Tratamientos Estéticos Permitidos para Embarazadas

Durante el embarazo se dan una serie de cambios necesarios en el cuerpo de la mujer, los mas importantes correspondientes al sistema hormonal. La evolución favorable del embarazo requiere de una adaptación del organismo materno; sin embargo dichas modificaciones pueden contribuir a que se presenten ciertas complicaciones.

Por esta razón, los profesionales cosmiatras y esteticistas debemos tener especial cuidado al momento de tratar con pacientes en gestación. A continuación, te explicamos cuáles son las terapias estéticas apropiadas y útiles durante el embarazo.

tratamientos estéticos permitidos para embarazadas

¿Está bien aplicar tratamientos de estética a pacientes embarazadas?

Bajo la influencia de las hormonas del embarazo, el tejido cutáneo sufre varias modificaciones. Estas manifestsciones en la piel pueden incluir: prurito, cloasma, estrías, rosacea y telagiectasias vasculares.

eBook

El prurito se presenta entre el 3-20% de embarazadas. Puede ser localizado o generalizado y se acentúa conforme avanza la gestación. El cloasma o máscara del embarazo, es la alteración pigmentaria más común durante la gravidez. Determinadas áreas de la piel pueden llegar a hiperpigmentarse debido a la mayor cantidad de melanocitos estimulados por la acción hormonal.

Uno de los tratamientos estéticos permitidos para embarazadas, son los tratamientos faciales que también pueden ser recomendados para oxigenar la piel y prevenir futuras manchas o líneas de expresión. En este caso, las pacientes deben evitar usar todo tipo de aceites esenciales, productos fotosensibles y ácidos despigmentantes.

Dentro de los tratamientos faciales se incluyen las máscaras naturales. Son ideales para mantener la piel firme y tersa gracias a la limpieza, exfoliación e hidratación que proporcionan.

Por otro lado, ciertos tratamientos tales como la depilación láser en el embarazo debería estar prohibido, ya que a falta de evidencia de estudios que demuestren los efectos sobre el feto de esta técnica, los médicos no lo aconsejan.

tratamientos estéticos permitidos para embarazas

Realizar una correcta rutina de tratamientos es esencial para mantener un estado óptimo de salud y una buena apariencia física de tu paciente, pero antes de someterla a cualquier tratamiento debe tener certificados médicos que confirmen que no corre riesgo el  bebé.

Las telagiectasias vasculares, se presentan como pigmentaciones rojas constituidas por una arteriola central dilatada, y suelen ubicarse por la cara, cuello, parte superior del tórax y brazos.

Todas las alteraciones en la piel necesitan tratamiento, pero durante el embarzo debe prestarse especial atención a los productos cosméticos que aplicas, es el caso de los peelings, por ejemplo, unicamente pueden realizarse mediante microdermoabración con puntas de diamantes suaves en tratamientos faciales o corporales, que no incluya la zona del abdomen.

La celulitis también afecta mucho a las embarazadas. Puede combatirse con la presoterapia corporal, una técnica que utiliza la presión del aire para mejorar el retorno venoso. Es un método totalmente seguro, si es realizado solamente en piernas, ya que este aparato que no emite ningún tipo de radiación ni ondas.

¿Cuáles son los tratamientos de estética permitidos para embarazadas?

Los tratamientos estéticos permitidos para embarazadas son aquellos relacionados a la manipulación manual y al uso de complementos naturales. Asimismo, las tareapias de belleza durante el embarazo cumplen una doble función: mantener la salud y la lozanía del cuerpo.

Veamos los tratamientos estéticos permitidos para embarazadas que puedes implementar en tu gabinete:

Curso de Masaje en Espalda para Embarazadas

Antiestrías

Entre los tratamientos estéticos permitidos para embarazadas, se pueden prevenir la formación de estrías hidratando la piel, con masajes o activando la circulación sanguínea. Se recomienda también elegir prendas poco ajustadas, preferiblemente de algodón, que no entorpezcan la circulación. Suelen aparecer con más frecuencia en el tercer trimestre de embarazo, ya que el volumen del abdomen aumenta considerablemente.

Varices

Son pequeñas venas que se inflaman localizadas principalmente en las piernas. Se producen porque la sangre no puede circular con facilidad debido al aumento de peso que soportan. Durante el embarazo, el aumento del tamaño uterino oprime los capilares y así puede dificultar el retorno venoso de la circulación especialmente en piernas. Estéticamente, las varices son un tanto desagradables. Además, suelen provocar pesadez, calambres y dolores musculares en pantorrillas, muslos y vulva.

Inflamación

Es una molestia común en especial durante el tercer trimestre del embarazo. Conocer la técnica de drenaje linfático manual correcta ayudará a tus clientas a pasar mejor las últimas etapas de su gravidez.

A medida que el vientre crece, todo el cuerpo de la mujer se transforma, e incluso aquellas mujeres que nunca han sufrido un edema, de pronto, comienza a tenerlo. La mayoría de los edemas en esta parte del cuerpo está directamente relacionada con la presión del útero, en constante crecimiento, sobre las venas de la pelvis y la vena cava (vena que devuelve la sangre desde las extremidades inferiores al corazón).

Es a partir del resultado de dicha presión que el fluido sanguíneo se aminora y la linfa se acumula en los tejidos. La retención de líquidos en las piernas, tobillos, pies y los dedos crea ciertas irregularidades en la movilidad de las embarazadas y, junto al aumento del peso corporal, dificulta el período gestacional. En este caso, puede reducirse el edema alternando la temperatura durante 5 minutos como mínimo. Este procedimiento se realiza con el objetivo de estimular los vasos sanguíneos y disminuir así la retención de líquidos.

Masaje con Pindas

Como complemento de los tratamientos estéticos permitidos para embarazadas, se incluye el masaje con pindas. Se trata de saquitos que contienen hierbas aromáticas y medicinales, ideal para ofrecer al cuerpo cuidados que le ayudan a disfrutar.

La función de este masaje es equilibrar el cuerpo y la mente, con maniobras relajantes y el poder terapéutico de la fitoterapia y las especies naturales, drena la linfa y potencia un estado de relajación.

Cuidados en el gabinete para las clientes embarazadas

Un tip de lo más importante, consiste en comenzar una sesión extremando la comodidad de la paciente, colocando almohadillas en las zonas donde sufra dolor muscular. Otros tratamientos estéticos permitidos para embarazadas dentro del gabinete consisten en combinar masajes relajantes con el uso de faja y movilizaciones del tejido blando.

Identificar los puntos de dolor de tu clienta embarazada

En términos generales, el dolor lumbopélvico es un síntoma que afecta a la cintura pélvica que se suele reflejar sobre la cresta iliaca posterior, el pliegue glúteo y alrededor de las articulaciones sacroiliacas. Dicho dolor suele irradiar hacia la parte posterior del muslo y puede asociarse o no a dolor en la sínfisis del pubis.

El tiempo de aparición del dolor durante la gestación suele ser entre las semanas 22 y 36, siendo de carácter intermitente y puede ser evocado por el mantenimiento prologado de posturas mantenidas o de actividades de la vida diaria como estar sentada, estar de pie o caminar.

En cuanto a la calidad del dolor, el 80% de las pacientes describen el dolor lumbopélvico durante el embarazo como punzante, refiriendo también otras sensaciones como sensación de opresión, punción aguda o dolor sordo.

Para entender completamente el dolor lumbopélvico gestacional, se debe tener muy en cuenta el paradigma biopsicosocial, que es un modelo conceptual que influye factores psicológicos sociales y biológicos en la interpretación y compresión del dolor.

Ciertamente, los actores psicosociales como el catastrofismo (exagerada orientación negativa hacia los estímulos nocivos), la influencia del miedo asociado al dolor, las conductas y creencias de evitación, el entorno social y la depresión parecen tener una acción fundamental sobre el dolor lumbopélvico.

Por ello, es necesario tener en cuenta estrategias de afrontamiento ante el dolor, desarrollando estrategias de afrontamiento activo para reducir el dolor, la depresión, el distrés emocional y el grado de discapacidad.

masajes para embarazada

Conclusión

Ademas de los tratamientos estéticos permitidos para embarazadas que consisten en manipulaciones inocuas enfocadas en alejar el dolor y traer confort, los gineco-obstetras aconsejan que las gestantes con piernas hinchadas adopten ciertos cambios en su estilo de vida:

  • Asistir a clases de  yoga o caminar
  • Beber abundante líquido
  • Evitar la comida chatarra
  • Comer bajo de sal
  • Usar ropa holgada
  • Realizar actividad física de forma regular
  • Para evitar la aparición de celulitis durante el embarazo, debe recomendarse cuidar la alimentación, evitando el exceso de sal o de azúcar, así como los alimentos muy grasos
  • Beber abundante agua, zumos naturales, licuados de frutas, sopas, infusiones frías. La buena hidratación contribuye a disminuir la hinchazón
  • Alternar las posturas para prevenir dolores

También te puede interesar:

Reflexología Facial: ¿Qué Puede Aportar a Tu Gabinete de Estética?

10 Tratamientos para la Cara que Debes Incluir en tu Gabinete

Clase de Microdermoabrasión: Todo lo que Debes Saber

¿Por Qué Alquilar Aparatología Estética por Un Día?

eBook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *