¿Cómo Aplicar Terapia de Ultrasonido Después de una Liposucción?

Comparte este contenido...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
¿Cómo Aplicar Terapia de Ultrasonido Después de una Liposucción?
5 (100%) 2 votes

En la actualidad, existen diferentes técnicas que pueden aplicarse tras un acto quirúrgico con la finalidad de disminuir el tiempo post operatorio y las complicaciones que pueden aparecer después del procedimiento.

Luego de una liposucción, uno de los procedimientos recomendados es el ultrasonido, pues genera un impacto positivo en los tejidos en recuperación. Los beneficios que se obtienen luego de su aplicación han permitido disminuir la inflamación y el dolor, dos síntomas característicos posteriores a cualquier acto quirúrgico. Además, acorta el periodo de reincorporación a las actividades cotidianas.

El ultrasonido post operatorio

Se conoce como ultrasonido a las ondas emitidas en distintas frecuencias,  las cuales producen  vibraciones mecánicas que generan efectos terapéuticos en los tejidos alterados o dañados. Estas no son electromagnéticas y no requieren de contacto para su transmisión, pues trabajan con un gel conductor y agua.

eBook

Los equipos más recientes de ultrasonido emiten dos tipos de frecuencia: 1 o 3 MHz. De esta manera, se amplía su campo de aplicación en diferentes patologías. Para cada frecuencia se utiliza un cabezal de aplicación calibrado a la frecuencia de vibración elegida. Siendo el cabezal de 3MHz el que se utiliza en estética, mientras que el de 1 MHz tiene mayor profundidad y es de utilidad en procesos traumatológicos.

Cabe destacar que el ultrasonido no es  perceptible ni audible, debido a la frecuencia en que se mueven las ondas sonoras.

El mecanismo de acción se basa en la transmisión de energía, que provoca un efecto térmico y agitador. Esto trae como consecuencia el aumento de la circulación sanguínea en la zona donde se aplica, como resultado del efecto térmico y la liberación de sustancias vasodilatadoras, favoreciendo la estimulación del metabolismo local.

Uso del ultrasonido despues de la liposuccion

El ultrasonido es importante durante el post operatorio, pues a través de sus ondas se puede:

  • Facilitar el drenaje de la zona tratada
  • Disminuir el dolor y la inflamación para aminorar la presencia de un edema
  • Aumentar la permeabilidad de la membrana, acción que favorece la reabsorción de líquidos y de desechos metabólicos

Otras ventajas que ofrece el ultrasonido

  • Tiene efecto analgésico, debido a que actúa a nivel de las fibras nerviosas y, al mismo tiempo, propicia la relajación muscular
  • Actúa como cicatrizante, pues aumenta la capacidad regenerativa de los tejidos
  • Permite el aumento de la permeabilidad y de la elasticidad, facilitando la absorción de sustancias farmacológicamente activas
  • Minimiza la fibrosis
  •  Mejora la circulación y estimula el drenaje linfático
  • Disminuye la equimosis y el edema de la zona donde se realizó la liposucción

¿Quiénes pueden aplicar un ultrasonido post operatorio?

Este procedimiento puede ser realizado por personal conocedor de la técnica como los médicos esteticistas, personal de enfermería o aquellos esteticistas acreditados en el área y con conocimientos en la materia.

¿Cómo aplicar la terapia de ultra sonido después de una liposucción?

El ultrasonido se aplica luego de la liposucción y se realiza para contrarrestar el grado de inflamación que alcanzan los tejidos. Este procedimiento puede realizarse al día siguiente de practicarse la cirugía.

Cabe destacar que la frecuencia con que debe llevarse a cabo esta técnica es  de 2 veces por semana, en algunos casos, la liposucción deja unos cúmulos pequeños de grasa que pueden ser eliminados a través de esta técnica, específicamente por la orina, estimulando así el sistema linfático.

Para practicar este procedimiento se debe:

  • Retirar la faja del paciente cuando este se encuentre en el gabinete
  • Acostarlo en una camilla de forma relajada
  • Se calibra la máquina, ya que cada cirugía tiene una forma específica de aplicar el ultrasonido (consulta el manual)
  • Aplicar el gel conductor de la electricidad, este no tiene olor ni ningún medicamento
  • Colocar el ultrasonido para examinar lentamente y con movimientos oscilatorios

La aplicación varía entre 5 a 20 minutos de acuerdo a la extensión de la zona. Durante 2 o 3 veces por semana con un máximo de 20 sesiones.

Con este procedimiento, el paciente no siente ningún tipo de dolor, por el contrario, tendrá una sensación de relajación y calor.

Cuidados domiciliarios después de la terapia ultrasónica

El cirujano plástico es quien debe darte las indicaciones, según tu caso. Generalmente, estos son los cuidados a seguir:

  • Aumentar el consumo de fibra, carnes magras, vegetales y frutas
  • Bajar o eliminar el consumo de sal para evitar la retención de líquidos
  • No consumir tabaco por un mínimo de 2 a 3 meses, debido a que la nicotina facilita la inflamación. También se debe hacer lo propio con el consumo de alcohol, que durante este periodo puede propiciar trastorno de coagulación
  • Evitar la exposición al sol, para prevenir la aparición de manchas en la piel
  • Utilizar la faja en todo momento con el fin de eludir el exceso de hinchazón
ultrasonido postoperatorio

 Contraindicaciones

El ultrasonido no puede aplicarse en:

  • Inflamaciones agudas
  • Procesos infecciosos febriles
  • Mujeres embarazadas o en período menstrual
  • Presencia de tumores
  • Personas con flebitis o tromboflebitis, debido a que la onda encargada de emitir el ultrasonido puede provocar que se desprenda el trombo, acción que originaría graves consecuencias en el paciente
  • Hipersensibles
  • Órganos nobles, como los globos oculares, cerebro y en áreas cercanas a los oídos, corazón, cabeza y  ovarios
  • Gente con trastornos artrosicos o con fracturas que se encuentren en proceso de consolidación
  • Sobre implantes metálicos o zonas cercanas a ellas, ya que pueden producirse quemaduras
  • No se debe utilizar a nivel testicular ni en zonas con alto contenido de líquido

Antes y después de una terapia de ultrasonido

Antes de iniciar la terapia con ultrasonido y luego de haberse realizado la liposucción, el paciente puede presentar dolor e inflamación de la zona donde se realizó el procedimiento, así como presencia de hematomas o moretones en las zonas donde se realizó el procedimiento quirúrgico.

Sin embargo, una vez hechas las sesiones, el paciente entrará en el proceso post-operatorio, donde estará relajado y menos inflamado, por lo que podrá volver a sus labores cotidianas, gracias al ultrasonido.

Los cuidados posteriores a la liposucción ayudan a que esta tenga resultados más exitosos, sobre todo si se hacen con ultrasonido, pues este tiene múltiples beneficios que ayudan a que pueda recuperarse a su vida natural y reducen los riesgos, tales como:

  • Efecto analgésico
  • Menor inflamación
  • Mejor circulación
  • Propicia el drenaje linfático
Fibrosis postquirúrgica En Abdomen

Conclusión

El ultrasonido provoca mejoras evidentes en el proceso post-operatorio de una liposucción, pues reduce de manera eficaz y sin invasiones el dolor y la inflamación.

No olvides que debe ser el cirujano quien recomiende utilizar este aparato. Asimismo, solo puede ser aplicado por personal capacitado, para evitar riesgos.

También te puede interesar:

¿Por Qué Alquilar Aparatología Estética por Un Día?

Aparatología Indicada para la Depilación Íntima

Electroporación: Los Diferentes Usos de la Mesoterapia Virtual

eBook

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *