Parafina para Manos y Pies: Descubre qué es y Sus Beneficios

El cuidado de manos y pies ha estado siempre presente en los ámbitos de belleza. La parafina para manos y pies es de elección para mejorar el aspecto de estas zonas, muchas veces olvidadas por tus clientes.

La parafina es un aceite mineral derivado del petróleo y del carbón. La encontramos en tratamientos reductores, reafirmantes y fisioterapéuticos, realizados por los profesionales de los centros estéticos.

En la actualidad, el auge del esmaltado, manicure y pedicure hace que, más allá de embellecer los anexos de la piel (pelo, uñas y cutículas), se le brinde importancia al aspecto de manos y pies en su conjunto.

De esta manera, este aporte de beneficios, propiedades, usos y consejos sobre la parafina cosmetica, abrirán un abanico de posibilidades de aplicación en tu gabinete que puede ser sumamente útil en la diferenciación de tu menú de servicios. 

¿Qué es la la Parafina Cosmética y para qué Sirve?  

HIDRATACIÓN CON PARAFINA EN MANOS Y PIES❣

La parafina es un conjunto de hidrocarburos que derivan en un primer término del petróleo, y en menor proporción del carbón. 

El proceso de obtención de la parafina cosmética comienza en las refinerías, donde los hidrocarburos son sometidos a temperaturas elevadas. De este proceso se obtienen aceites pesados que deben ser enfriados a 0°C para su cristalización. Finalmente, los cristales de parafina se separan mediante procesos de filtrado o centrifugado.

Luego, por purificación, la parafina resultante se envía a los laboratorios para su uso posterior en cosmética o en otros sectores, como la fabricación de velas o para la industria alimentaria.

Gracias a su poder humectante, la parafina cosmética se usa principalmente para realizar tratamientos en pos de mejorar problemas de deshidratación o pérdida de líquido en la piel de las manos y pies, producto de los cambios bruscos de temperatura.

Características de la Parafina para Manos y Pies 

La parafina es un grupo de hidrocarburos alcanos, esto significa que contiene en su molécula sólo átomos de carbono e hidrógeno de enlace simple.

La parafina líquida medicinal es utilizada para paliar problemas de estreñimiento crónicos y como excipiente para algunas cremas corporales. 

También, es utilizada en pieles secas ya actúa como hidratante, humectante, regenerador y protector de la barrera natural de la dermis, proporcionando un aspecto suave y terso.

Cuando la parafina es aplicada sobre la piel, forma una película que es capaz de retener la humectación, manteniendo la temperatura de la piel y logrando así una piel suave, tersa y uniforme.

Además, cuenta con la ventaja que se adapta a todo tipo de pieles sin que se produzcan reacciones alérgicas.

¿Qué es la Parafinoterapia?  

Manos Perfectas con parafina
Atribucion: Foto de Mano creado por freepik Bajo licencia CCO

Parafinoterapia es la aplicación terapéutica de la parafina, ya sea para tratamientos de fisioterapia que buscan calmar el dolor y mejorar algunos procesos artríticos, contracturas o tendinitis, aliviando esas dolencias debido al calor interno que provoca la parafina.

También, se utiliza en tratamientos estéticos, sobretodo faciales, de manos y pies, aportando suavidad, tersura y brillo.

Además, sirve como base para que otros elementos cosméticos se adhieran y cubran la piel.

¿Qué es un Baño de Parafina para Manos y Pies?

HIDRATACIÓN CON PARAFINA

Un baño de parafina es principalmente una aplicación de termoterapia, muy útil para relajar los músculos de las manos y los pies, como así también otras articulaciones, ya que relaja los músculos, alivia los espasmos y contracturas. 

Asimismo, suaviza la piel reseca y agrietada, brindando mejoría a la vez en los casos de artritis, tenosinovitis y bursitis. 

Principalmente, se realiza sumergiendo las manos y/o los pies en recipientes aptos y resistentes al calor, con los dedos separados para que cubra toda la superficie que vas a tratar.

Luego de esto, se retiran las manos o los pies hasta que la parafina se solidifique y se repite esta aplicación hasta conseguir cubrir con un capa generosa la piel a tratar.

Otra forma de realizar el tratamiento es untando la parafina con un pincel o brocha en la zona a tratar, tantas veces sean necesarias hasta conseguir una capa espesa.

En ambos casos, una vez que la parafina ya fue aplicada, se debe cubrir con una sustancia aislante, plástico o papel especial y unas toallas que ayuden a conservar el calor interno.

En este punto es de suma importancia que recomiendes a tu paciente que no se mueva para evitar que la parafina se resquebraje.

Se debe dejar actuar por 15 minutos y, una vez transcurrido ese tiempo, se debe quitar el envoltorio y toda la parafina.

Para el caso de los tratamientos reductores, la parafina líquida se debe aplicar a una temperatura cálida y, luego, se deben realizar masajes con el fin de activar la circulación. Una vez finalizado, se deben colocar mantas térmicas que ayudarán a estimular la transpiración y, por ende, la eliminación de toxinas.

Como últimos pasos, se procede a retirar todos los restos de parafina, se aplica frío para propiciar la vasoconstricción y se culmina con la colocación de una crema humectante o reductora con principios activos.

En los tratamientos faciales, el procedimiento es el siguiente: con un pincel o brocha se coloca parafina sobre una gasa. Esta asa es muy importante ya que ayudará luego a que el proceso de retirar la parafina sea mucho más simple. 

Asimismo, la cantidad de capas a aplicar serán las necesarias hasta conseguir la consistencia adecuada. 

Se debe dejar actuar 20 minutos, hasta que la cubierta quede dura y se retira la gasa. Como resultado, la paciente obtendrá una piel suave, tersa y con mejor aspecto.

Tratamiento de Manos con parafina
Atribucion: Foto de Fondo creado por nikitabuidawww.freepik.es Bajo licencia CCO

Beneficios de la Parafina  

  • Suaviza la piel reseca y agrietada.
  • Hidrata profundamente de la piel.
  • Elimina toxinas.
  • Atenúa el envejecimiento y arrugas en tus manos, siendo un excelente complemento en el tratamiento de belleza manos.    
  • Cuenta con propiedades reparadoras capaces de calmar el dolor en articulaciones y propiciar mejoras ante problemas de artrosis, tendinitis o contracturas.
  • Relaja y alivia dolores musculares de mucha importancia. Disminuye y alivia dolores musculares, contracturas, tendinitis, artritis y artrosis.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Ayuda en el descenso de peso, ya que reduce  y modela la grasa localizada, sobretodo en caderas y piernas, mediante técnicas de contraste que se genera de si se aplica la parafina seguida de aplicación de  frío.
  • Ayuda a conseguir un rostro más bello, suave y juvenil. 

Tratamientos en Manos y Pies

Pies Perfectos
Atribución: Photo by Rune Enstad on Unsplash Bajo licencia CCO

Nuestras manos y pies suelen ser los más afectados por el sol, cansancio y demás afecciones del ambiente. Sufren de deshidratación, siendo los primeros en demostrar signos de envejecimiento: 

  • Las manos, expuestas al uso de productos químicos para el lavado de ropa, vajillas y limpieza en general; productos utilizados en la industria, en la mecánica, entre otros, sufren tanto en el calor como en el frío excesivo. 
  • Los pies, expuestos a superficies rústicas, uso excesivo de calzado cerrado o abierto por períodos prolongados. 

Estas acciones causan resquebrajamiento de talones, manos y pies, perdiendo la comodidad.

Muchos son los tratamientos y cuidados que podemos aportar a nuestras manos y pies; por ejemplo, una hidratación profunda, para sentirlos suaves y tersos. Sin embargo, el tratamiento a aplicar va a depender del grado de deshidratación que posean.

Cuando aplicamos la parafina se forma una película capaz de retener humedad e hidratación de la piel y ayuda a eliminar toxinas.

Antes y Después de su Aplicación

Antes de aplicar la parafina, se debe limpiar y desinfectar el área a tratar. También, es aconsejable colocar una crema humectante. 

La temperatura ideal de la parafina debe ser de entre 45 y 55 °C y se debe utilizar un calentador apropiado para ello.

Después de su aplicación no es necesario realizar ningún tipo de tratamiento adicional.

Parafina para Manos y Pies: ¿Puede Ser Combinado con otros Tratamientos?

La utilización de la parafina potencia los resultados de cualquier tratamiento, haciéndolos más visibles y duraderos. Asimismo, no influye por lo general de manera negativa en el resultado de ningún otro servicio.

Sin embargo, en el caso de esmaltado de uñas o uñas esculpidas, la parafina debe aplicarse después de que se han hecho las manos. Esto porque la capa de grasa que deja esta cera sobre el lecho ungueal hace que el acrílico, gel o esmalte permanente no se adhiera bien a la uña. 

Pero si se realiza al final de todo, no produce ningún tipo de problema, ni en el resultado ni en la duración del esmalte.

Contraindicaciones de la Parafina 

Existen algunas precauciones a tener en cuenta antes de realizar un tratamiento con parafina: 

  • Presencia de heridas o úlceras en la piel.
  • Inflamación aguda de tendones o articulaciones (hay que esperar que pase esa fase).
  • Cuando la sensibilidad de la piel está reducida por diabetes o enfermedades neurológicas.          
  • Alteraciones varicosas.
  • Flebitis.
  • Estado cardiovascular inapropiado.
  • Alteraciones de la sensibilidad.
  • Pérdida de conciencia.

Número de Sesiones Necesiarias de Parafina para Manos y Pies

Se recomienda realizar este tratamiento una vez por semana, especialmente en temporadas donde el frío, calor y los rayos UV afectan a tu piel. También, cuando aumenta la exposición a químicos como detergentes, lejía, entre otros.

Por lo general, este tratamiento es más solicitado en épocas en que los cambios de temperatura se hacen notables, ya que facilitan la pérdida de líquidos en la piel.

¿Cuándo se Aprecian los Resultados?  

Los efectos de la parafina se notan desde el primer momento. Sin embargo, los verdaderos efectos aparecen tras varias sesiones: no sólo es un buen complemento a nivel estético, sino que también trata problemas articulares, óseos o musculares debido al exceso de calor.

Conclusión

La Parafina es el tratamiento más eficaz para tratar la pérdida de hidratación en manos y pies a causa del fotoenvejecimiento y sequedad producida por los cambios climáticos.

También, posee un alto rendimiento en el tratamiento de dolores musculares y problemas osteoarticulares.

Este tratamiento es recomendado para hidratar, humectar, regenerar y proteger la barrera natural de la piel, proporcionando una piel suave y tersa en la zona tratada, principalmente, manos y pies.

Al realizar la envoltura con la cera y guardar el calor, se dilatan los poros y se produce una sudoración por encima de lo normal. 

La parafina que se utiliza en los centros de belleza tiene numerosos principios activos hidratantes y emolientes, que añadido a la retención del sudor, ayuda y complementa la hidratación.

La utilización de la parafina potencia los resultados de cualquier tratamiento, haciéndolos más visibles y duraderos. Asimismo, no influye por lo general de manera negativa en el resultado de ningún otro servicio.

Si te gustó este artículo, quizás te interese:

Tratamientos Antiedad Para Las Manos 

Las Diferentes Mascarillas Cosméticas que Puedes Usar en Tu Gabinete

Cómo Mejorar los Resultados de los Tratamientos Estéticos 

Los 6 Mejores Tratamientos Faciales Para Quitar Las Arrugas

Tratamientos Estéticos Para Cicatrices



Sobre Analia Gutierrez

Lic. en Kinesiología y Fisioterapia.

Especialista en Estética Facial y Corporal. Masoterapeuta - Reflexóloga.

Soy docente en técnicas de Masaje Manual, con Elementos y Reflexología.


En formación continua para brindar lo mejor de mi a cada paso que doy.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *