que estos productos no contengan alcohol, químicos o fragancias.

La utilización de un humidificador para mantener el ambiente húmedo es una excelente opción en estos casos.

Finalmente mantener un control de las emociones y del estrés te ayudará a evitar los brotes graves y repentinos. 

Conclusión

La dermatitis atópica puede presentarse a cualquier edad, desde los más pequeños hasta la adolescencia, como también en los adultos. Es un verdadero problema que puede desencadenar frustración, estrés y en ocasiones hasta vergüenza.

Los pacientes que la padecen deben contar con la asesoría médica y psicológica, la cual les permitirá controlar e inclusive superar esta alteración. 

La combinación de tratamiento médico con uno estético es de gran ayuda para enfrentar la sintomatología, y aprender a vivir con ella de la mejor manera posible, buscando la menor aparición de brotes durante el año es la mejor solución.

Si te gustó este artículo, tal vez te interese

Tratamientos Indicados Para Piel Sensible o Reactiva    

Dermatocosmiatría: una Carrera en Auge  

Tratamientos estéticos para recuperar tu piel después del bronceado

La Importancia de la Alimentación en el Cuidado de la Piel

Flacidez Cutánea: Todo lo que Debes Saber para Tratarla      

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *