Mamoplastía: Tratamientos Estéticos Complementarios a la Cirugía

Contenidos

Tras realizarse una mamoplastia, ya sea para corregir el volumen, acabar con la flacidez o incluso mejorar la asimetría del pecho, muchas pacientes tienen tienen dudas acerca de las cicatrices que pueden quedar después de la operación. 

Tal es así que es uno de los temas más importantes y que más influyen a la hora de tomar una decisión; hasta el punto de que mucha gente no se opera por miedo a las cicatrices.

En toda operación de cirugía es necesario realizar un corte en los tejidos del paciente para poder llevar a cabo la intervención quirúrgica. 

Esa incisión terminará por convertirse en una cicatriz, mayor o menor, dependiendo de la capacidad de la piel de regenerar el tejido afectado.

Es importante destacar que estas cicatrices no las hace el cirujano plástico sino que dependen de la biología del paciente y su capacidad de cicatrización, factores que determinarán el resultado final.

Aunque en la mayoría de los casos, la marca de la incisión es casi imperceptible, algunas mujeres temen que una mamoplastia deje huella en su piel.

Cuidados de la cicatriz tras una cirgía de pecho

¿Qué Es La Mamoplastía?

La mamoplastia un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la forma de la mama de la mujer en las siguientes situaciones: 

  • Mejorar la silueta de la mujer que piensa que sus mamas son demasiado pequeñas.
  • Corregir la reducción de las mamas que se produce tras algunos embarazos.
  • Disminuir una diferencia de tamaño entre ambas mamas.

Tipos de Mamoplastía Existentes: Diferencias y Similitudes

Mamoplastía de Aumento de Senos

La mamoplastia de aumento es uno de los procedimientos más realizados a nivel mundial de índole estético reconstructivo. 

Dentro de las indicaciones para la realización del procedimiento se encuentran alteraciones primarias o secundarias asociadas a la forma y volumen mamario. 

La mamoplastia de aumento se realiza introduciendo una prótesis detrás del músculo pectoral. El tipo de prótesis utilizado dependerá de cada paciente, en función de lo que más se adapte a sus deseos

Mamoplastía de Reducción de Mamas

La cirugía de reducción de mamas, también conocida como “mamoplastia de reducción”, es un procedimiento que se utiliza para eliminar el exceso de grasa, tejido y piel de las mamas, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes.

Las mujeres con mamas grandes pueden presentar algunos problemas debido a este exceso de peso, como dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios.

La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

Mamoplastía Reconstructiva o Reconstrucción de Pechos

A diferencia de otras cirugías estéticas, la mamoplastia reconstructiva suele ser consecuencia directa de una intervención oncológica en la que se ha visto necesario practicar una mastectomía. 

El cáncer de mama sigue siendo, por desgracia, el tipo de tumor más frecuente entre las mujeres. La reconstrucción de mamas es, en estos casos, una intervención necesaria para poder superar la conmoción y recuperar el equilibrio psicológico después de haber luchado contra esta enfermedad.

Mastopexia o Levantamiento de Senos

La mastopexia es una cirugía con un claro propósito estético: conseguir la elevación de pecho para recuperar un aspecto más joven, eliminando el exceso de piel y reubicando el tejido descolgado por motivos como: lactancia, cambios de peso o degeneración evolutiva aparejada a la edad.

Tanto la mamoplastia como la mastopexia ofrecen distintas posibilidades para mejorar los pechos de las mujeres. 

Si se pretende mejorar la estructura y forma, debemos inclinarnos por la mamoplastia. Si sólo necesitamos elevar el pecho y mejorar flacidez, considerando que la talla de pecho es adecuada, la mejor opción es la mastopexia

Implante Mamario o Cirugía de Aumento de Mamas

Razones y Beneficios Importantes de la Mamoplastía de Aumento

Las razones que puedan llevar a una mujer a someterse a una mamoplastia son muy personales; pero a nivel general podemos decir que es beneficiosa para:

  • Elevar el autoestima de mujeres que no están conformes con su apariencia física.
  • Corregir asimetrías en las mamás.
  • Mejorar el aspecto físico a nivel general.
  • Recuperar las mamas luego de un tratamiento contra el cáncer.
  • En el caso de la mamoplastia de reducción, apaciguar dolencias de espalda y otras consecuencias que producen las mamás grandes. 

También, se presentan como ventajas:

  • Las mujeres que se someten a una mamoplastia de aumento quedan muy satisfechas con el resultado.
  • Es una cirugía con pocas complicaciones. 
  • La cicatriz es ínfima.
  • Los pacientes pueden reincorporarse casi de manera inmediata a su trabajo y llevar una vida prácticamente normal a los 4 días.

Riesgos de la Intervención

La mamoplastia de aumento es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un Cirujano Plástico calificado. Sin embargo, como en cualquier operación, siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. 

En el aumento mamario, la complicación más frecuente es la contractura capsular, que ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, haciendo que la mama se vuelva más dura. 

Otra complicación, propia de cualquier cirugía es el hematoma que sólo en casos concretos precisa de una nueva intervención para eliminar la sangre acumulada. Un pequeño porcentaje de mujeres puede tener una infección alrededor de la prótesis, normalmente en las primeras semanas después de la cirugía. 

No existe evidencia de que las prótesis de mama afecten la fertilidad, el embarazo o la lactancia.

Es extraordinariamente infrecuente que las prótesis puedan romperse, haciendo que el contenido salga fuera de su cápsula. 

Cómo Prepararte para la Cirugía de Implante Mamario

mamoplastía: como es la operación
Atribución: Foto de Freepik en Freepik bajo licencia CCO 1.0

Se le darán instrucciones al paciente acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos, vitaminas y suplementos de hierro. 

En el aumento mamario no es preciso transfundir sangre durante la cirugía. Asegúrese, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarle un par de días.

Mamoplastía de Aumento: Cuidados y Precauciones Antes y Después

Durante la primera consulta, el Cirujano Plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y el estado general de salud. Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico. 

Se le explicarán al paciente las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán sus mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor.

Es importante solicitar al paciente que exponga sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. 

También, se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se aplicará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costos de la intervención.

No olvide preguntar a la paciente si fuma o toma alguna medicación o vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedarse embarazada.

Tratamientos Estéticos Necesarios e Idóneos para Después de un Implante Mamario

Apósitos de Silicona

Los parches reductores de cicatrices están formados por láminas de gel de silicona que evitan el roce de las mamas con la ropa, aumentan la elasticidad de la piel, aplanan el tejido de la cicatriz y reducen los cambios de coloración ocasionados por la exposición solar.

Se puede iniciar el tratamiento con los parches reductores de cicatrices una vez que la herida está cerrada y por un tiempo mínimo de unos cuatro meses en función del tamaño de la misma.

Sus efectos son ablandar y aclarar las cicatrices, principalmente recientes, ya que es cuando obtendremos mejores resultados en su apariencia.

Para hacer uso de estos apósitos terapéuticos, es importante tener presentes ciertas recomendaciones que favorecen sus efectos:

  • Lavar la herida antes de colocar el parche.
  • Secar el área antes de poner el apósito.
  • Cortar el parche del tamaño adecuado para la herida.
  • Despojar el apósito del plástico protector, colocar el lado adhesivo sobre la piel y presionar levemente por algunos segundos.
  • Retirar el papel protector superior del parche.
  • Los primeros días, se debe usar el parche durante dos horas por día; seguidamente, por cuatro horas hasta poder usarlo de manera permanente.

Cuando se tenga el apósito, es importante tener en cuenta que al asearse, el parche debe estar bien ceñido a la piel de manera que la herida no corra el riesgo de humedecerse demasiado.

Drenaje Linfático Manual

Es una técnica de mesoterapia que mediante suaves y repetitivas maniobras sobre la piel, logra acelerar e incluso redirigir la circulación linfática superficial. Su aplicación acelera la reabsorción del edema y por tanto disminuye la hinchazón del tejido. 

El drenaje linfático manual, como su propio nombre indica, se realiza con las manos del terapeuta, sin la utilización de aparatos o máquinas. 

Gracias al LDM mejoramos la cicatrización del tejido, eliminamos o disminuimos las molestias postoperatorias y aceleramos la recuperación.

Mamoplastía de Reducción

Candidatas Ideales a Someterse a una Reducción de Senos

La reducción de mamas se realiza generalmente para aliviar un problema físico, más que por motivos puramente estéticos. Muchas mujeres que se someten a esta intervención están preocupadas por el excesivo volumen de su pecho que interfiere con muchas actividades y causa molestias físicas. 

En la mayoría de los casos se espera hasta que el pecho se haya desarrollado completamente, aunque puede realizarse antes si los problemas físicos son muy importantes. 

Este procedimiento no está recomendado en mujeres posparto inmediato y pretendan dar el pecho tras el embarazo. Debe esperarse por lo menos 3 meses después de la lactancia para ver la involución natural de la mama.

Riesgos de la Operación

La mamoplastia de reducción es una técnica segura. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. 

La reducción mamaria suele dejar cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el sujetador o el bikini. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores. 

Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial y, en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón.

Cómo Prepararte para la Cirugía

Dependiendo de la edad del paciente o de la existencia de antecedentes de cáncer de mama en su familia, el cirujano puede recomendarle un mamograma preoperatorio y postoperatorio ayudando a detectar cualquier cambio futuro en el tejido mamario. 

Si el paciente fuma, se le pedirá que deje de fumar con anticipación a la fecha de la cirugía. Algunos medicamentos antiinflamatorios pueden aumentar el riesgo de sangrado, así que deberá evitar tomarlos por un período de tiempo antes de la operación. 

La cirugía puede realizarse tanto como paciente ambulatorio o intrahospitalariamente. En caso de permanecer en el hospital o unidad quirúrgica, lo más probable es que sea solo por una noche. 

Mamoplastía de Reducción: Cuidados y Precauciones Antes y Después

El cirujano plástico examinará el busto de la paciente, tomará medidas y quizá fotografías para su récord médico. El tamaño y forma del busto, la calidad de la piel y la colocación de las areolas y pezones serán cuidadosamente evaluadas.

Tras la cirugía de mamas, es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24 a 48 horas.

La mayoría de las molestias se controlan bien con los medicamentos, aunque las mamas pueden doler un par de semanas; la primera menstruación tras una reducción puede hacer que las mamas se hinchen y duelan. 

El vendaje (en casos especiales), se deja algunos días siendo sustituido por un sujetador especial, que deberá llevar por 3 semanas, a veces algunos días más. Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas. 

Tras la reducción puede ser normal tener una disminución de sensación en los pezones; esta situación es generalmente temporal, excepto en algunas reducciones que puede ser definitiva. 

Resultados que Puedes Esperar y Efectos Secundarios

Tras una mamoplastia de reducción pasarán unos meses hasta que sus mamas adquieran el aspecto definitivo; aún así, las mamas cambiarán ante los estímulos hormonales normales, el embarazo o los cambios de peso. 

La cirugía de reducción de las mamas es una técnica segura. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. 

Tratamientos Estéticos Necesarios e Idóneos para Después de una Mamoplastía de Reducción

Láser (LASH)

La técnica LASH (Láser Assisted Skin Healing) o cicatrización cutánea asistida por láser, estimula los mecanismos naturales de reparación de la piel durante la fase crítica de cierre de la herida

Estudios clínicos recientes evidencian que aplicar la luz láser durante el curso del proceso cicatricial, además de mejorar el aspecto final del tejido, previene las complicaciones propias de la cicatrización.

La técnica LASH es un procedimiento ambulatorio, rápido, indoloro, simple de efectuar, que se puede repetir varias veces. Es capaz de reducir y mejorar claramente el aspecto de una cicatriz y, en determinados casos, conseguir que sea apenas visible.

Gracias a esta tecnología se reduce la inflamación asociada al proceso de cicatrización, además de mejorar la síntesis del colágeno fibrilar. 

El tratamiento de una cicatriz reciente con láser permite mantener niveles adecuados de colágeno tipo II y disminuir el colágeno tipo I y III, que son los asociados a fenómenos de cicatrización patológica.

La eficacia de este tratamiento ha sido clínicamente demostrada, obteniendo una reducción media del volumen de la cicatriz del 36%.

Láser UrgoTouch tratamiento cicatrices

Mamoplastía Reconstructiva

mamoplastía reconstructiva
Atribución: foto de Freepik en Freepik bajo licencia CCO 1.0

Cuándo Deberías Someterte a una Reconstrucción de Pechos

Casi todas las mujeres mastectomizadas pueden, desde el punto de vista médico, considerarse candidatas para reconstruirse la mama. 

La candidata óptima es aquélla a la que se le puede eliminar completamente el tumor durante la mastectomía.

Cuando la mama se reconstruye a la vez que se realiza la mastectomía (técnica denominada reconstrucción inmediata), la paciente se despierta de la intervención con un contorno mamario adecuado siendo el beneficio psicológico de esta técnica totalmente claro.

Riesgos de la Operación

Como mencionamos anteriormente, toda mujer que ha sido mastectomizada puede someterse a una mamoplastia reconstructiva. No obstante, pueden existir ciertos riesgos que deben ser conocidos antes de someterse a esta intervención. 

Estos riesgos serían los propios de cualquier cirugía, como hematomas, cicatrices patológicas o problemas anestésicos que, aún siendo poco probables, siempre cabe una mínima posibilidad. 

Así mismo, las mujeres fumadoras deben saber, que el tabaco puede ocasionar problemas de cicatrización y tener un periodo de recuperación más prolongado.

Si en la reconstrucción se emplean implantes, existe una mínima posibilidad de que se infecte, normalmente en la primera o en la segunda semana tras la intervención.

En algunos de estos casos, puede ser preciso retirar temporalmente el implante, pudiendo colocarse de nuevo más adelante. 

La mamoplastia reconstructiva no tiene efecto en la recurrencia de la enfermedad de la mama, ni interfiere con el tratamiento de quimioterapia o radioterapia, aunque la enfermedad recidive.

Tampoco interfiere con los estudios posteriores que puedan ser necesarios en las revisiones.

Cómo Prepararte para la Cirugía

Aunque la mamoplastia reconstructiva puede hacer sentir mejor a la paciente sobre su apariencia y renovar su autoestima, es importante aclararle que el seno reconstruido no será exactamente igual ni un sustituto de su seno natural. 

Si se utiliza tejido de su vientre, hombro o glúteos, estas áreas también lucirán diferentes después de la cirugía.

Resultados que Puedes Esperar y Efectos Secundarios

El resultado obtenido tras una mamoplastia reconstructiva es definitivo y permite hacer una vida absolutamente normal.

En algunos casos, la mama reconstruida puede tener una aspecto más firme y parecer más redonda que la otra mama.

Puede que el contorno no sea exactamente igual que antes de la mastectomía, y pueden existir algunas diferencias de simetría con la mama no intervenida.

Sin embargo, estas diferencias sólo suelen ser aparentes para la propia mujer, no siendo percibidas por los demás.

Para la inmensa mayoría de las pacientes mastectomizadas, la reconstrucción de la mama supone una mejoría de imagen absoluta, proporcionando además un equilibrio psicológico que en muchas ocasiones se había perdido, volviendo a verse un cuerpo completo. 

Tratamientos Estéticos Necesarios e Idóneos para Después de una Reconstrucción de Senos

Crioterapia

En los últimos años, la crioterapia ha tenido un importante auge debido a su simplicidad y buenos resultados. Es un tratamiento que se utiliza tanto en monoterapia como en combinación con otros tratamientos. En ambos casos, los resultados positivos suelen superar el 50%.

La crioterapia utiliza un método físico, por el que se destruyen de forma controlada cierto tipo de lesiones por medio de la aplicación del frío a temperatura bajo cero.

Dependiendo de la gravedad de la lesión, se realizan más o menos sesiones de congelación/descongelación.

Generalmente, es necesario realizar de dos a diez sesiones, cada una de ellas separada de la siguiente sesión por entre 20 y 30 días. En cada sesión se realizarán de dos a tres ciclos (congelación-descongelación) de entre 10 y 30 minutos.

Mastopexia o Levantamiento de Senos

Razones y Beneficios Importantes de la Mastopexia

La mastopexia es una cirugía de pecho que ofrece grandes beneficios, entre los más destacados tenemos sus resultados inmediatos y rápida recuperación.

Además, ayuda a realzar los pechos caídos, obteniendo un resultado similar a la mama original creando un aspecto más atractivo.

Si se combina con una mamoplastia de aumento, no sólo se conseguirá colocar lo senos a la altura original, sino que también se puede escoger la talla de pecho que la paciente desee.

Candidatas Idóneas para una Mastopexia

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía de mamas son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. 

Muchas mujeres desean una mastopexia tras un embarazo, una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho o pérdida de peso que ha dejado una mama ptósica y con poco volumen. 

Aunque no existe riesgo de que la mastopexia alteren futuros embarazos, sí se debe tener en cuenta que las mamas pueden volver a descender algo tras un nuevo embarazo.

Riesgos de la Intervención de Levantamiento de Mamas

La mastopexia es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico calificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados.

La mastopexia deja cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el brassier. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores.

Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial y, en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón.

Mastopexia: Cuidados y Precauciones Antes y Después

La mastopexia se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Dependiendo del acto quirúrgico y las indicaciones médicas de la paciente, la cirugía será ambulatoria o requerirá hospitalización.

La cirugía estética de la mama se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación. Algunos casos determinados de mastopexia se pueden realizar bajo anestesia local más sedación.

Normalmente, si se siguen los consejos médicos correctamente, no existen grandes complicaciones tras una operación de senos caídos, pero si los problemas descritos se producen tras haber pasado un tiempo prudente desde la intervención, o acompañados de fiebre o dolor intenso, hay que acudir lo antes posible a la consulta para diagnosticar y tratar estas complicaciones.

Resultados y Efectos Secundarios

Es importante recordar que tras una mastopexia las cicatrices son importantes y permanentes, aunque el cirujano plástico hará lo posible por que se noten lo menos posible. Con el tiempo, serán menos notorias. 

Los efectos de la mastopexia, aunque duraderos, no son permanentes, dependiendo de factores como nuevos embarazos, variaciones de peso y edad. Si se ha colocado una prótesis el efecto será más duradero.

Tratamientos Estéticos Necesarios e Idóneos para Después de una Reconstrucción de Pechos

Los tratamientos necesarios e idóneos posterior a una mastopexia o mamoplastia se enfocan primordialmente en el tratamiento de la cicatriz y el tratamiento antiinflamatorio mediante distintos procedimientos que han sido descritos anteriormente.

Dr. Didac Barco - Tratamiento de queloide mediante crioterapia, infiltración y láser.

Conclusión

La mamoplastía es una cirugía cada vez más practicada a nivel mundial con una gran aceptación y resultados satisfactorios por parte de la población femenina.

Se requiere de una completa valoración preoperatoria clínica y paraclínica que permita objetivar las metas a alcanzar con el procedimiento específico.

Es muy importante entender que una cicatriz nunca puede borrarse del todo.

Los tratamientos con láser tampoco pueden borrarlas. Lo que hacen es barrer la capa más superficial de la cicatriz esperando que cuando salga piel nueva se note menos la marca.

Se debe realizar siempre el consentimiento informado, firmado por el facultativo y por el paciente o por su representante legal si se trata de un menor inmaduro. 

Se debe facilitar información correcta de la intervención propuesta y de sus posibles alternativas.

Además de ofrecer una información verbal, se dispondrá de un documento escrito informativo del procedimiento y de los problemas principales relacionados con la intervención.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese: 

Los 6 Tratamientos de Rejuvenecimiento Más Populares

Tratamientos Estéticos Para Cicatrices

Rinomodelación: el Secreto para una Nueva Nariz sin Cirugía

Descubre la Cirugía Maxilofacial y Tratamientos Complementarios

Hidroxiapatita de Calcio: Para Rejuvenecer Tu Rostro



Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *