Cómo Tratar las Varices en el Gabinete de Estética

Cómo Tratar las Varices en el Gabinete de Estética
5 (100%) 3 votes

¿Qué son las varices?

Las varices son venas inflamadas producto de trastornos circulatorios conocidos como insuficiencia venosa crónica.

Esta última se produce por trastornos en las paredes y válvulas de las venas superficiales. Su aumento y dilatación ocurren debido al acumulo de sangre, en especial cuando la persona tiende a permanecer de pie por largos períodos. Generalmente, las varices aparecen en las piernas pero también en otras partes del cuerpo.

Las venas  son vasos sanguíneos encargados de transportar la sangre que van desde los tejidos del cuerpo al corazón, donde es bombeada hacia los pulmones para recoger oxígeno. De allí es llevada por todo el cuerpo a través de las arterias.

eBook

Las venas poseen válvulas que funcionan en un sólo sentido, esto hace que la sangre circule hacia el corazón. En el caso que las válvulas se debiliten o se lesionen, la sangre puede devolverse y acumularse. Esto ocasiona el aumento de volumen a nivel de la vena, produciéndose así las varices.

Causas de las varices

Los trastornos circulatorios y lesiones a nivel de los vasos son los que dan origen a la aparición de las varices. Dentro de estas alteraciones podemos mencionar:

Defectos congénitos de válvulas. En este caso se habla de varices primarias, producto de la alteración en la función de retornar la sangre al corazón de producirse una afectación. A este nivel, la sangre se acumula en los miembros inferiores.

Tromboflebitis. Esta alteración es producida por la presencia de trombos o coágulos de sangre que entorpecen la circulación.

Embarazo. La sangre aumenta debido a la presencia del bebé, acrecentando así la presión en las venas. También pueden aparecer por los elevados niveles de hormonas que poseen las mujeres en este momento de su vida.

Obesidad. El exceso de peso aumenta la presión, sobretodo a nivel de miembros inferiores.

Edad y sexo. Las mujeres tienen mayor predisposición debido a la carga hormonal, estas pueden afectar a nivel de las venas debilitando la pared venosa.

Uso de anticonceptivos. Puede ser un factor desencadenante en la presencia de varices, por el elevado nivel de hormonas que se puede presentar.

Sedentarismo. Esto lo podemos ver en los casos donde se pasan muchas horas en una misma posición, bien sea sentado o parado, lo cual aumenta el riesgo a padecer de varices.

¿Cuáles son los síntomas de las varices?

varices

Los principales síntomas de las varices que puede presentar una persona tiene que ver con:

  • Pesadez, calambres y dolor en miembros inferiores.
  • Aumento de volumen y cambio de coloración a nivel de tobillos y pies.

Las varices se pueden comenzar a visualizar bajo la piel a simple vista. En la medida que avance la enfermedad puede presentarse úlceras venosas y cambios de coloración en la piel, la cual se torna oscura o inclusive puede llegar al sangrado de alguna de ellas.

¿Cómo se hace el diagnóstico de las varices?

Una vez que el paciente presenta los síntomas, debe acudir a un especialista, quien a través de un examen físico, visualizará ambos miembros inferiores, bien sea sentado o parado. Además de un interrogatorio para determinar la sintomatología que presenta.

Luego se le indica un estudio más avanzado como es el Eco Doppler Venoso, el cual permite ver cómo están las venas y verificar el flujo sanguíneo, así como si hay o no la presencia de coágulos.

Este estudio además permite ver el funcionamiento y cómo se encuentra la estructura de los vasos.

Tipos de varices

Existen varios tipos de varices, ellas se reconocen a simple vista por su aspecto y daño a nivel de la piel. Se puede hablar de grados o tipos de varices.

Grado I. En este grado se habla de arañas vasculares o vesículas. Se les llama con ese nombre  por ser finas y poco perceptibles, las mismas responden a un problema estético. Entre sus síntomas se puede encontrar el cansancio o pesadez.

varices

Grado II. Hay deficiencia en el flujo circulatorio, lo que produce dilatación de las venas y con el paso del tiempo logran mayor visibilidad.

Grado III. Las venas tienen una mayor dilatación, se hacen tortuosas y se ven antiestéticas. Los síntomas son mayores y van en aumento. El cambio de coloración se vuelve más evidente, ya que la piel encargada de recurrir a la pierna se torna más oscura.

Grado IV. En este estado pueden aparecer eczemas y úlceras que pueden llegar a infectarse.

Tratamientos estéticos para las varices

Hoy en día existen avances estéticos puestos al servicio de los pacientes que requieran de estos procedimientos. Las varices son tratadas, tienen solución e incluso pueden llegar a ser eliminadas.

En la actualidad existen técnicas avanzadas para tratarlas, desde las llamadas arañas vasculares hasta las más voluminosas y profundas son tratables con procedimientos como:

Escleroterapia

Es utilizada para tratar las pequeñas varices o arañas vasculares. Este procedimiento consiste en inyectar directamente en la vena una sustancia esclerosante, que pasará por toda la vena endureciéndola y posterior a esto desaparece.

Esta técnica no es invasiva y elimina de forma definitiva las varices pequeñas.

varices

Láser vascular

Es un proceso que consiste en la aplicación de láser para eliminar las varices, quemando los vasitos que producen las venas, sin lesionar los tejidos que las rodean.

El organismo va desechando los restos que pueden quedar de estas quemaduras, aclarando la zona donde se realizó el tratamiento.

Hay diferentes tipos de láser vascular, no obstante, su uso va a depender del calibre y profundidad de los vasos que se van a tratar.

Luego de la aplicación se debe utilizar medias compresivas por varios días para garantizar los resultados.

El tratamiento aplicado con láser a nivel vascular, al igual que la esclerosis, es inocuo. Debe suministrarse de forma ambulatoria bajo la modalidad de sesiones y realizado por especialistas conocedores de la materia.

La combinación de ambos procedimientos es considerado el tratamiento estrella, siempre y cuando sea realizado por un especialista en estética.

varices

Microespuma

Esta técnica se utiliza para quitar esas varices que producen molestias, y en algunos casos, pueden degenerar en complicaciones. Por eso se recomienda la aplicación de escleroterapia con microespuma. Su utilidad es para varices pequeñas y grandes.

Este tratamiento consiste en introducir la microespuma, sustancia que produce daño en la pared de la vena para poder eliminarla.

Una vez aplicada esta técnica, la sustancia anteriormente nombrada, se adhiere a las paredes del vaso debido a su presentación espumosa.

La microespuma en primer lugar produce una inflamación, luego una fibrosis o cicatriz en el tejido de la vena, y por último el tejido destruido es reabsorbido por el cuerpo.

El resultado será definitivo, pues las venas donde se aplica el tratamiento desaparece de forma permanente.

Beneficios de los tratamientos para las varices

El color azulado u oscuro de los pies desaparece o en algunos casos se evidencia diminutas arañas vasculares muy discretas.

El beneficio obtenido posterior a la aplicación de este tratamiento, va a depender de cada paciente durante el primer mes. En la segunda sesión las piernas se aclaran y mejora su aspecto. Por cada sesión de escleroterapia se elimina entre el 50% y el 80% de las venas tratadas.

Resultados

Los resultados se comienzan a observar luego de 2 meses después de haberse realizado la primera sesión.

varices

Se deben realizar entre 4 y 6 sesiones. El tiempo entre cada sesión es de 2 meses como mínimo.

De esta manera se obtiene un 90% del aclaramiento de la zona tratada, dependiendo del grado de la lesión.

Un mes después de haber culminado el tratamiento, se puede evidenciar la mejoría en las zonas donde fue aplicada.

Es importante resaltar que estos tratamientos no previenen la aparición de nuevas arañas vasculares (venas muy pequeñas).

En la medida que pase el tiempo, y dependiendo de cada paciente, se va a requerir la aplicación del tratamiento para erradicar las nuevas arañas vasculares que puedan aparecer.

Estas varices responden a la escleroterapia en un periodo de 3 a 6 semanas, las venas más grandes responden al tratamiento dentro de 3 a 4 meses. Una vez que respondan a la terapéutica no vuelven a aparecer, a pesar de eso, pueden reincidir con el paso del tiempo.

Tratamientos complementarios

Dentro de los tratamientos complementarios se pueden implementar los siguientes:

  • Cambios de hábitos alimenticios. Llevar una dieta sana, rica en fibra y vegetales baja en grasas saturadas.
  • Realizar ejercicio físico, caminar diariamente mínimo 30 minutos.
  • Usar medias elásticas. También conocidas como presoterapia.
  • Control de peso. Realizar drenaje linfático previo a las sesiones de escleroterapia.

Todo esto puede prevenir y retrasar la aparición de las varices.

Riesgos de los tratamientos para las varices

A pesar de que el riesgo es muy bajo, en todo procedimiento donde se introduce, bien sea un producto o algún equipo, se corre el riesgo de infección.

Debido a esto existe la posibilidad de que aparezca algún proceso infeccioso, esto puede ocurrir en 1 de cada 1000 pacientes a quien se le aplique el tratamiento.

Puede ocurrir la formación de coágulos sanguíneos en las venas, procesos inflamatorios severos, además de reacciones alérgicas producto del uso de la solución esclerosante.

También podrían aparecer lesiones en la piel que pudieran producir cicatrices pequeñas pero permanentes. Otro riesgo que se corre es el de quemaduras en la piel y cambios en la coloración.

Al mismo tiempo puede presentarse sensación de ardor y dolor después de la aplicación debido a la lesión nerviosa.

varices

Contraindicaciones

Estos procedimientos estéticos están contraindicados en pacientes que padezcan algunas enfermedades como:

  • Asma bronquial.
  • Estados congestivos y febriles.
  • Diabetes no tratada.
  • Estados de hipercuagulabilidad.
  • Arterioesclerosis.
  • Hipertensión arterial.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Neuropatías.
  • Hepatopatías.
  • Trombosis venosas recidivantes.
  • Trastornos neurovegetativos.

Todas y cada una de estas enfermedades deben ser atendidas por los respectivos especialistas, quienes decidirán si se puede o no aplicar este tratamiento.

Una vez realizado el diagnóstico y corroborado con especialistas la presencia de varices, se debe comenzar el tratamiento acorde a los síntomas que presente el paciente.

Se debe tener en cuenta, que las varices tienen solución y que pueden ser eliminadas en la medida en que se realicen los procedimientos necesarios de la mano de especialistas certificados en la estética.

El uso de técnicas avanzadas como la escleroterapia líquida, microespuma o el láser vascular, son de mucha ayuda en el tratamiento de las arañas vasculares o varices superficiales, inclusive algunas profundas, dependiendo de su ubicación.

varices

Son muchos los beneficios obtenidos a través de la aplicación de estos procedimientos estéticos;  lo más importante es que no son dolorosos, ni tampoco requieren de reposo, pues se incorporan a sus actividades de inmediato y no requieren de hospitalización.

Además de ser un procedimiento inocuo para el paciente.

Si sufres de varices acude a tu esteticista de confianza, él te recomendará cuál es el procedimiento que necesitas para tratar y eliminar las varices.

No dejes de leer: 

Cómo Mejorar los Resultados de los Tratamientos Estéticos

Radiofrecuencia Facial Para Frenar El Paso Del Tiempo

Lipolisis láser: Descubre Cómo Modelar Tu Figura Sin Cirugía

Tratamientos Cosméticos Para Regenerar Tu Piel

La Importancia de la Alimentación en el Cuidado de la Piel

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *