5 Tratamientos para Combatir las Manchas Solares en la Piel

    

El sol puede causar grandes estragos en la piel, gracias a los rayos ultravioleta.

Estos daños pueden ir desde manchas en la piel, hasta cambios de coloración, textura y color en el tejido, debido a la exposición excesiva, constante y sin protección a los rayos solares.

Son muchas las personas que han pasado por esta situación, como consecuencia de no usar protector solar, así como por aplicar productos que no pueden ser usados bajo el sol.

eBook

Esto ocurre por el poco conocimiento que existe sobre los riesgos que corre la piel bajo el sol y las lesiones que se pueden producir, que pueden llegar, incluso, a ser cancerígenas.

Por ende, los dermatólogos, esteticistas y conocedores de la materia se han visto en la necesidad de buscar la manera de combatir estas manchas solares, pues suelen ser motivo de numerosas consultas en su gabinete, gracias a los problemas de imagen que estas manchas traen consigo.

Hoy en día, se han creado numerosas técnicas y procedimientos estéticos, capaces de mejorar y erradicar las lesiones producidas por el sol sin distingo de edad o sexo. Hoy te mostraremos algunas de ellas y te enseñaremos cómo prevenir la formación de manchas solares en la piel.

Manchas solares en la piel: ¿Qué son y cómo se forman?

Las manchas solares en la piel son una alteración  que se presenta en  la uniformidad de la coloración de la piel. Estas pueden ir desde manchas pálidas, blancas, rosadas, hasta irritaciones rojizas y marrones, productos de la hiperpigmentacion realizada por la propia piel para protegerse de los rayos del sol.  

La piel manifiesta el daño solar a través de las manchas, las cuales aparecen progresivamente y suelen darle una apariencia desagradable y antiestética a la piel. Si no se tiene el cuidado requerido, estas se pueden transformar en lesiones cancerígenas, según el tipo de piel y la genética del paciente.

En la mayoría de los casos, estas alteraciones generan grandes preocupaciones estéticas y de salud, que llevan a los pacientes a acudir a tu consulta dermatológica o estética.

Eliminar manchas solares o marrones en la piel y cómo quitar manchas de la cara

Existen varios tipos de manchas solares en la piel:

  • Lentigos o seniles: Estas aparecen en pieles claras y son las más comunes, ya que se producen por un aumento en el número de melanocitos pigmentados, que se ven como manchas.

Sus efectos están directamente relacionadas con el paso del tiempo y el exceso de exposición a los rayos solares. Se caracterizan por ser manchas oscuras, marrones, planas e irregulares.

  • Melasmas: Estas manchas son producto de un aumento en la producción de melanina en las áreas más expuestas al sol.

Dichas manchas están relacionadas a cambios hormonales producidos, por ejemplo, durante el embarazo, como consecuencia de la toma de anticonceptivos, antibióticos, diuréticos y pastillas para tratar el acné.

Generalmente, se producen en la cara, específicamente en las mejillas, y son comunes en personas con más de 20 años.

  • Pecas o efélides:  Estas son manchas de color claro, que aparecen en personas de pieles claras o pelirrojas.
  • Arañas vasculares: Estas lesiones se evidencian en las zonas fotoexpuestas, como cara, escote y  cuello, en las que el sol provoca dilatación de los  vasos capilares.

Ubicación de las manchas solares

Estas afecciones de la piel se ubican, comúnmente, en:

  • Cara
  • Escote
  • Hombros
  • Brazos
  • Dorso de las manos

Cómo examinar las manchas correctamente

Es importante conocer los diferentes tipos de manchas solares en la piel para poder iniciar el tratamiento idóneo para removerlas. Hay que realizar diferentes pasos:

  • Hacer un interrogatorio para saber cuándo y cómo aparecieron las lesiones y si fueron posteriores a la exposición al sol.

Asimismo, es necesario saber si el paciente usa o no protección solar, si está consumiendo hormonas o medicamentos que puedan contribuir a este proceso o si se ha aplicado algún tratamiento que pueda generar estas lesiones.

  • Realizar un examen físico, haciendo énfasis en las áreas expuestas al sol, con la finalidad de verificar la presencia de lesiones, coloración, número de manchas y formas que presentan.

Además, hay que tener en cuenta la persona, pues según esta, se pueden encontrar las razones de las lesiones en cuestión.

  • Utilizar un dermoanalizador, con el cual se evidenciará el nivel de pigmentación de la mancha, así como otras causas que contribuyen a el diagnóstico preciso de las lesiones.

Para utilizar este aparato, se recomienda al cliente no aplicarse en la cara ningún producto cosmético, por lo menos 2 horas antes de su utilización.

En los casos en los que pueda haber confusión, es recomendable que el dermatólogo solicite una biopsia para que el diagnóstico sea más específico y se pueda aplicar la terapia adecuada.

Asimismo, es bueno complementar todos estos procesos con autoexploración, pues de esa manera se le podrá dar al especialista la especificación de la lesión desde la percepción del paciente y, de esta manera, brindarle la orientación precisa para el tratamiento de la mancha.

5 Tratamientos contra las manchas solares en la piel

Es importante tener el diagnostico preciso del tipo de mancha presente en el paciente para iniciar la terapéutica adecuada a la lesión que se está viendo, tomando en cuenta que existen por lo menos 5 tratamientos distintos para atacar este problema.

Estos son algunos de ellos:

Láser: Esta técnica es la más efectiva para el tratamiento de las manchas solares en la piel, específicamente en el lentigo, pues dispara un flujo de luz láser en la mancha que posea coloración oscura, tostando la lesión, la cual se pela y se cae luego de una semana.

Esta técnica se aplica durante una sesión y es posible desaparecer las manchas con ella. Cabe destacar que luego de realizar este proceso, se deben tomar medidas preventivas, pues el tratamiento no garantiza  que la lesión no aparezca nuevamente.

Luz Pulsada Intensa (IPL): Esta técnica es la más  utilizada  a nivel estético para tratar manchas  en la cara. A través de ella, se puede obtener:

  • Rejuvenecimiento facial.
  • Eliminación de manchas e imperfecciones de la piel.
  • Mejoras en los lentigos.

En pieles claras, se utilizan tratamientos combinados de exfoliación u despigmentantes. Si se trata de pieles oscuras, se debe aplicar un tratamiento progresivo de despigmentación. Si son melasmas intradérmicos, se debe complementar el tratamiento con Luz Pulsada Intensa, además de los procedimientos anteriormente mencionados.

Peeling: Este tratamiento consiste en exfoliar el tejido para regenerar la capa epidérmica de la piel. Así, se despigmenta con mayor profundidad la zona en cuestión.

Con este técnica, se aplican varias capas de ácidos que, luego de unos días, desprenden las capas más superficiales de la piel, obteniendo un aspecto liso, más claro y suave en la zona donde se aplicó el tratamiento. Luego de aplicar este procedimiento, es recomendable colocar cremas que contengan aloe vera, soja y glicerol.

Al aplicar este tratamiento en pieles claras, se recomienda realizar un peeling químico luego de 10 días de haberse realizado la primera sesión y continuarlo por 3 meses. Durante este tiempo, es bueno aplicar cremas para eliminar algunas manchas que pueden persistir. Pasado un tiempo,  se deben realizar mantenimientos con vitamina C y ácido kojico para evitar reapariciones.

En el caso de pieles oscuras, se debe aplicar un despigmentante de forma progresiva. Para ello, se recomienda aplicar en casa una crema despigmentante por 15 días previos al peeling químico y, luego de hacerlo, continuar con este procedimiento cada 2 o 3 semanas, sin hacer más de 4 sesiones.

Crioterapia: Esta es una excelente opción para tratar las manchas ocasionadas por la exposición al sol, específicamente los lentigos o manchas pequeñas y localizadas.

Consiste en producir una quemadura mediante un spray de nitrógeno líquido vaporizado. Una vez que cae la costra, comienza el  aclaramiento de la mancha.

Cremas despigmentantes: Estas cremas contienen principalmente ácido glicolico, pirúvico, láctico y salicílico, además de alfa y betahidroxiacidos, los cuales atacan la capa más superficial de la piel y ayudan a aclararla.

Prevenir las manchas solares en la piel utilizando protectores solares por encima de factor 50 y evitando largas exposiciones al sol es imperativo. Asimismo, es de vital importancia diagnosticarlas y tratarlas para curar las lesiones, para que estas no se tornen más graves.

No dudes en consultar con tu dermatólogo  de confianza para solucionar este problema, pues él te guiará en el procedimiento a seguir para trabajar en tus manchas.

Manchas oscuras de la cara, tratamiento láser (15044)

No dejes de leer:

¿Cómo Aplicar un Drenaje Linfático Facial Efectivo?

Rejuvenecimiento Periocular: ¿Cómo Recobrar la Belleza y Vitalidad de la Mirada?

Skin Booster: Aprende a Combatir el Envejecimiento con Hidratación Profunda

Toxina Botulínica: una Aliada en la Medicina Cosmética

eBook

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *