Ultracavitación: Qué es, Cómo se Aplica y Qué Resultados Ofrece

Ultracavitación: Qué es, Cómo se Aplica y Qué Resultados Ofrece
5 (100%) 6 votes

La ultracavitación es un efectivo tratamiento reductor para adiposidad localizada difícil de erradicar con dietas y ejercicios.

Básicamente los equipos de ultracavitación emplean energía de ultrasonidos para provocar la rotura de las células grasas (lisis celular) y así conseguir que liberen su contenido al espacio intersticial, el que luego es eliminado por el propio organismo mediante heces y orina.

¿Qué son los ultrasonidos?

Los ultrasonidos son ondas acústicas con frecuencias superiores al umbral de audición del oído humano, sobrepasan los 20kHz, razón por la que son imposibles de oír.

Estos equipos emiten ondas de sonido de más de 20.000 vibraciones por segundo, las que se generan por medio un transductor piezoeléctrico. Dichas ondas acústicas se componen por ciclos de compresión y expansión.

Es en el ciclo de compresión que se realiza una presión positiva, lo que acerca los adipocitos. Posteriormente en el de expansión la presión negativa tiende a alejar a las moléculas entre sí, y gracias a la intensidad de la emisión se crean micro-burbujas dentro del fluido del tejido.

Estas micro burbujas aumentan de tamaño durante la duración del ciclo de expansión, para luego implosionar al cambiar rápidamente al ciclo de compresión. Este proceso hace que se liberen potentes ondas de choque que rompen de manera selectiva las membranas de los adipocitos, liberando ácidos grasos y glicerol al espacio intercelular en forma de una sustancia semi líquida.

Una pequeña porción de esta sustancia es excretada por el cuerpo durante las primeras 24 horas por medio de heces y orina, pero el resto permanece en el organismo en forma de lipoproteína, y debe ser metabolizada lo antes posible mediante actividad física para evitar que se acumule en otros órganos (sobre todo el hígado).

Potencia y frecuencia del ultracavitador

Los equipos de ultracavitación tienen que trabajar en frecuencias que van desde 30 a 50 kHz, no más ni menos porque su efectividad podría disminuir.

Los kHz del equipo guardan una estrecha relación con la dimensión de las micro-burbujas. A menor frecuencia (30-50 kHz), las burbujas creadas en el tejido son de mayor tamaño, por lo que necesitan más energía para implosionar y como consecuencia, generan mayor fuerza de choque. Este aspecto incrementa notablemente la efectividad del tratamiento sobre el panículo adiposo.

El fenómeno de ultracavitación se genera en un tipo de frecuencia determinada, y en función de esta, requiere de una potencia determinada del equipo.

A menor frecuencia se generan menos burbujas pero de mayor tamaño, y necesita menos potencia del equipo. En cambio, a mayores frecuencias las burbujas son más abundantes pero pequeñas, y se requiere de mayor potencia en el equipo.

El típico pitido de la ultracavitación

Se ha formado una creencia popular de que los equipos que poseen un pitido agudo son los más efectivos y reales cavitadores, pero esto no es así.

ultracavitacion

La mayoría de los aparatos trabajan a partir de los 30 kHz, por lo que en teoría son incapaces de ser oídos por el humano, pero debido a la existencia de los llamados “armónicos” en la onda de frecuencia, que la distorsionan por encima y debajo de su valor teórico, la paciente (y a veces la esteticista) percibe un chillido agudo.

El hecho de que un aparato de ultracavitación posea armónicos puede llegar a ser indicio de mala calidad del emisor, ausencia de filtros de armónicos o un transductor piezoeléctrico no muy bueno. Pero esto no afecta el tratamiento, solo puede resultar molesto el ruido.

Recomendaciones a la hora de aplicar un ultracavitador

  • Es importante evaluar bien a la paciente antes de comenzar las sesiones, debe acudir al consultorio con un certificado médico que asegure niveles normales de colesterol y ausencia total de enfermedades hepáticas.
  • Tienes que llevar un registro fotográfico de la zona a tratar, medir la circunferencia y el peso de la paciente en cada visita para cotejar los resultados al finalizar el tratamiento.
  • Siempre tiene que haber una buena cantidad de gel neutro entre el cabezal y la piel, para evitar que la onda de ultrasonido se pierda en el aire.
  • El cabezal siempre tiene que estar en contacto con el tejido.
  • El panículo adiposo a tratar con ultracavitacion tiene que ser de más de 3 a 4 cm, si es menor lo mejor es emplear un ultrasonido convencional.
  • Al momento de aplicar el cavitador se debe tomar el cabezal con una mano y con la otra comprimir el pliegue adiposo sobre éste.
  • El cabezal no puede permanecer en un lugar por mucho tiempo, pero la velocidad del movimiento no puede ser más de 1cm por segundo.
  • Es imprescindible terminar la sesión con drenaje linfático manual o presoterapia para poder ayudar a la eliminación de la grasa liberada al torrente sanguíneo.
  • Es muy necesario para el éxito del tratamiento que la paciente beba agua media hora antes y e inmediatamente después de terminar su sesión. También debe hacer actividad física apenas sale del gabinete.
  • Debes indicarle a la paciente que lleve una alimentación reducida en grasas.
  • Después del tratamiento, que no debe durar más de dos meses, se puede hacer una sesión de mantenimiento mensual para asegurar los resultados.
  • Una vez que la paciente empieza a reducir medidas, es conveniente combinar el tratamiento con sesiones de radiofrecuencia para tonificar el tejido y evitar la aparición de flacidez.

Las sesiones de ultracavitación

Permite tratar adiposidad localizada de abdomen, flancos, espalda baja, glúteos, trocánteres, y muslos.

Conviene delimitar la zona a tratar en sectores de 10 x 10 cm, y el tiempo máximo de la sesión son 20 a 30 minutos.

Tras la primera sesión se nota una reducción de volumen, pero sobre todo lo que principalmente la paciente va a notar es que la zona se siente mucho más blanda al tacto que antes. Esto se debe a que la grasa se ha convertido en una sustancia semi liquida esperando a ser metabolizada con actividad física.

Es de suma importancia que la paciente lleve una dieta baja en grasas y beba al menos dos litros de agua antes y después del tratamiento. También es crucial que haga actividad física de inmediato, caminar a paso apretado unas 40 cuadras después de la sesión es una buena opción que recomendarle.

ultracavitación

La elasto compresión no debe faltar ya que ayuda a modelar el tejido, así como la presoterapia o drenaje linfático previo a la sesión de cavitación que fomenta la eliminación de desechos.

Zonas de aplicación del ultracavitador

Las zonas en donde se puede aplicar la cavitación son:

  • Abdomen.
  • Cartucheras.
  • Brazos.
  • Piernas.

Maniobras

Abdomen: el cabezal tiene que estar inclinado a 45 grados, nunca debe permanecer perpendicular a la piel para no causar daños a los órganos internos.

Una buena forma es haciendo que la paciente se siente sobre la camilla en posición de 90 grados, de este modo es sencillo tomar el tejido adiposo y comprimirlo contra el cabezal.

El movimiento debe ser circular con una velocidad a razón de 1cm por segundo. El tiempo recomendado es de 10 minutos cada 10 cm x 15 cm, sin superar los 30 minutos totales.

Piernas: en esta zona el cabezal si puede estar perpendicular, y la mano que no sostiene el cabezal comprime el panículo adiposo contra este.

Hay que destacar que la intensidad en la región de los gemelos debe ser mucho menor.

Brazos: primero hay que trabajar sobre la parte superior del brazo y después en la inferior. Siempre se debe formar un pliegue de tejido con la mano que no sostiene el cabezal.

Contraindicaciones de la ultracavitación

La ultracavitación no puede ser aplicada en casos de:

  • Insuficiencia renal o hepática.
  • Cardiopatías.
  • Epilepsia.
  • Embarazo.
  • Lactancia.
  • Cáncer.
  • Pacientes con prótesis metálicas en la zona a tratar.
  • Marcapasos u otros dispositivos electrónicos.
  • Problemas auditivos.
  • Enfermedades infeccionas.
  • En caso de piel lesionada.

Aparatología disponible para ultracavitación

Lipoactive de Sveltia

Este equipo es un generador ultrasónico para aplicar tratamientos de ultracavitación del panículo adiposo.

Permite seleccionar la intensidad por medición del pliegue cutáneo (cuenta con plicómetro). La ventaja es que solo hace falta introducir el valor del panículo adiposo a tratar y el equipo se configura con la potencia necesaria.

Su potencia es regulable, Lipoactive es capaz de trabajar tanto con alta potencia como en baja frecuencia debido a que posee un rango variable de frecuencia de emisión de 35 a 40 KHz.

ultracavitación

Lipoactive 90 de Sveltia

Este equipo de ultracavitación posee una gran potencia de salida ultrasónica que llega a los 90 watts, lo que incrementa en gran medida la efectividad pero siempre manteniendo la seguridad en la aplicación.

Dispone de un sistema de dosificación de intensidad por medición del pliegue cutáneo (cuenta con plicómetro), y el aparato se configura solo una vez que se introduce el valor del pliegue a tratar.

Posee un cabezal transductor hermético de acero inoxidable de 70 mm de diámetro y de 90 Watts de potencia, que transfiere los ultrasonidos a través de un medio de acoplamiento.

A diferencia de otros aparatos, el Lipoactive 90 cuenta con un microcontrolador que mantiene estable la frecuencia y potencia de salida, gracias a un sistema de barrido de frecuencia.

Se emplea para reducir panículo adiposo, modelar el contorno y eliminar la celulitis.

Lipoactive RF-SL de Sveltia

ultracavitación

Este equipo de ultracavitacion de 50 Watts trabaja en el rango de 35 KHz/40KHz, y cuenta con el agregado de energía de radiofrecuencia multipolar.

Completamente digital, el Lipoactive RF-SL dispone de un sistema de configuración de parámetros de funcionamiento automático.

El cabezal del ultracavitador es de acero inoxidable hermético y de forma ergonómica, con un diámetro de 70 mm.

Los cabezales de radiofrecuencia son de 30 mm para tratamientos faciales o zonas pequeñas con una potencia de 50 watts a 850 KHz de frecuencia.

Y el de 50 mm de diámetro para zonas medias con potencia de 70 Watts a 850 KHz de frecuencia.

Lipoactive RF de Sveltia

Equipo de ultracavitación con Radiofrecuencia bipolar y multipolar. Dispone de un sistema de dosificación de intensidad por medición del pliegue cutáneo y se configura automáticamente al introducir el valor del panículo adiposo que se debe tratar.

Cabezal de ultracavitacion de 90 Watts, que trabaja en un rango de 35 KHz/40KHz.

  • Hermético.
  • Ergonómico.
  • De acero inoxidable.
  • 70 mm de diámetro.

ultracavitación

Cabezales para Radiofrecuencia:

  • Multipolar de 30 mm de diámetro con una potencia de 50 watts a 850 KHz de frecuencia. Posee sensor de temperatura digital. Tratamientos faciales y zonas pequeñas.
  • Multipolar de 50 mm de diámetro con potencia de 70 Watts a 850 KHz de frecuencia. Posee sensor de temperatura digital. Tratamientos de zonas medias como brazos.
  • Multipolar de 70 mm de diámetro con potencia de salida 100 watts a 850 KHz de frecuencia. Posee sensor de temperatura digital. Para tratamiento de zonas grandes como glúteos, abdomen, piernas, etc.

El equipo de ultracavitación es realmente una excelente inversión para tu gabinete, y lo mejor es que en el mercado encuentras equipos de precios variados.

También ten presente que si no puedes acceder a la aparatología, no es motivo para quedarte atrás de tu competencia, puedes recurrir al alquiler hasta conseguir posicionarte en el mercado y sumar nueva clientela.

 

Conoce más sobre este tema en:

Drenaje linfático manual.

Los mejores aparatos de fotodepilación.

¿Dónde aplicar la cavitación?

Liposucción no invasiva.

Los mejores tratamientos anti age para tu gabinete.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *