Ácido Hialurónico: un Aliado en Estética, Clínica y Cosmética

    

El ácido hialurónico es un compuesto natural en nuestro cuerpo que cumple funciones específicas de las que resalta su extrema capacidad para captar y retener agua.

Debido a ello, el ácido hialurónico se ha convertido en una sustancia ampliamente utilizada en el mundo de la estética para tratar afecciones que alteran la apariencia de la piel, sobre todo en tratamientos de rejuvenecimiento, relleno y  tonificación.

Conoce a Fondo al gran Aliado de las Esteticistas: el Ácido Hialurónico

ACIDO HIALURONICO | NARIZ | LABIOS | OJERAS | EFECTOS SECUNDARIOS | CASERO | 2019 | DOCTOR LEMUS

El descubrimiento del ácido hialurónico fue en el año 1934, cuando los farmacéuticos alemanes Karl Meyer y John Palmer de la Universidad de Columbia (Nueva York), consiguieron aislar una sustancia hasta el momento desconocida a partir del cuerpo vítreo de los ojos de bovinos.

Identificaron que este compuesto poseía dos macromoléculas de azúcar, siendo una de ellas ácido urónico, razón por la que decidieron llamarlo ácido hialurónico, por la conjunción de las palabras hialoide (vítreo) y ácido urónico.

Esta sustancia hacía que los ojos conservaran su forma debido a la extrema viscosidad, lo que hizo pensar a los estudiosos que podría tener usos terapéuticos. Pero se encontraron con que la extracción del compuesto de los ojos de las vacas no era viable comercialmente.

La primera vez que se empleó el ácido hialurónico a modo comercial fue casi 10 años después de su descubrimiento, en 1942, cuando el científico húngaro Endre Balazs empleó las técnicas de Mayer para poder sintetizar el ácido hialurónico contenido en la cresta de los gallos. Esta técnica es actualmente una de las más empleadas.

El primer uso de este compuesto fue como sucedáneo de la clara de huevo en pastelería y fue el mismo Balazs quien, durante más de 50 años, puso en marcha la mayor parte de los descubrimientos sobre el ácido hialurónico. 

Su trabajo fue premiado en muchas ocasiones, incluso varios premios de la Sociedad Internacional de Investigación Ocular (International Society for Eye Research), llevan su nombre.

Qué es y Para Qué Sirve el Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido de tipo glucosaminoglucanos con enlaces β que posee funciones estructurales como los sulfatos de condroitina.

Tiene una textura viscosa y se lo encuentra en la sinovia, humor vítreo y tejido conjuntivo colágeno de muchos organismos. Es una glucoproteína fundamental en la homeostasis articular.

En los seres humanos está presente en las articulaciones, cartílagos y la piel. 

Para tener una idea de la cantidad de ácido hialurónico que poseemos, una persona que pesa 70 kilos tiene aproximadamente 15 gramos de ácido hialurónico en su cuerpo, del cual una tercera parte se degrada y sintetiza a diario.

¿Qué Función Tiene en Nuestro Organismo?

Click to tweet: El ácido hialurónico se encuentra en casi todos los tejidos del cuerpo humano y su principal propiedad es la de secuestrar el agua y retenerla, pero cabe destacar que sus funciones y particularidades dependen del tipo de tejido en el que se halle.

El ácido hialurónico está presente en:

Matriz Extracelular

Es el líquido que envuelve las células del cuerpo y gracias a su textura gelatinosa facilita la cohesión del tejido conectivo, permitiendo la conexión de diferentes compuestos del organismo que cumplen funciones de contención, apoyo y aislamiento.

El ácido hialurónico contenido en la matriz extracelular, junto con el colágeno y la elastina, absorben agua aumentando su tamaño hasta mil veces, lo que nutre las células y asegura su cohesión como tejidos.

Cartílagos

el ácido hialurónico está presente en todos los cartílagos del organismo, especialmente en los cartílagos hialinos, que no son enervados ni poseen vasos sanguíneos. Estos recubren los huesos largos y amortiguan los impactos. 

También, se lo encuentra en la nariz, entre las costillas, en la laringe, tráquea y esternón.

Ácido Hialurónico en Articulaciones

Es parte del líquido sinovial que envuelve las articulaciones, las protege y cumple la función de lubricación de engranajes. También, amortigua impactos y evita que los huesos rocen entre sí; a su vez, facilita la eliminación de desechos que se forman en la cápsula articular.

Tendones y Ligamentos 

Estos conectan los músculos con el hueso y se forman por tejido conectivo, razón por la que poseen elasticidad permitiendo los movimientos.

Ojos

El humor vítreo del ojo se compone mayormente por ácido hialurónico, el que lo lubrica y ayuda en la nutrición de los tejidos oculares. Con el paso del tiempo, su contenido se reduce, lo que genera muchas patologías oftálmicas.

Encías

Se forman con tejido conectivo, lo que permite la nutrición e hidratación de los ligamentos responsables del anclaje de los dientes a la mandíbula.

Piel

Es en ella que encontramos casi la mitad del total de ácido hialurónico del cuerpo, en grandes concentraciones y distribuido en las diferentes capas que la componen. Es el que permite que la piel mantenga su hidratación, elasticidad y volumen, favorece la formación de colágeno y elastina.

Su vida media en la piel es de un día, por lo que se repone de forma constante. Con los años, la concentración de AH se va reduciendo y es por ello que aparecen arrugas, falta de volumen y flacidez.

Pelo y Cuero Cabelludo 

El ácido hialurónico está en la dermis y epidermis, manteniendo su hidratación. Como en el cuero cabelludo se insertan los folículos pilosos, es gracias al AH que el pelo se nutre y se mantiene saludable.

Cómo es el Ácido Hialurónico Utilizado en Estética

En la industria cosmética y estética el ácido hialurónico es sumamente demandado desde la década del ´90, debido a que tiene efectos positivos en muchos aspectos.

Sus propiedades se emplean en métodos tópicos como inyectables. Se lo usa en múltiples tratamientos y, debido a que presenta pocos efectos secundarios, su aplicación es bastante segura.

Como es capaz de retener agua en porcentajes que equivalen a su pelo multiplicado por mil, se utiliza mayormente en la hidratación de la piel y reconstitución de las fibras de sostén.

Su versión incorporada en las cremas ayuda a que la piel recupere hidratación y previene las arrugas.

También, se lo emplea en la técnica de viscososuplementación (sustitución del líquido sinovial perdido), tópicamente y en mesoterapia.

En cirugía estética se lo usa como material de relleno, ya que además de aislar pliegues subcutáneos también estimula la producción de colágeno, favorece su multiplicación y prolonga el efecto de rejuvenecimiento.

Es empleado para dar volumen a los labios y pómulos, como para el alisamiento de las arrugas en la frente, elimina ojeras y líneas de expresión de variada índole.

En el caso de acné severo y alteraciones cutáneas que generaron pérdida de piel con cicatrices deprimidas, se lo usa para suavizarlas y nivelar la piel.

El ácido hialurónico lo encontramos en diferentes presentaciones: Cremas, geles, sérum e inyecciones.

Se lo puede aprovechar en combinación con otras sustancias, como es el caso de la toxina botulínica tipo-A. En este caso es inyectable y, en relación a la zona en donde se lo coloque, tendrá diferentes propiedades y funciones.

Hay dos tipos de ácido hialurónico usado en medicina estética: no reticulado, que es el más empleado en mesoterapia. Tiene la función de hidratar e iluminar la piel. 

El reticulado se emplea a modo de material de relleno, que si bien se biodegrada con el tiempo, dura bastante más que el otro.

¿Cuándo se Usa cada Tipo?

Para la corrección de arrugas finas, se usa el AH más fluido que es el que posee menor cohesividad.

Para las arrugas más marcadas como las de la frente, entrecejo, pliegues nasolabiales, arrugas malares, surcos nasogenianos, contorno labial y comisuras orales, el más empleado es un ácido hialurónico de cohesividad media ya que es un poco más denso que el anterior.

Ya cuando se trata de rellenos, aumento de volumen y otorgar firmeza al contorno del rostro es imperioso utilizar el ácido hialurónico de cohesividad alta.

Tipos y usos del Ácido Hialurónico - Aurea Pills

Tipos de Ácido Hialurónico Existentes

En función de la tipología, se distinguen dos grupos de ácido hialurónico:

El ácido hialurónico se conforma por moléculas unidas entre sí que forman una malla. Esta red tridimensional de cadenas es manipulable, lo que permite hacer que el AH sea más denso y durable, o más fluido y volátil.

Reticulado

Ácido hialurónico reticulado es un ácido más denso, su consistencia es más firme y rígida, por lo que dura mucho más en el tiempo.

Posee un gran poder de retención de agua (higroscopicidad), razón por la que se emplea para rellenos que buscan voluminizar una zona. Su aplicación es por vía subcutánea en labios, pómulos, arrugas estáticas deprimidas, ojeras y surcos nasogenianos. También se utiliza para combatir dolores articulares mediante infiltraciones.

No reticulado

En el ácido hialurónico no reticulado las moléculas no se unen entre sí, sino que circulan en libertad. Esta característica hace que el producto resultante se aplique mediante cremas o sérums.

Es un ácido mucho más ligero e inestable que el anterior. Su uso es para aumentar la hidratación de los tejidos. Se lo emplea combinando con nutrientes y vitaminas esenciales para la piel. Este AH es el que encontramos en productos cosméticos y se usa en mesoterapias faciales.

Presenta valores más bajos que el AH reticulado y, además de formar parte de cremas o geles hidratantes, también lo encontramos en comprimidos orales.

Presentaciones de Ácido Hialurónico

Hay 4 presentaciones actualmente en la que encontramos el Ácido Hialurónico:

Ácido Hialurónico en Cremas y Sueros

Las cremas con ácido hialurónico se utilizan para aumentar la hidratación de la piel gracias a que la ayudan a retener la humedad.

El cosmético tiene que aplicarse un mínimo de 3 veces a la semana y es más efectivo previniendo arrugas nuevas que suavizando las existentes.

Los sueros de ácido hialurónico son idóneos para rejuvenecer la piel y reponer sus nutrientes.Ofrecen una intensa hidratación y poseen efectos antienvejecimiento. 

Dependiendo de su elaboración, en el mercado se encuentran diversas propuestas con el agregado de vitaminas, extractos naturales, colágeno, etc.

Ácido hialurónico en Cápsulas y Polvos

Se utilizan para el tratamiento de diversos problemas, como la artritis, osteoartritis y dolores musculares. Es efectivo en la regeneración de cartílagos y favorece el crecimiento de huesos.

También, tienen su nicho en estética, ya que se encuentran presentaciones destinadas a paliar el envejecimiento, suavizar arrugas y evitar el envejecimiento precoz.

Solo los puede prescribir un médico y el tratamiento tiene que ser supervisado.

Ácido Hialurónico Inyectable

Se emplea para los rellenos faciales. A diferencia de los demás métodos estéticos que son preventivos, este sistema se usa para paliar arrugas ya instaladas.

Se inyecta para suavizar o eliminar surcos, aumentar el volumen de labios y pómulos con resultados que duran entre 6 meses y dos años, dependiendo del producto usado.

Ácido Hialurónico
foto tomada de Freepik bajo licencia CCO 1.0

¿Dónde Más lo Encuentras?

El ácido hialurónico también lo podemos incorporar en la dieta diaria mediante la ingesta de:

Carnes

La carne de res, cordero o pavo son ricas en ácido hialurónico. Además, hay que tener en cuenta que las carnes rojas son una buena fuente de vitamina A, que fomenta la liberación de ácido hialurónico en forma de retinol.

La carne de pescados como el atún, caballa, arenque, salmón y aceite de hígado de bacalao, aportan una buena dosis de ácido hialurónico y vitamina A.

Vegetales y cereales

Los tubérculos ayudan a la producción natural de ácido hialurónico en el cuerpo; las espinacas y coliflor aportan magnesio que facilita la síntesis de AH; y el arroz además aporta una buena dosis de zinc. La soja, por su parte, eleva los niveles de estrógenos y de ácido hialurónico.

Especias

Ciertas plantas aromáticas como el perejil o el cilantro, proveen de una buena cantidad de ácido hialurónico, además de favorecer la salud de la piel.

Zonas o Áreas del Cuerpo Donde se Puede Aplicar

Como hemos visto anteriormente, el ácido hialurónico viene en diversas presentaciones y, dependiendo de ello, será su forma de aplicación.

En caso de las cremas y sueros, se usan para tratamientos faciales y corporales. La zona de aplicación depende del producto, por ejemplo para contorno de ojos, rostro, cuello y escote, etc.

El tratamiento con mesoterapia trata alteraciones faciales como también rejuvenecimiento e hidratación de manos, pies, cuello y escote.

Los rellenos de ácido hialurónico se aplican en:

  • Surcos nasolabiales.
  • Líneas de marioneta.
  • Arrugas periorales.
  • Para dar volumen a los arcos malares.
  • Perfilar o rellenar los labios.
  • Relleno de cicatrices atróficas para aportar volumen perdido en el tejido cicatricial.
  • En pequeñas rinomodelaciones.
  • Labios mayores en ginecoestética.
  • Infiltraciones articulares.

Beneficios y Ventajas de los Tratamientos con Ácido Hialurónico

A medida que pasa el tiempo, la piel va perdiendo su capacidad de retención de agua debido justamente a la merma de ácido hialurónico. Esto genera la falta de elasticidad, volumen y signos de la edad.

Debido a que el ácido hialurónico es esencial para mantener la humedad, su suministro de forma externa es muy favorable para mejorar la apariencia de la piel en diferentes niveles.

  • Aporta mayor hidratación, definición y volumen a los labios siempre manteniendo su naturalidad.
  • Penetra profundamente en la piel infundiendo todas las capas con humedad.
  • Ayuda a controlar la humedad ambiente, lo que hace más durable su accionar hidratante.
  • Mejora la barrera lipídica, lo que evita la pérdida de humedad de la piel.
  • Incrementa la resiliencia al mejorar las barreras naturales de la dermis, por lo que esta es capaz de defenderse de las agresiones externas.
  • Tensa el cutis y reafirma el contorno, aportando una apariencia más juvenil al rostro.
  • Suaviza la textura de la piel permitiendo que tenga un acabado más liso y sedoso.
  • Minimiza la apariencia de líneas finas y arrugas. Cuando se lo combina con Botox, permite la eliminación completa del surco.
  • Estimula la regeneración celular.
  • Ayuda en la reducción de manchas y previene futuros problemas de pigmentación.
  • Controla los brotes de acné ya que impide que la piel secretee sebo en exceso.
  • Los resultados de los rellenos con ácido hialurónico son inmediatos.  La dermis incrementa su densidad al momento de la aplicación y durante las dos semanas posteriores el material se va asentando y absorbiendo el agua, razón por la que se ve una mejoría adicional.
  • Es un compuesto biodegradable, por lo que sus efectos son temporales y no genera complicaciones. Con cada aplicación los efectos tienden a durar un poco más.
ACIDO HIALURONICO | NARIZ | LABIOS | OJERAS | EFECTOS SECUNDARIOS | CASERO | 2019 | DOCTOR LEMUS

Cómo es un Tratamiento con Ácido Hialurónico

Se recomienda que el paciente deje de ingerir aspirina y suplementos con vitamina E antes de recibir el tratamiento para minimizar las posibilidades de hematomas o sangrados en el sitio de la inyección, como también para acortar el tiempo de cicatrización.

El especialista estudia la zona a tratar, la delimita y aplica una crema anestésica para reducir molestias.

Mediante micro inyecciones infiltra el ácido hialurónico. Este proceso dura unos 15 a 30 minutos.

Después del tratamiento la persona puede retomar sus actividades con normalidad, pero la aplicación del maquillaje debe postergarse unas horas.

En caso de aparición de hematomas, se soluciona con una crema con árnica.

En algunos casos es necesario aplicar el ácido hialurónico con toxina botulínica. Esto se debe a que la contracción de la musculatura hace que se marquen en exceso las arrugas y sea imperioso evitarla.

Si las arrugas son incipientes se tratan solo con toxina botulínica, pero si ya la piel presenta una evidente pérdida de volumen, además de relajar el músculo, es necesario aportar densidad con ácido hialurónico.

Cuidados y Precauciones

Es importante que el paciente tenga en cuenta que:

  • Debe ser paciente, la piel necesita tiempo para adaptarse. Si bien los resultados son inmediatos, pueden verse alterados con facilidad si no se toman las precauciones necesarias.
  • El relleno para dar volumen se hace en varias sesiones, de este modo la piel no se ve forzada a estirarse en exceso y se obtienen resultados más naturales.
  • Después de la aplicación de ácido hialurónico es importante aportar a la piel una limpieza adecuada, hidratación con sérum y cremas con hialurónico que potencien el efecto, a la vez que es imperioso el uso de protector solar.
  • No tocar la zona de aplicación y evitar expresiones faciales exageradas, sobre todo cuando se han realizado rellenos de labios.
  • Una vez pasadas 24 horas de la aplicación, si el especialista da el OK, se pueden realizar masajes suaves en la zona tratada.
  • No beber alcohol ni fumar los días posteriores a la aplicación.
  • No asolearse ni exponerse a altas temperaturas (baños de sol, cama solar, saunas) ya que ello podría generar una expansión de los rellenos o filtraciones.
  • Después de los rellenos faciales hay que dormir con la cabeza elevada por unos días, esto ayuda a desinflamar y favorece el restablecimiento de la zona tratada. No hay que dormir boca abajo.
  • No es conveniente emplear exfoliantes ya que pueden causar lesiones microscópicas en la zona tratada.
  • Aplicar hielo durante el mismo día y el siguiente para disminuir la hinchazón y el dolor.
  • Realizar retoques para corregir las posibles imperfecciones que se presenten. Es importante no saltarse las sesiones indicadas por el especialista.
  • No realizar actividad física el mismo día de la aplicación ni en siguiente.
  • Acudir al médico si se presentan complicaciones como dolor persistente, hinchazón que no cede, coloración anormal, etc.
Acido hialurónico
foto tomada de Freepik bajo licencia CCO 1.0

Ácido Hialurónico: Efectos Secundarios y Contraindicaciones

Como el ácido hialurónico que está presente en el cuerpo de manera natural, las posibilidades de rechazo son muy poco frecuentes.

Solo un 3 a 5% de las personas que se someten a este tratamiento han presentado alguna reacción alérgica al mismo.

Cabe destacar que esto es siempre y cuando su aplicación sea por parte de profesionales de la salud, capacitados y con productos certificados.

Existen algunos efectos colaterales que vale la pena conocer:

  • Sensibilidad en la zona de aplicación.
  • Dolor y molestias.
  • Irritación leve.
  • Durezas y enrojecimiento de la piel.

Por lo general, estos efectos desaparecen a las 48 horas o como máximo a la semana después de la aplicación.

Contraindicaciones:

  • Personas con alergias severas.
  • Proceso inflamatorio o infeccioso en la zona a tratar.
  • Embarazadas o en período de lactancia.
  • Cáncer o bajo tratamiento.
  • Inmunodeprimidos.

Resultados que Puedes Esperar

Los resultados después de las inyecciones con ácido hialurónico son inmediatos. Después de la primera sesión se nota un mayor volumen en la zona tratada y mejor aspecto de la piel, así como una disminución del aspecto cansado del rostro.

El resultado puede durar hasta 18 meses e incluso un poco más, dependiendo de la edad, la calidad de la piel, la densidad del producto empleado, la zona tratada, el ritmo del metabolismo de degradación y el estilo de vida de la persona.

Cabe destacar que la reabsorción del ácido hialurónico no es inmediata sino que se da de manera progresiva, por lo que los efectos se pierden lentamente.

Ácido Hialurónico: Precios de los Tratamientos y Beneficios para tu gabinete

El precio de un tratamiento con ácido hialurónico puede variar dependiendo del médico que lo aplique, la ciudad o zona donde se encuentre el centro estético, así como su prestigio. No obstante, a nivel general, podemos decir que un tratamiento puede oscilar los $8000 ARS.

Además, es un tratamiento que se puede complementar con otras prácticas estéticas como peelings, rellenos faciales, mesoterapia, entre otros, por lo que las ganancias para tu gabinete pueden ser mucho más amplias.

Tratamientos Estéticos que Puedes Complementar Utilizando Ácido Hialurónico

Ácido hialurónico y Botox

Estos dos compuestos son indispensables para luchar contra las arrugas profundas y el envejecimiento severo del rostro.

El botox relaja la musculatura y evita que se contraiga, causando la marcación de la arruga por el movimiento muscular, mientras que el ácido hialurónico rellena, hidrata y suaviza el surco.

Colágeno y ácido hialurónico

Son dos sustancias que se encuentran de forma natural en el organismo y resultan indispensables para la regeneración de tejidos, la hidratación y elasticidad de la piel.

Cada vez más cosméticos poseen entre sus ingredientes la combinación de estas dos sustancias, debido a que ambas hacen que la piel recupere elasticidad, hidratación y aumente la creación de proteínas.

La sinergia de colágeno y ácido hialurónico hace que el cutis se renueve por completo. Por tanto, los tratamientos cosmetológicos con ellos son altamente efectivos y resultan el complemento ideal de cualquier procedimiento de rejuvenecimiento.

Ácido hialurónico y vitamina C

Ambos poseen propiedades antienvejecimiento, revitalizan la piel dotándola de mayor hidratación, elasticidad y densidad, a la vez que refuerzan sus defensas ante las agresiones externas y del daño de los radicales libres.

Cuando trabajan en sinergia, se potencian sus resultados proveyendo de una atención integral al cutis con resultados claramente visibles desde la primera aplicación.

Los productos cosmetológicos con estos compuestos son muy empleados en los gabinetes de estética en tratamientos faciales de rejuvenecimiento y revitalización de la piel.

Conclusión

El ácido hialurónico es un aliado indiscutido de la belleza de la piel, sus efectos positivos en los diversos tratamientos estéticos son incomparables.

Su empleo en combinación con otras técnicas estéticas ayuda a conseguir un rejuvenecimiento y mejoramiento prácticamente total de la piel tratada, asegurando la conformidad absoluta del paciente.

Además, al tratarse de una sustancia que naturalmente se encuentra en el cuerpo, las posibilidades de rechazo o alergia son mínimas, lo que lo convierte en un tratamiento seguro y aplicable a la mayoría de las personas.

Si te gustó este artículo, tal vez te interese:

Botox: Usos y Tratamientos en Medicina Estética y Clínica

Toxina Botulínica: una Aliada en la Medicina Cosmética

Mesoglow: una Técnica Efectiva para Revertir el Paso del Tiempo en la Piel

Beneficios del Rejuvenecimiento Facial con IPL

Cómo Crear un Plan de Alimentación Antiaging



Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *