Acné Adulto: Conoce Cómo Tratarlo y Combatirlo

    

El acné no es un problema exclusivo de los adolescentes, muchas personas adultas (y hablamos incluso de quienes tienen más de 40 años) sufren de acné tardío en rostro, cuello, hombros y/o espalda. Para saber más sobre el problema de acné en el adulto, continúa leyendo.

En este caso se trata de un proceso inflamatorio crónico de la glándula sebácea que se caracteriza mayoritariamente por lesiones inflamatorias de importancia.

Este problema afecta mayormente a las mujeres debido a que posee una estrecha relación con desórdenes hormonales, pero también puede verse en algunos hombres aunque en estos casos, otros 

¿Qué Causa el Acné en el Adulto?

¿Eres adulto y tienes acné? ¡Te explicamos porqué!

El acné en la edad adulta se origina principalmente por una alteración hormonal que genera una hiperqueratinización del conducto pilosebáceo obstruyéndolo. 

El exceso de sebo no puede drenarse debido a la obstrucción de los poros y conductos excretantes, como resultado se va formando el comedón cerrado, proliferan las bacterias anaerobias presentes en la piel (Cutibacterium acnes) y por ende el folículo termina inflamandose, pudiendo llegar a infectarse. 

Los andrógenos (exceso de testosterona en las mujeres) causan una hiperproducción de sebo en momentos claves como en el síndrome pre menstrual, el embarazo (también puede haber una remisión del acné), y la menopausia. Es un problema frecuente también en las que sufren del síndrome de ovario poliquístico.

Otros factores pueden desencadenar brotes de acné en la edad adulta, dentro de los cuales podemos mencionar:

  • Picos de estrés
  • Mala alimentación
  • Horas de sueño deficientes
  • Consumo de determinados medicamentos como litio, anabolizantes, vitamina B, etc.
  • Alergias
  • Higiene defectuosa o exagerada
  • Actividad laboral
  • Predisposición genética 
  • Tabaquismo
  • Uso de maquillajes comedogénicos
  • Empleo de herramientas de maquillaje sucias
  • Mala costumbre de no quitar el maquillaje cada noche 

Cada caso es diferente, puede darse el acné en el adulto por un solo factor o bien una combinación de varios de ellos.

En el hombre el acné tardío se localiza mayormente en la espalda y el pecho, mientras que en la mujer se caracteriza por pústulas localizadas en el rostro, específicamente en la zona mandibular y peribucal.

Consecuencias del Acné Adulto

Impacto Emocional

La primera consecuencia que sufre un adulto con brotes de acné es el impacto psicológico ya que muchas personas con brotes graves presentan mayores probabilidades de sufrir depresión, ansiedad y fobias sociales.

Las mujeres son las más damnificadas ya que sobre ellas existe un peso social que no cargan los hombres. Para la sociedad, la mujer tiene que estar siempre impecable y bella, con la piel lozana, de lo contrario no es considerada “bonita”.

Muchas mujeres que sufren de acné en la adultez no soportan ni siquiera mirarse al espejo, tienen la autoestima muy baja y un gran complejo de inferioridad. 

En el afán de ocultar su problema emplean capas y capas de maquillaje, evitan reuniones sociales e incluso relaciones afectivas. Esto ocasiona un círculo vicioso que no pueden romper y va exacerbando el problema.

Impacto Físico 

Los brotes de acné alteran la fisonomía del rostro, generan manchas, cicatrices y marcas que no se disipan aún habiendo controlado los brotes.

Las lesiones de gran profundidad son las que mayor riesgo de cicatriz acarrean, y generalmente se presentan en la zona mandibular, peribucal y del cuello.

Un diagnóstico temprano y la aplicación del tratamiento adecuado son cruciales para detener los brotes y minimizar el riesgo de que queden cicatrices. Además, es esencial para la salud emocional de la persona afectada.

Cómo tratar el acné del adulto

Tratamientos Cosmetológicos para Tratar el Acné Adulto

Por fortuna, el acné del adulto tiene muchos tratamientos disponibles en centros de estética y también farmacológicos indicados por un dermatólogo.

En la mayoría de los casos se requiere de un trabajo en sinergia del cosmiatra y el dermatólogo, sólo los casos más severos requieren de un tratamiento médico prolongado previo al cosmetológico. 

Tratamientos Cosméticos para el Acné en el Adulto

Adulto con mascarilla para tratamiento de acné
Atribución Imagen de Senivpetro en Freepik Bajo licencia CCO

Limpieza del Rostro

Una adecuada higiene es fundamental para controlar los brotes de cualquier tipo de acné, ya que mediante ella se puede eliminar el exceso de sebo y mantener limpios los poros.

Se recomienda realizar una limpieza diaria dos veces al día, por la mañana y por la noche con un producto indicado para piel con tendencia acneica o mixta.

Es importante ENJUAGAR el cosmético usado para la limpieza ya que posee agentes detersivos que pueden resecar la piel y exacerbar el brote.

Es útil emplear un agua micelar al culminar la limpieza para retirar cualquier resto de suciedad que pueda haber quedado. 

Cabe destacar que, en el caso de tener maquillaje, primero se debe proceder al retiro del mismo con un producto desmaquillante apto para piel con tendencia acneica. Se lo enjuaga y procede con la limpieza.

Hidratación

Después de la limpieza se aplica un tónico astringente sobre las zonas problemáticas, una vez absorbido es momento de colocar la crema hidratante (o gel crema) apropiada que posea principios activos que colaboren con la renovación celular, antioxidantes e hidratantes para evitar la pérdida de hidratación, y elementos matificantes.

Protección Solar

El acné puede verse exacerbado por la exposición solar, es conveniente evitar el sol y cabinas de bronceado también por el riesgo de manchar la piel lesionada por los brotes.

En caso de emplear protector solar, este debe ser para piel grasa y con efecto seco.

Mascarillas reguladoras del sebo

Estas mascarillas ayudan a controlar la secreción sebácea y son muy efectivas en el caso del acné tardío.

Por lo general están compuestas por almidón, dióxido de titanio, talco, caolín, glicoles y a veces poseen un porcentaje de ácido glicólico.

Se aplican de manera semanal o quincenal, o según indicación cosmetológica.

Exfoliantes

Se trata de cremas abrasivas que generan una exfoliación superficial de la piel, ayudan a limpiar los poros, quitar el exceso de sebo y células anucleadas a la vez que pueden colaborar en la regulación de la secreción sebácea.

No pueden emplearse a diario, lo ideal es una vez cada 15 días o al mes dependiendo del caso.

Tratamientos Cosmiátricos para el Acné Adulto

Los peelings son tratamientos específicos realizados con ácidos químicos buscando estimular la renovación celular, también  son de gran ayuda para controlar los brotes acneicos en personas adultas, algunos de ellos son:

Peeling de Ácido Salicílico

Este ácido es muy empleado para pieles grasas porque es capaz de desobstruir poros y eliminar comedones gracias a su acción comedolítica y queratolítica.

Posee propiedades antimicrobianas, lo que lo hace sumamente efectivo a la hora de controlar las colonias de bacterias responsables de los brotes acneicos. También es un poderoso antiinflamatorio capaz de reducir la inflamación típica del acné.

Se utiliza además en combinaciones de peeling salicílico-azelaico y peeling mandéclico salicíco.

Peeling con Ácido Glicólico 

Es un peeling ampliamente utilizado en cosmiatría, ofrece buenos resultados en el tratamiento del acné, alteraciones pigmentarias resultado de las lesiones acneicas, manchas y cicatrices.

Peeling TCA (ácido tricoloracético)

Es un peeling de mediana intensidad indicado para el tratamiento de pieles fotoenvejecidas, con marcas de acné y manchas.

Peeling con Retinoico

El retinol es un derivado de la vitamina A, es muy efectivo en el tratamiento de manchas, alteraciones pigmentarias y cicatrices acneicas profundas.

Estos peelings comúnmente se realizan en forma conjunta con el tratamiento dermatológico que incluye antibióticos tópicos como la eritromicina al 2% y la clindamicina al 1%.

Aparatología que puede Usarse para Combatir el Acné Adulto

Alta Frecuencia

El equipo de alta frecuencia da muy buenos resultados en el tratamiento del acné al poseer efectos desinfectantes, descongestivos, antiinflamatorios y estimulantes de los tejidos.

La aplicación de esta tecnología colabora a la asepsia de la piel, oxigenar la piel, bajar la inflamación y descongestionar el tejido afectado.

Los electrodos llenos de gas aumentan la temperatura de la piel y la irrigación de la sangre mejorando la nutrición y oxigenación de los tejidos.

Se debe emplear después de una limpieza de cutis profunda.

Terapia Bifotónica

Es una técnica de conversión de luz capaz de estimular los mecanismos naturales de reparación de la piel a nivel celular.

Se utiliza con un gel fotoconversor junto con una lámpara que emite diversas longitudes de onda por medio de diodos fotoemisores (LED).

Es ideal para el tratamiento del acné moderado a severo, ofrece muy buenos resultados en la remisión de los brotes, desinflama y desinfecta la zona, a la vez que estimula la producción de colágeno, minimizando las lesiones post acneicas y consiguiendo un rejuvenecimiento facial.

Luz Pulsada Intensa

Es un tratamiento indicado para eliminar secuelas de acné, por lo que es preciso que los brotes estén controlados. Elimina manchas y alteraciones en la textura de la piel.

Microdermoabrasión con Puntas de Diamante:

Este tratamiento se utiliza en casos de acné controlado cuando la piel aún presenta comedones abiertos y cerrados, sin pústulas purulentas, es decir, que el acné no esté activo. 

Realiza una exfoliación mecánica que afina la capa córnea, eliminando células muertas y evitando la obstrucción de los poros. Suaviza además las marcas que pueden haber quedado de los brotes.

Láser

Este tratamiento es indicado para la eliminación de cicatrices atróficas post acneicas, por lo que se utiliza cuando se ha controlado la fase activa del acné.

Se puede emplear láser fraccionado ablativo o no ablativo. Dentro del primer grupo está el láser de erbio o de CO2, que da excelentes resultados, pero es bastante irritante debido al efecto de ablación.

Los láser no ablativos no causan irritación ni descamación, pero requieren de una mayor cantidad de sesiones para conseguir el efecto deseado. 

Estos generan microzonas de calentamiento en las capas profundas de la piel, lo que fomenta la creación de colágeno y la regeneración natural del tejido, lo que hace que el cutis se vea más liso, renovado y sin imperfecciones.

Diferencias entre el Acné Adulto y el Adolescente

Tipos de acné en adulto
Atribución imagen de Macrovector en Freepik Bajo licencia CCO

El acné que se presenta en la edad adulta difiere en varios aspectos del que comúnmente vemos en los adolescentes, a saber:

Etiología Distinta

El acné vulgar o juvenil tiene causas multifactoriales y depende de los andrógenos. En el adolescente aumenta el tamaño las glándulas sebáceas del rostro y de la parte superior del tronco, lo que da un incremento en la producción sebácea y una alteración en su composición.

Los canales pilosebáceos se tapan y forman los comedones, con la consiguiente inflamación debida a la colonización bacteriana del Cutibacterium acnes, que da lugar a la aparición de las pústulas.

En el adulto, el acné se desencadena por las hormonas androgénicas y por una hipersensibilidad de la glándula sebácea. 

El estrés, tan común en la edad adulta, tiene un papel desencadenante crucial, ya que es el responsable de la inflamación de las glándulas sebáceas.

Por otra parte, influyen factores como el tabaquismo, la contaminación y la exposición a radiación ultravioleta, ya que estos factores promueven la creación de radicales libres y moléculas oxidantes en el organismo, responsables de un incremento de la producción sebácea y por ende la obstrucción del poro.

El acné en el adulto es más común en las mujeres, y el juvenil, en hombres

El acné en la edad adulta es más frecuente en las mujeres que en los hombres debido a la influencia hormonal.

En el acné vulgaris los hombres se llevan la peor parte, ya que, si bien las mujeres también lo padecen, son ellos los que presentan lesiones más importantes.

El acné adulto genera lesiones más profundas y dolorosas 

En una persona adulta las lesiones acneicas son más severas y dolorosas ya que son directamente inflamatorias, con mayor riesgo de que dejen cicatrices y manchas.

En los jóvenes aparecen lesiones inflamatorias (pústulas) y no inflamatorias (comedones abiertos y cerrados)

Se localizan en diferentes áreas

En los jóvenes el acné suele aparecer en la zona T del rostro, mientras que los adultos lo presentan en la zona U.

El acné vulgaris aparece en frente, nariz y tronco; mientras que el del adulto en los ángulos mandibulares, zona peribucal, cuello y hombros.

El tratamiento es diferente 

Los tratamientos disponibles para combatir el acné son variados, pero no siempre tienen efecto en los casos de brotes en adultos.

Por lo general la piel del adulto es mixta, razón por la que los tratamientos convencionales pueden resultar irritantes y favorecer la aparición de eczemas.

En estos casos se realiza un tratamiento combinado y sectorizado, en el caso de los adolescentes predomina la intención de sebo regulación ya que presentan toda la piel grasa.

Tips para Evitar el Acné Adulto

Cómo evitar el acné de adulto
Atribución Imagen de Jocomp en Freepik Bajo Licencia CCO

Si bien en muchos casos no es posible evitar que salgan esos molestos granitos, hay mucho por hacer para minimizar los brotes y reducir las molestias que generan.

  • Respetar la limpieza diaria del cutis. Esto es crucial para mantener la salud y lozanía de la piel, con la limpieza se eliminan toxinas, desechos, bacterias y microrganismos desfavorables.
  • Quitarse siempre el maquillaje antes de ir a dormir y emplear productos no comedogénicos.
  • Protegerse del sol, usar protección solar y evitar la exposición solar excesiva, sobre todo en horas pico.
  • Comer sano, incluir muchas verduras y frutas frescas, alimentos integrales y reducir la ingesta de grasas como de comidas procesadas.
  • Reducir el consumo de alcohol y bebidas estimulantes.
  • Beber mucha agua, la hidratación es clave para la salud de la piel.
  • Acudir al cosmiatra o dermatólogo con frecuencia. No automedicarse ni aplicarse productos sin indicación de un especialista.
  • Disminuir el estrés, esto es fundamental para reducir y controlar los brotes.
  • Evitar la ingesta de dulces.
  • Controlar el peso corporal.
  • Las dietas depurativas pueden ayudar a atenuar el acné.

Preguntas y Dudas Frecuentes sobre el Acné en Adultos

¿Puede una persona que nunca tuvo acné, presentarlo en la edad adulta?

El acné puede afectar tanto a mujeres que lo sufrieron en la adolescencia y no lo eliminaron por completo, como también a las que nunca lo padecieron.

¿Los anticonceptivos sirven para controlar el acné en el adulto?

Sólo son efectivos en los casos de mujeres con acné de base hormonal.

¿Cuáles son las causas de la aparición de acné en la edad adulta?

Los cambios hormonales, el estrés, hábitos de vida perjudiciales, tipo de alimentación, tabaquismo, actividad laboral… pueden predisponer a la aparición de acné en la vida adulta.

¿Todos los granos se consideran acné?

No. Se considera acné en el adulto a lesiones inflamatorias recurrentes y localizadas en zonas claves como es la región U del rostro.

Se trata de brotes severos, dolorosos y muy visibles que pueden dejar marcas y cicatrices de importancia.

¿Se puede prevenir el acné?

Es muy dificultoso prevenir los brotes, ya que hay factores como los cambios hormonales y la herencia genética que es imposible controlar. Solo resta cambiar los hábitos de vida nocivos, la alimentación y tener una rigurosa rutina de limpieza y cuidado de la piel.

¿Se puede eliminar el acné para siempre?

Esto es difícil de determinar ya que todo depende de las razones de los brotes. En el caso de los que están relacionados con cambios hormonales o por estrés, se requiere de un control permanente para poder eliminar los brotes.

¿El acné puede dejar cicatrices?

Si, sobre todo el acné en el adulto.

Cabe destacar que no todas las lesiones post acneicas son iguales, pueden ser atróficas, en forma de picotazo, hundidas, hipertróficas o queloides. Cada uno requiere de un tratamiento diferente para eliminarlas.

Cuidados a Seguir Después del Tratamiento Anti Acné

Los cuidados de la piel después de un tratamiento contra el acné son los mismos que para evitar su aparición.

Además de ello, el paciente tiene que tomar la medicación indicada por el dermatólogo (si es que la hay) y seguir las recomendaciones indicadas a posterior de cada tratamiento efectuado, por ejemplo, evitar la exposición solar antes y después de un peeling con ácidos o de terapia láser.

Conclusión

El acné en el adulto es un problema muy frecuente que afecta en gran medida la vida de las personas, si bien puede ser de gran severidad, la ciencia cuenta con extensas herramientas para combatirlo.

Pero también es importante que la persona comprenda que tiene que poner mucho de sí para minimizar los brotes y conseguir controlar el problema de forma efectiva y permanente. 

Adquirir hábitos de vida saludables en todo sentido y mantener una rutina de cuidado de la piel son pilares fundamentales de todo tratamiento cosmiátrico. 

Si te gustó este artículo, quizás te interese:

El Acné: Tratamientos Cosmetológicos y Aparatología Disponible     

Cómo Eliminar el Acné: Guía Completa de Tratamientos Anti Acné  

Tratamiento de la Rosácea en el Gabinete de Estética

¿Cómo Eliminar Cicatrices de Acné Profundas?     

Tratamientos estéticos para cicatrices

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *