Blefaroplastia u Operación de Párpados: la Más Solicitada por Adultos

La blefaroplastia o cirugía de los párpados se ha posicionado a nivel mundial como una de las operaciones estéticas con más demanda y la primera en pacientes entre 55 y 60 años.

Esta operación ha escalado hasta la tercera posición de las cirugías con más demandas, sólo por detrás del aumento de mamas y las cirugías del abdomen: liposucciones y abdominoplastias, situándose en primer lugar en el segmento de pacientes de 55 a 60 años.

Según los especialistas, estas cirugías alrededor de los ojos tienen una recuperación rápida, se realizan con anestesia local o, en algunos casos, con más sedación, pero sin necesidad de ingreso hospitalario.

Es un procedimiento que pasa desapercibido. El entorno de los pacientes que se someten a cirugía suelen notarlos más rejuvenecidos, con mayor frescura en la mirada. Sin embargo, no hay que perder de vista que no se detendrá el proceso natural de envejecimiento.

Un artículo de la prestigiosa revista científica Ophthalmology Management puso en evidencia la relación que hay entre las “selfies” y un aumento de las blefaroplastias debido al fuerte impacto que tiene esta intervención en la imagen de la cara.

Por sexos, se estima que en torno al 75% de quienes se someten a una cirugía de los párpados son mujeres y el 25%, hombres, con lo que se trata de una de las intervenciones estéticas en las que hay mayor proporción de pacientes femeninos.

Todas las técnicas quirúrgicas posibles con respecto a la blefaroplastia deben priorizar el riguroso conocimiento de la región para un abordaje preciso y un óptimo tratamiento, considerando que el detallado estudio de esta entidad anatómica representará el principal objetivo.

Blefaroplastia: ¿Qué Es?

Es normal que con pasar de los años el ser humano vaya desarrollando una carga de tejido graso en su rostro haciéndolo lucir más cansado y mayor. Frente a esta acumulación de grasa que generan las bolsas en nuestros ojos, existe la blefaroplastia.

Se trata del conjunto de procedimientos quirúrgicos realizados para reparar y remodelar los párpados caídos mediante la eliminación de exceso de piel, músculo y grasa.

¿En Qué Consiste la Cirugía de Párpados?

La blefaroplastia o cirugía de párpados corrige los efectos fisiológicos del envejecimiento que en un momento u otro de la vida afecta a toda la población. 

Los ojos y los párpados tienen una gran influencia en la expresión facial, lo cual es uno de los motivos más frecuente de consulta. 

La blefaroplastia consigue modificar la expresión de cansancio y fatiga mediante la exéresis de la piel redundante en párpado superior y la extirpación de las bolsas grasas del párpado inferior

¿Quiénes Son Los Candidatos Ideales?

blefaroplastía en hombres
Atribución: Foto de Freepik en Freepik bajo licencia CCO 1.0

Los candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas personas que buscan una mejoría (y no una perfección absoluta), en su apariencia.

Si posees un estado general de salud bueno, tienes una estabilidad psicológica y eres realista en tus expectativas, serias un buen candidato. 

La blefaroplastia mejorará la apariencia del paciente y su confianza en sí mismo, pero no conseguirá que se parezca a otra persona o que lo traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una blefaroplastia debe analizar qué se quiere conseguir y discutirlo con el especialista.

Principales Razones para Someterse a una Blefaroplastia

La cirugía de párpados mejora la imagen personal y la percepción frente al espejo. Este tipo de procedimiento se realiza para cambiar alguna imperfección que afecta de forma frecuente a la apariencia del individuo. 

El resultado es una mirada rejuvenecida, firme, atenta y llena de vitalidad, que hacen que la persona recupere la autoestima y la confianza.

Diagnóstico

El diagnóstico es la fase más importante y difícil de la blefaroplastia, y se basa casi en su totalidad en la exploración física. Es útil que el paciente ante un espejo, señale y exprese directamente sus problemas estéticos.

La buena comunicación con el Cirujano Plástico es primordial. En la primera consulta se evaluará la visión y la producción de lágrimas, así como su estado general de salud. Es importante que el paciente informe al Cirujano si toma alguna medicación, si fuma o si tiene alergia a algún medicamento. 

Debe mencionar si usa anteojos o lentes de contacto y aportar, si es posible, su último examen oftalmológico. Se discutirá la posibilidad de operar los cuatro párpados, los inferiores o los superiores y, si es preciso, asociar algún otro procedimiento.

Se le deberán explicar las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía, los riesgos y el costo de la intervención. 

cirujano plástico realizando diagnóstico en paciente
Atribución: foto de nensuria en Freepik bajo licencia CCO 1.0

Beneficios de la Blefaroplastia

La blefaroplastia cuenta con importantes beneficios estéticos.  El más importante de ellos es la mejora general del aspecto de la mirada. 

Este tipo de intervención se realiza para reducir el exceso de grasa de los pliegues de los párpados superiores y también, para corregir la hinchazón de los mismos que hace que los ojos parezcan agotados.

Con la blefaroplastia también puedes corregir los párpados inferiores eliminando la piel sobrante y rectificando líneas o arrugas de expresión finas. Incluso, se pueden eliminar las tan indeseadas bolsas de debajo de los ojos, además de corregir la caída del párpado que se puede producir dejando visible la zona blanca bajo el iris.

Patologías que Trata

Antes de realizar una blefaroplastia hay que descartar la existencia de una patología de base que haya provocado una alteración en la morfología palpebral.

  • Edema palpebral (Disfunción tiroidea, Enfermedad renal, Enfermedad cardiovascular, Blefarocalasia).
  • Ptosis palpebral (Miastenia gravis).
  • Ptosis glándula lagrimal (Enfermedad de Sjögren).
  • Exoftalmos (Tumores orbitarios, Hipertiroidismo, Miopía magna).
  • Redundancia dérmica sin edema (Dermatocalasia).

Tipos de Blefaroplastia

Blefaroplastia Superior

La blefaroplastia de párpado superior es la técnica quirúrgica que conlleva la resección variable, en función del paciente y del cirujano, del tejido cutáneo redundante, parte del músculo orbicular, septum orbitario y grasa preaponeurótica. 

Entre las indicaciones comunes para realizar una blefaroplastia de párpado superior, destaca la dermatoacalasia o blefarocalasia. Se define como un exceso de piel originado como consecuencia de la distensión de fibras elásticas y colágenas.

Blefaroplastia Inferior

La blefaroplastia a este nivel supone no sólo la eliminación del exceso de piel, grasa o músculo, sino que en algunos casos se asocia a otras técnicas quirúrgicas para reparar alteraciones palpebrales como, el ectropión, la hiperlaxitud palpebral o la exposición de la esclera. 

Previamente a cualquier tipo de cirugía debemos valorar la existencia de alguna anomalía palpebral, que como hemos dicho, se pueda corregir en el mismo acto. Al igual que para la blefaroplastia de párpado superior, debemos valorar patología ocular asociada.

Blefaroplastia Transconjuntival

Esta técnica tiene principal aplicación en aquellos pacientes sin exceso cutáneo o muscular, para la resección de acúmulos grasos inferiores, evitando tanto cicatrices como posibles retracciones palpebrales. 

Debido al acceso transconjuntival es este procedimiento la anestesia local va dirigida a bloquear la conjuntiva del fondo de saco del párpado inferior. 

Blefaroplastia Subciliar

La diferencia entre la blefaroplastia subciliar y la transconjuntival radica, principalmente, en el tipo de incisión que se realiza. Así, la segunda realiza una pequeña incisión en la parte interna del párpado, mientras que la primera, la subciliar, la realiza bajo las pestañas del párpado inferior.

En este sentido, la blefaroplastia inferior subciliar permite una exposición más amplia de las estructuras del párpado, pero con la desventaja de que genera una cicatriz y los riesgos de retracción del párpado son mucho mayores que con la cirugía transconjuntival.

¿Cómo es el Procedimiento y la Intervención?

La blefaroplastia se realiza en quirófano, dentro de una Clínica u Hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la Clínica más que unas horas tras la cirugía. El procedimiento se realiza en forma ambulatoria o puede permanecer hospitalizado la noche de la cirugía.

Suele realizarse bajo anestesia local más sedación, o menos frecuentemente, bajo anestesia general, dependiendo de las preferencias dels Cirujano.

Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se sentirá relajado y los párpados están insensibles al dolor; con anestesia general el paciente estará dormido durante la operación.

La intervención suele durar entre 1 y 3 horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones. Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores.

La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo. 

A través de estas incisiones se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Finalmente, las incisiones se cerrarán con suturas muy finas.

En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo existe exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible.

Blefaroplastia Láser: ¿Existe esta Opción para una Blefaroplastia sin Bisturí?

No debemos olvidar los últimos avances como el Láser CO2 o la combinación de CO2 y Láser de Erbium (YAG-Laser), para eliminar las arrugas finas o realizar las incisiones sin apenar sangrado, entre otras ventajas. 

La renovación ablativa todavía se considera el tratamiento de rejuvenecimiento cutáneo más efectivo a través de la lesión de la epidermis. 

Esta técnica proporciona los resultados más espectaculares en el tratamiento de las arrugas finas y cicatrices, pero requiere un postoperatorio prolongado con complicaciones potenciales. 

Los láseres no ablativos inducen la producción de colágeno por parte de la piel y suponen una segunda opción terapéutica para el tratamiento de las arrugas leves sin el traumatismo de la epidermis. Sin embargo, esta tecnología se encuentra todavía en etapas iniciales.

¿Riesgos de la Operación de Párpados?

Cuando este procedimiento es realizado por un Cirujano Plástico cualificado, las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. 

Sin embargo, existen algunas condiciones médicas u antecedentes que pueden manifestar ciertos riesgos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. 

El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.

Cómo Prepararte para una Blefaroplastia: Antes y Después

El Cirujano Plástico le proporcionará al paciente instrucciones específicas acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre la toma de alimentos y líquidos, toma o supresión de medicamentos y vitaminas, y para el lavado correcto de la cara. 

Es importante dejar de fumar al menos una o dos semanas antes de la cirugía. Un cumplimiento cuidadoso hará que la cirugía sea realizada en mejores condiciones. Solicitará, además, que algún familiar o acompañante pueda asistir al paciente, llevarlo a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarle los días posteriores.

Blefaroplastia: Recuperación

mujer adulta que se realizó una blefaroplastía
Atribución: foto de master1305 en Freepik bajo licencia CCO 1.0

Tras la cirugía, se le aplicará una pomada en los ojos para lubricarlos y, en algunos casos, un vendaje suave.

Puede tener algunas molestias sobre los párpados; si las hubiese, pueden aliviarse fácilmente con medicación prescrita por el Cirujano (si presentase dolor severo o persistente debe comunicárselo al Cirujano de inmediato).

El paciente deberá mantener la cabeza elevada durante unos días posterior a la cirugía y aplicarse compresas frías, para disminuir la inflamación.

Durante las primeras semanas puede notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios temporales en la agudeza visual, como visión borrosa o doble. 

Durante las dos primeras semanas el Cirujano Plástico seguirá con detalle su evolución. Los puntos se retiran entre los 2 días y los 7 días. El edema y los hematomas disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo.

La mayoría de los pacientes que se someten a una blefaroplastia comienzan a leer o a ver la televisión en 2 ó 3 días. Sin embargo, no podrá ponerse lentes de contacto, si los lleva, hasta las 2 semanas, y aún así podrá sentirse incómodo durante un tiempo. 

Se suele volver al trabajo o una semana o 10 días; por entonces, podrá aplicarse maquillaje para disimular los hematomas. Puede ser preciso llevar anteojos de sol durante unas semanas y aplicarse filtro solar en los párpados.

Debe mantener un reposo relativo durante 3 a 5 días y evitar actividades fuertes por 3 semanas.

Bleflaroplastia superior. Blefaroplastia inferior. Cuidados Posteriores. Bilbao

Resultados que Puedes Esperar de la Operación de Párpados

Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en un línea casi invisible.

Los resultados de la blefaroplastia, un aspecto más joven y despierto, se mantienen años; en la mayoría de los casos, los resultados son permanentes.

Blefaroplastia: Precio Aproximado de la Operación de Ojos

En comparación con formas más complejas de cirugía estética, la blefaroplastia puede tener un costo relativamente bajo.

En promedio, la cirugía de párpados cuesta alrededor de USD $4,000; sin embargo, algunos médicos pueden cobrar un precio tan bajo como USD $2,000, y otros pueden cobrar tanto como USD $7,000.

En definitiva, el costo de la cirugía dependerá del médico, el país y/o ciudad donde se encuentre, la clínica donde realice la intervención, su reputación, entre otros tantos factores.

Blefaroplastia sin Cirugía: ¿Es Posible Mejorar el Aspecto de los Párpados sin Operación?

La blefaroplastia sin cirugía es una técnica no quirúrgica para corregir la caída de la piel del párpado superior, eliminando o suavizando las bolsas y ojeras oculares, con la finalidad de rejuvenecer la mirada y brindar al paciente una apariencia más fresca, tersa y joven.

Para realizarla, se utilizan diversas técnicas entre las que destacan el láser, la inyección de colágeno o ácido hialurónico.

Tratamientos Estéticos con los que se Podría Evitar la Operación de Párpados

Ácido hialurónico 

Está indicado en el tratamiento de los surcos de las ojeras. Es una sustancia natural de relleno que hidrata la piel internamente. 

En los pacientes que tienen surcos prominentes sin bolsas, la cirugía no es útil y es mejor recurrir a este tratamiento. 

Los pacientes que tienen surcos y bolsas grasas pueden beneficiarse de la blefaroplastia con redistribución de la grasa sobre los surcos, pero si no desean operarse, el ácido hialurónico es una buena opción. Su efecto no es permanente por lo que suele durar 1 año.  

Toxina botulínica – Bótox

Se trata de un remedio temporal pero muy útil para aplanar la arrugas glabelares, líneas transversales frontales y arrugas perioculares. 

También, puede asociarse aplicándolo unos días antes al tratamiento láser mejorando los resultados. Su efecto no es permanente y dura entre 4 y 6 meses.  

Peeling químico

Es un tratamiento que sirve para rejuvenecer la piel a nivel de los párpados. Sólo se aplica en los párpados inferiores, donde muchos pacientes presentan arrugas y envejecimiento.

El peeling con ácido tricloroacético promueve la renovación de las capas superficiales y medias de la piel, eliminando irregularidades en color y tensando la piel. 

Estos tratamientos pueden aplicarse de forma aislada o en combinación, dependiendo de cada caso.

El tratamiento bajo todas estas técnicas tienen una duración de entre 20 a 30 minutos y no requieren hospitalización. Además, en algunos casos habrá que repetir la sesión alrededor de 2 a 3 veces para visualizar los resultados esperados.

Conclusión

La blefaroplastia es una cirugía estética altamente efectiva y con resultados impresionantes en el tratamiento de los párpados caídos y las bolsas en los ojos, rejuveneciendo la mirada y disminuyendo las arrugas en la región periorbitaria.

Si bien los resultados de la cirugía estética ocular varían de un paciente a otro, la mayoría está satisfecha con el cambio general en su aspecto.

Por ende, vos podrás elegir si es de tu elección existen otros tratamientos estéticos menos invasivos con los que se podría evitar la intervención quirúrgica,  aunque con resultados menos impresionantes y más pasajeros.

No obstante, se puede recurrir a ellos como complemento a la blefaroplastia y obtener aún mejores resultados.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese: 

Todo Sobre las Pestañas: Tratamientos, Productos, Cuidados y Más

Rinomodelación: el Secreto para una Nueva Nariz sin Cirugía

Lunares: Tipos, Tratamientos, Riesgos y Más

Cejas Perfectas: Trucos y Mandamientos que Deberías Conocer

Hidroxiapatita de Calcio: Para Rejuvenecer Tu Rostro



Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *